Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / Columnistas / Desarrollo social, progreso tecnológico e inserción global. Por Iván Ordóñez

Desarrollo social, progreso tecnológico e inserción global. Por Iván Ordóñez

La crisis del 2001 no solo fue una catástrofe humanitaria que dejó al 50% del país por debajo de la línea de la pobreza. Además, derribó al sistema bipartidista argentino, cuestionó a la institución presidencial y al mismísimo ejercicio del poder. Una consecuencia oculta de la reconstrucción fue la suspensión total de la discusión sobre la modernización de las instituciones y el aparato productivo argentino. El país se emborrachó de consumo (nunca pesó tanto en el PBI como en la década pasada) y el anterior Gobierno se enfrascó en una discusión perimida donde todo se definía por oposición; en economía el falso dilema de #Campo vs. Industria.

Mientras todos los países avanzaban en la búsqueda de la competitividad para conquistar mercados, el Gobierno argentino prohibía la exportación de carne, leche, trigo y maíz. El mundo emergente avanzaba hacia el comercio internacional y nuestro Secretario de Comercio gritaba “la última vaca se la va a comer un argentino”, mientras que la Presidente afirmaba que “no vamos a importar ni un clavo”. Al mismo tiempo el país se caía por el barranco de las pruebas PISA y la mitad de los adolescentes no terminaría el secundario.

El desafío de un país con 30% de pobres es generar puestos de trabajo y conocimiento intensivo: los únicos sostenibles desde lo social, medioambiental y económico.

Iván Ordóñez

Lentamente los problemas que el país enfrentaba en el 2001 y se escondieron bajo el manto de la inflación y los falsos debates comienzan a dominar el debate público. Solo para enumerar los estrictamente económicos: el costo de la burocracia y de regulaciones vetustas, las deficiencias de infraestructura de todo tipo, el blanqueo de la economía, los niveles de reinversión y el acceso al crédito, las posiciones dominantes en mercados, el abuso de poder de distintos actores económicos que en algunos casos derivan en comportamientos mafiosos, la corrupción. La lista es demasiado larga.

Cuatro eventos del mundo empresario confluyeron en la misma semana y es interesante rescatar el optimismo reinante en ellos y que se centraron en esa agenda: CREATech en el Estadio Orfeo de Córdoba con más de 4.000 asistentes, el tradicional Congreso Anual de IDEA en Mar del Plata, el Foro Nacional de Agronegocios de LIDE y el lanzamiento del segundo Congreso anual de INNUBATEC, una iniciativa entre Estado, privados y la UBA que busca posicionar a la innovación como eje del desarrollo del país. En IDEA los titulares de los diarios rondaron sobre la relación entre Estado y privados (impuestos y leyes laborales), en LIDE se hizo hincapié en el potencial exportador del #Campo argentino y en CREATech e INNUBATEC el foco estuvo puesto en cómo producir más y mejor, cómo se difunde más rápido la tecnología y cuál será el impacto en los negocios, pero más importante aún en las personas.

La propuesta de CREATech tuvo condimentos interesantes porque incluyó oradores (y asistentes) que no se asocian automáticamente al #Campo: la innovación surge del caldo de cultivo que es la diversidad; el conocimiento viaja con las personas que son sus portadoras y si estas se mezclan fluye con mayor rapidez. Además, en CREATech (al igual que AAPRESID) están interesados en la renovación generacional del planeta #Campo y dotaron del Congreso de un espacio joven. Esto es clave ya que @federicobert (Líder en Investigación y Desarrollo de CREA) declaraba que en este año y medio se registraron 150 start-ups de #AgTech, en un 90% jóvenes de menos de 35 años. En dos carpas exhibían desarrollos de este tipo de empresas e innovaciones encaradas por productores agropecuarios. Para citar dos ejemplos: el pulverizador autodirigido de @EzequielEslava, que por su paso por Monsanto participó del equipo que inventó una herramienta que permite contar con exactitud cuántas semillas de maíz tiene un marlo en cuestión de segundos y los desarrollos para peso automatizado de ganado de @FarmIn_tech. Empresas conocimiento intensivo = empleos sostenibles.

La economía argentina es la segunda más cerrada de Occidente, apenas después de la brasileña y una parte innegable de su proceso de modernización es la discusión de cómo debe insertarse en el mundo. Esto demanda concentrarse en los determinantes genuinos de la competitividad: ser efectivos (hacer lo correcto) y ser eficientes (hacerlo correctamente). A mediados de octubre la comunidad de negocios argentina mapeó los desafíos que implica.

La primera noche del CREATech recibí el llamado de un amigo del ambiente de la tecnología que viajó al Congreso para conocer las necesidades del planeta #Campo y ofrecer soluciones. Estaba impactado, “esto es una locura, oradores de clase global, miles de asistentes… las pantallas parecen las del recital de U2”. Se me dibujó una sonrisa en la cara y le di la bienvenida al ecosistema que produce a los empresarios más innovadores y con mayor apetito al riesgo de la economía argentina: los que habitan en los agronegocios.