Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / Columnistas / Compostar, un nuevo hábito. Por Mechi González Prieto

Compostar, un nuevo hábito. Por Mechi González Prieto

Por: Mechi González Prieto -Paisajista

De Raíz.-

https://www.facebook.com/info.deraiz

Los nuevos hábitos generalmente significan avance, crecimiento, maduración; y si bien lleva un tiempo largo la adopción de éstos, cuando ya son parte de la vida cotidiana de una persona, familia o país, las ventajas y resultados no tardan en hacerse realidad. Veremos aquí los beneficios y la manera de reciclar basura, “compostar”.

Quién iba a decir años atrás que hoy nadie iba a tirar un papel por la ventana del auto -cuando no hace mucho era realmente normal- o que fumar en un lugar cerrado sería casi imposible, y ni hablar del uso del cinturón de seguridad. Muchos de estos cambios de hábitos están acompañados de normas y penas por incumplimiento, de todas formas, la primer enseñanza empieza en casa, siempre!

La esperanza está puesta en la nueva generación, mientras tanto, los adultos debemos hacer un esfuerzo para adaptarnos a estos nuevos hábitos.

Unos de los cambios culturales más fuertes de estos tiempos es la separación de basura. Aprenderlo no es una tarea muy difícil, y una vez que lo incorporamos, esta tarea se trasforma en un hábito imposible de olvidar, como andar en bici.

En muchos países avanzados en esta temática, como Austria, Alemania, Noruega y los Países Bajos ya se recicla entre un 40% y 60% de su basura. En América, las ciudades de Bogotá y Cochabamba lideran el cambio.

Para ir empezando

La basura puede llegar a tener más de 15 clasificaciones. Es un poco ambicioso pretender lograr eso en el corto plazo, pero para un nivel inicial sería sencillo memorizar 3 tipos:

Reciclables secos: Plástico-vidrio-cartón-lata-telgopor.

Reciclables húmedos: Orgánicos, cáscaras de frutas y verduras, te, café, yerba, césped cortado, ramas, carnes.

Resto de desechos: Todos los reciclables sucios, lámparas, tubos fluorescentes, termómetros, espejos, pañales, restos de comida cocida y condimentada.

En nuestro país hay una campaña que nos indica tirar los reciclables secos en bolsas verdes, y los desechos en bolsas negras. A los desechos orgánicos podemos tirarlos en las bolsas negras o compostarlos de forma casera.

Proceso

¿Cómo se descomponen los residuos orgánicos?

El compost, es el producto final de la descomposición biológica de sustratos orgánicos bajo condiciones de alta temperatura.

Se lleva a cabo por microorganismos, las bacterias empiezan a digerir los elementos más simples de la pila combinando carbono y oxígeno para formar dióxido de carbono. Esta digestión produce energía en forma de calor, las bacterias empiezan a multiplicarse y la temperatura sube. A medida que se acaba el alimento, las bacterias reducen su actividad y la temperatura de la pila baja, es ahí cuando la materia cambia de color y se reduce en tamaño, en ese momento comienza la etapa de enfriamiento. 

Aparecen nuevos microorganismos como hongos y otras bacterias, escarabajos, gusanos, bicho bolita y lombrices, todos ayudan a reducir los tejidos más duros para que puedan ser procesados por las bacterias. Cuando todos los residuos quedan procesados, los insectos se van y comienza la etapa de maduración; en esta etapa aparecen nuevas bacterias que generan el ácido húmico o humus que es un material estable, neutro y libre de patógenos o toxinas.

Cuando el compost se realiza en casa, al incorporar de a poco el material, es más difícil que suba la temperatura. Lo que hacemos es agregar lombrices californianas porque aceleran el proceso de descomposición.

Otro dato es que no tenemos que preocuparnos si vemos insectos en el compost, ya que son necesarios para triturar los restos vegetales. Insectos que son maléficos para las plantas pueden ser benéficos para el compost.

¿Por qué se utilizan las lombrices californianas?

Este tipo de lombrices viven en los bosques entre las hojas secas de los árboles. El sistema digestivo de estas lombrices logra un sustrato mucho más rico en nutrientes, hormonas y encimas que un compost común. Más allá de los beneficios que le otorgan a las plantas, para el compost se necesita menos tiempo y menos cuidado, no hay que airear y tampoco debemos preocuparnos por la humedad, ya que las lombrices regulan las necesidades del compost.

Cuando la pila está en condiciones de alta temperatura, lo ideal es no incorporar lombrices, porque pueden morir. Cuando hacemos compost con lo que consumimos, incorporamos material de a poco y es más difícil que se caliente, en esta instancia tener lombrices es ideal.

¿Cómo compostamos?

Las técnicas son variadas según espacio y recipientes. Mi consejo es que lo hagas lo más sencillo posible y comiences de a poco para saber cómo se comporta cada material y así ir animándote a más.

La compostera debe ser colocada en un lugar sombrío, tener orificios que permitan la aireación. Esta técnica puede realizarse directamente en un pozo con tierra, en composteras caseras (cajones de madera, macetas rotas, latas perforadas) o comerciales. Algunas tienen canilla o les podemos poner una bandeja debajo para aprovechar el líquido como fertilizante que se utiliza diluido en agua para rociar o regar.

Ponemos en la compostera todos los desechos orgánicos húmedos, -recomiendo que no estén condimentados ni cocidos- y evitar las carnes, porque es más lento el proceso de descomposición, además estos últimos generan olores indeseados. Intercalamos los orgánicos húmedos y lombrices con capas de material vegetal (césped, ramas, paja, hojas secas) y mantenemos tapado, siempre controlando la humedad. No debemos permitir que se seque, si no hay humedad podemos rociarlo con agua.

Si estamos en el campo o tenemos un jardín grande se le puede agregar capas de estiércol de gallina, vaca o caballo, ese material es súper rico en nutrientes y aporta calor a la pila, esto hará que se descomponga más rápido.

Resultado

Cuando completamos el recipiente lo dejamos en reposo un par de meses, mientras las lombrices hacen su trabajo y vamos completando otro recipiente, si están comunicados mejor, porque cuando la lombriz termina de descomponer los residuos migra en busca de comida a orgánicos más frescos. Cuando queramos cosechar el compost separamos las lombrices, aunque no lograremos hacerlo en su totalidad, siempre alguna lombriz queda. Se puede utilizar o bien podemos guardarlo en una bolsa cerrada para que no pierda humedad y no entren hormigas, hasta que necesitemos usarlo.

Naturaleza

Es importante tener presente que esta técnica sale de la observación del comportamiento de la naturaleza. Se produce cuando las hojas se acumulan en el suelo de los bosques por capas, y comienzan a descomponerse gracias a la gran cantidad de microorganismos que viven ahí. Después de un tiempo, los nutrientes de las hojas descompuestas llegan a las raíces de las plantas.Esto completa el proceso de reciclaje. Esto mismo intentamos imitar cuando hacemos compost en casa.

Ventajas

  • Reducción del volumen residuos.
  • Mejora la materia orgánica del suelo.
  • Ayuda al desarrollo de raíces y ramas más fuertes.
  • Mejora la estructura del suelo, mejorando la retención de humedad en suelos arenosos y el drenaje en suelos arcillosos.
  • Aporta de manera natural los elementos que requieren las plantas.
  • Aumenta la retención de nutrientes.
  • Retarda el proceso en el cambio de reacción PH.
  • Optimiza los recursos existentes del suelo.
  • Atrae lombrices de tierra.
  • Reduce la emisión de gases de invernadero.