Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / Entrevistas / “Debemos pensar en integrar sistemas” Luis Lanfranconi

“Debemos pensar en integrar sistemas” Luis Lanfranconi

En el marco de Top ciencia , entrevistamos al Ing. MSc. Luis Eduardo Lanfranconi del INTA Rio Primero, uno de los más reconocidos especialistas en malezas, quien además de contarnos la situación actual de esta problemática, nos brinda consejos prácticos. Cambiar la mente en cuanto a manejo ayuda a combatirlas con éxito.

Por Juan Carlos Grasa

Ing. MSc. Luis Lanfranconi
Ing. MSc. Luis Lanfranconi

Sabemos que el tema malezas resistentes realmente es una preocupación importante a nivel global.  Pero nos gustaría saber cuál  es el escenario actual respecto al tema, y qué desafíos deberá enfrentar el productor para combatirlas.

Creo que la problemática se va a centrar en gramíneas,  y el driver será yuyo colorado, con un agravante; muchos productores creían que su campo estaba limpio y después de las inundaciones se van a dar cuenta que no, y adonde llegó el pelo de agua aparecieron malezas nuevas que antes no estaban ni siquiera registradas en los lotes. Esto quiere decir que debemos prestar atención para no ser sorprendidos por las malezas, debemos monitorear y eliminarlas en cuanto aparezcan. La mayoría de lo que anda dando vuelta es Amaranthus resistentes.

Creo que será  un problema serio el de  Amaranthus, porque la combinación pampa húmeda con hectáreas inundadas y el agua que corrió por todos lados trasladando las semillas, agrava la situación.

En cuanto a pre y pos emergentes, ¿qué consejos le daría al productor que hoy está planificando su tarea, y qué papel juega la rentabilidad en estos casos? 

Esperemos que la rentabilidad le permita al productor repensar la rueda, posicionar mejor los pre emergentes. La solución a las problemáticas de las malezas comienzan con una buena elección de pre emergentes.  Históricamente el control de las malezas nunca recayó en los pos emergentes, éstos se usaban para repasar lotes. Por eso tiene que tomar fuerza la idea de monitorear  con un buen diagnostico para saber qué hay en el lote, seleccionar los mejores pre emergentes, sin tener miedo en cambiar los manejos del sistema en pos de solucionar los problemas  de malezas.

Suponemos que existen manejos alternativos que ayudan a combatir malezas resistentes.

Estamos viendo que en un lote muy complicado, muchas veces sucede que cambiando la fecha de siembra, se juega a favor del control de malezas; y si uno sigue insistiendo con la misma fecha de siembra, cuando llega el final del ciclo, uno se da cuenta que está mucho más complicado que al principio por seguir insistiendo en lograr altos rindes en función a fechas de siembra, genotipo y ambiente. Cuando uno tiene malezas, ésta es un componente más dentro del sistema, y para la problemática de resistencia,  debemos lograr que las malezas no progresen.

Con este panorama que bien relatas ¿qué otras recomendaciones de manejo podes compartir con nuestros lectores?

Pensar seriamente en integrar sistemas. En nuestras zonas estamos propiciando cultivo de cobertura, en los lugares que se puede recomendamos  doble cultivo. Si tenemos serios problemas con el yuyo colorado, el trigo no es la mejor alternativa, porque en el momento de la trilla –que no lo define el productor sino la naturaleza- si el yuyo colorado esta nacido es realmente un problema. Por eso es importante saber qué hay en el lote para poder  generar según el caso, todo el manejo de sistema, por ejemplo, fecha de siembra; surcos estrechos en soja para  que compitan rápidamente;  soja con tasa de crecimiento  inicial alto; maíces de segunda; buscar maíces que tengan mucha hoja para que sombree rápido; buscar la mejor combinación posible de herbicidas; sumar overlapping, que es el solapado, es decir, poner un herbicida y antes que termine de degradarse colocar  otro herbicida, y eso ayuda a mantener el control en el tiempo impactando además sobre el banco de semillas. Es decir, hay varias herramientas, debemos consultar a los técnicos y a quienes hacen investigación. El productor necesita esa clase de apoyo porque una mala decisión al inicio del cultivo, va a repercutir en el final de la siembra.

Para decirlo en criollo, se salió del piloto automático, volviendo a necesitar los conocimientos del consultor. ¿La estrategia que debemos aplicar es por zona?

No, la estrategia es por lote. La tecnología de escala permitió que un ingeniero hiciera 5000 has. sin bajarse de la camioneta, pero eso hoy no es posible. Primero debemos saber qué hay en el lote, caminarlo, monitorearlo. Si las malezas están por encima del tamaño óptimo ningún herbicida funcionará.

El concepto central es: si no quiero gastar plata en malezas, no debo tenerlas. Para eso necesito trabajar con pre emergentes. Si veo problemas con malezas, y esos problemas son graves, es tarde, porque lo vi dentro del cultivo y en ese caso casi no tengo herramientas para combatirlas.

Esta problemática no es algo nuevo, lleva unos cuantos años de avance.

lanfran-1

El problema de malezas resistentes comenzó hace 4 años aproximadamente, pero hoy es más grave aún, no ha mejorado la situación. Si tengo un lote sucio y trillo limpio, la mugre queda en el lote agudizando el problema para el año próximo, y en estos últimos años no ha habido ni una hectárea dejada de trillar.

Cuando parece imposible el control de malezas aparece como un fantasma la idea de poder meter un arado y romper los lotes para combatir la problemática, ¿crees que puede ser parte de una solución?

Yo le diría al productor  que cuando “el agua llegó a la nariz”  puede ser una opción. Podría ser muy interesante por la demanda ambiental, romper un lote después de la cosecha gruesa y hacer trigo si la zona lo permite. El arado reja se inventó para solucionar el problema de malezas, los observadores de esa época se daban cuenta que cuando las malezas se daban vuelta, lo que venía de abajo estaba más limpio y por unos años se solucionaba visualmente el tema malezas.

Y en ese caso ¿cómo sería la manera de intervenir?

Si hay que intervenir porque uno tiene un banco de semillas superficial de malezas que se adaptaron a un nacimiento superficial,  debo  romperlo enterrando y no removiendo, porque removiendo se  impacta en algunos individuos pero no se soluciona el tema de malezas. Si yo invierto la tierra y pongo todas esas semillas que están en la superficie a 15 cm de profundidad, voy a ver malezas que hacía mucho no veía en el lote que controlaré con glifosato, y las que eran problema, quizá quedaron abajo. Luego debemos replantear el cultivo de invierno. Así se impacta sobre la próxima campaña de primavera con cultivos como trigo o bien cultivos de cobertura.

Es interesante el planteo de saber que no es fácil la decisión.

La herramienta vino para solucionar un inconveniente  y para mejorar el funcionamiento del sistema, debemos tener la mente abierta para saber con franqueza qué problema se tiene, qué herramienta tenemos o bien podemos inventar, para combatir y solucionar; y quizá descubramos que no alcanza con las herramientas que teníamos vista. Hay que replantear la cabeza y encontrar soluciones en base a la situación puntual.

La lucha química en perennes  –pensando en el ambiente-  es aplicaciones secuenciales hasta que se agotan las reservas, con un agravante, la problemática de malezas perennes se da en primavera -verano, y es cuando el productor esta mas ocupado. Se la quiere controlar en otoño, la maleza se recupera, cumple el ciclo y vuelve a producir semillas.

El diagnostico y planificación lote por lote son la base para combatirlas. Además de esto, ¿cuál crees será la otra pata de la solución?

Los químicos no son la piedra filosofal, hay que usarlos sabiamente lote por lote, planificando. El productor debe tener su hoja de ruta, que involucra el diagnostico y la planificación.

Por ejemplo, si se tiene problema de malezas en 3 lotes de 10, debemos saber qué maleza es, qué valoración le doy –baja/media/alta – con qué contamos para impactar en el manejo de malezas, qué conviene hacer puntualmente en esos lotes, qué cultivos tengo para impactar, qué fecha de siembra es más conveniente, qué distancia entre hileras, es decir, hay muchas preguntas que son para ese lote.

¿Ese detalle tan puntual del lote puede impactar para bien en el  presupuesto del productor?

Sí, porque con el detalle del lote,  tal vez parte de la solución solo insume u$ 120 y el resto  del lote cuesta u$ 20. No se puede pensar en un presupuesto en base al promedio, hay que tomar lote por lote, y cuanto más problema tenga ese lote más debemos pensar cómo lo veníamos manejando, porque la problemática de malezas de hoy es una carta de presentación del manejo que recibió el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*