Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / El quincho de Horizonte / El Quincho del TRIGO

El Quincho del TRIGO

El cierre de la primera jornada de A Todo Trigo en Mar del Plata fue la excusa perfecta para reunir a los organizadores del evento, la Federación de Acopiadores, para debatir lo que dejó el Congreso y analizar las disertaciones que comenzaron al otro día, en la segunda y última jornada, que pusieron el foco sobre el escenario productivo, económico y político, los mercados internacionales, entre otros temas.

Un lugar de privilegio

El #Quincho2018 de mayo no anduvo con chiquitaje y tuvo lugar en la suite presidencial del Hotel Sheraton de Mar del plata. Allí conversaron, vino Bodega “La Puerta” de por medio, Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores y Raúl Dente, gerente general y asesor de la Federación de Acopiadores. Además estuvieron presentes el economista agrario Gustavo López, director de Agritrend, y Daniel Assef, asesor económico de la Federación de Acopiadores, quienes aportaron al debate los números y una mirada más que interesante sobre el mercado granario.

Es jueves 10 de marzo y pasaron algunos minutos de las 20. El equipo de Horizonte se sube al enorme ascensor vidriado. Segundos después, se abren las puertas en el piso 10. Horizonte toca el timbre de la suite presidencial para dar comienzo a lo que Juan Carlos Grasa ha llamado #QuinchoDeHorizonte, esta excusa que tiene como fin reunir, analizar y debatir en otro contexto que no sea el de un escritorio, en conferencia de prensa, o frente a grabadores y cámaras de televisión.

Al abrirse la puerta de la habitación, ya no había saco y corbata. Algunos hasta se habían desprendido el primer botón de la camisa. Con buen malbec “La Puerta” de por medio, los organizadores analizaron y sacaron las conclusiones en el cierre de la primera jornada. Durante el día, la agenda del Congreso había estado marcada por la presencia de autoridades como los ministros de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, como así también distintas disertaciones de profesionales nacionales e internacionales que expusieron sobre perspectivas del mercado internacional, comercio mundial, escenarios climáticos, política triguera, entre otros temas.

El cansancio no oscurecía el buen semblante de las autoridades de la Federación de Acopiadores en una jornada agotadora, pero fructífera. Se habló de récord de sponsors, de la buena organización y de la exitosa cifra de 1500 asistentes.

El presidente de la Federación de Acopiadores, Fernando Rivara, sentado en un sillón, hablaba de espaldas a un gran ventanal con vista al Golf Club de Mar del Plata y al Boulevard Marítimo Peralta Ramos. Más allá, se veían las luces de la escollera norte sobre el mar. No es cualquier lugar: en esta misma suite se hospedó el ex presidente George Bush en 2005 durante la Cumbre de las Américas. Un gran piano de cola completaba la sala, sobre una alfombra impecable y muebles de madera.

 

Distendidos y relajados

Rivara era el mismo que por la mañana había inaugurado la jornada en un discurso donde enumeró las cuestiones que quedan pendientes para que el sector sea más eficiente y gane competitividad internacional. No se salvó nadie: criticó que el gobierno bonaerense haya subido un 40% el impuesto de sellos a las operaciones de granos, mencionó la necesidad de mejorar los caminos rurales, aludió el “alto nivel de supina ignorancia que reina en varios congresales de la Argentina respecto al uso de fitosanitarios y consideró “urgente” que el Congreso dicte una nueva ley de semillas y de seguros agropecuarios. “El título es como hacer un millón de amigos”, dijo entre risas Rivara doce horas después de aquél discurso.

Obras que necesita el sector

Sobre los caminos rurales, la mesa coincidió en que los productores agropecuarios tienen que participar en los proyectos viales. Rivara había afirmado en su alocución por la mañana, ante una sala repleta, que es imprescindible una ley provincial que obligue a los municipios a que el mantenimiento de los caminos rurales sea supervisado por comisiones de productores, a fin de evitar el desvío de  fondos. “Uno entiende que la coyuntura no es nada fácil pero hay cosas que están saliendo muy mal y es por culpa de la burocracia. En el interior hay tipos que están bajo el barro y sigue lloviendo, y si uno se enferma tiene que hacer once kilómetros arriba de un tractor para llegar a un hospital: no es solo el cuento de que no pueden sacar la soja”, dijo Rivara.

Daniel Assef, asesor económico de la Federación, se sumó y explicó el caso de la ruta provincial 51 que nace en la ciudad de Ramallo y finaliza en Bahía Blanca, “la hicieron nueva pero hoy en día hay ciudades que mandan camiones con sobrecarga y no hay control sobre eso. En cinco año esa ruta está destrozada de nuevo”, reflexionó.

Excelente balance de esta edición de ATT2018

¿Cómo analizan la diferencia entre a un A Todo Trigo 2016 y el de este año?, preguntó Juan Carlos.

El economista agrario Gustavo López, director de Agritrend, tomó el guante, “creo que el productor viene de una situación de sequía muy intensa y de un montón de conflictos en donde la cosecha fina le significa una especia de revancha. Hay productores que están muy golpeados y ven en el trigo la chance de mejorar en un contexto de precios internacionales muy bueno”, dijo. Además, hizo hincapié en que la exportación del cereal está cubierta con doce millones y medio de trigo ya comprados.

Entre picoteo y picoteo, Rivara explicó que la diferencia con la edición de ATT de hace dos años es el entusiasmo de los productores y de las empresas. A su izquierda, Raúl Dente analizó el desarrollo de la octava edición del evento. “Como en cualquier actividad los sucesivos Congresos van generando mayor experiencia y afortunadamente cada vez salen mejor: hay mejor tecnología y mejor organización. Técnicamente el Congreso, de la mano del SEMA, está en las mejores manos”, agregó.

Dente sumó un dato no menor. “En 2016, ATT fue en mayo, cinco o seis meses después del cambio de gobierno: ahí ya se había instrumentado la salida del cepo, la devaluación y la eliminación de retenciones, pero había ciertas dudas respecto de cuál iba a ser el panorama y el comportamiento del mercado. Estas dos campañas de cerca de 18 millones de toneladas demostró que la Argentina pudo y que el productor entendió que el trigo es un sector productivo y sustentable. Además la exportación trabajó muy bien”, dijo.

Assef agregó su mirada económica: “Hay que pensar, por ejemplo, en el precio del trigo. Mucha de la gente que asiste al Congreso son técnicos que vienen a ver cómo aplican tecnología para obtener una mejor calidad y una mejor producción: hoy por hoy, ATT es el Congreso de trigo en la Argentina”.  

Por su parte, Dente sumó: “El productor que asiste consulta, averigua, tiene interés, muchos vinieron porque valoran el evento y se preguntan cómo mejorar, ser más eficientes. Quieren producir y eligen un Congreso que realmente tiene buena prensa: en ATT hay un equipo técnico muy bueno. La Federación hizo un esfuerzo muy importante incluso en traer profesionales de afuera para que participen de las disertaciones”.

Picoteo de temas

Entre copa y copa – algunos optaron por gaseosa, y light- se habló del tema de la cebada, que contó con paneles de disertación. También se destacó la encuesta presentada por la Federación de Acopiadores, que, entre otros datos, reflejó el movimiento económico que generan los acopios, sobre todo en muchas ciudades del interior del país. Dente explicó: “Los años pares hacemos ATT y los impares las encuestas. Lo más importante va a ser analizar la evolución de cada uno de esos indicadores porque hay transformaciones: hay empresas chicas que van a ser absorbidas por otras más grandes. Lo bueno es que con las mismas preguntas podemos analizar la evolución del sector”.

También se tocó el tema de la coyuntura política de la Argentina, un brainstorming de ideas y análisis, donde se habló de la disparada del dólar de los últimos quince días, del mercado cambiario, de la intervención del Gobierno con la venta de reservas del BCRA y el pedido al Fondo Monetario Internacional (FMI). ¿Qué harían si hoy tenés un millón de dólares?, preguntó alguien. Las respuestas nos las reservamos. El buen clima daba para hablar de todos los temas. Juan Carlos marcaba la cancha, “volvamos al trigo”, insistía entre risas.

Hacer las cosas bien

Con respecto al Manual de Buenas Prácticas que presentó la Federación en conferencia de prensa al mediodía, Dente dijo: “Estamos definiendo las reglas para el tema de acopios y almacenamiento de granos. Hemos especificado junto con el INTI qué deberían hacer las empresas para cumplir con esas buenas reglas. Quien realice esto va a poder certificar una norma y con esto nosotros estamos anticipando futuro: seguramente si se hacen todas las cosas bien, cumpliendo con este manual, se accederá a tener menos costos, riesgos y peligros, es decir menos problemas que otra empresa que no se ajustó a las buenas prácticas. El premio te lo va a dar el mercado.”

El final

Aunque parecía que nadie quería irse, el quincho llegó a su fin. Hubo llamados telefónicos y mensajes en el teléfono con avisos de reservas en restaurantes y cenas de compromisos ya adquiridos. Como cierre, surgió la pregunta de las expectativas para el final del evento. Juan Carlos preguntó: ¿Qué esperan para mañana? “Creo que vamos a cerrar un Congreso excelente con charlas muy esperadas”, resumió Dente.

Durante todo el Quincho hubo mucho off, esas declaraciones que quedarán como pacto implícito y tajante del grupo. Nadie se atrevería a romperlo. Lo que sí confirmaron es que Mar del Plata seguirá siendo la ciudad elegida para organizar la próxima edición de ATT.

“Nos encantó el quincho y la pasamos muy bien” dijo uno de los participantes. Como corolario, hubo recorrida por la suite presidencial: salón, comedor, cocina, habitación y un baño con hidromasaje más grande que el departamento de muchos. “La usamos sólo para recibirlos a ustedes. Ahora se cierra y acá no duerme nadie”, aclaró el empleado del hotel. Ojalá podamos visitarla de nuevo, será en 2020, en un nuevo A Todo Trigo.

¡Nos vemos en el #Quincho de junio!