Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / Cultivos extensivos / “Peco” Repetto y Justo Baigorri: “Debemos poder traducir el potencial del campo en rendimiento”

“Peco” Repetto y Justo Baigorri: “Debemos poder traducir el potencial del campo en rendimiento”

Estamos en un campo en el partido de Azul, Ruta 226, a mitad de camino entre la ciudad y el arroyo De los Huesos que divide los partidos de Azul y Tandil. Aquí nos encontramos con Justo Manuel Baigorri, administrador del campo; y con Horacio “Peco” Repetto, asesor de empresas agropecuarias y miembro de Aapresid. Con ellos hablamos de la campaña, la realidad de los cultivos y las BPAs.

Por Juan Carlos Grasa

Para ir empezando me gustaría que nos cuenten qué tipo de planteo agrícola han realizado en el campo.

Peco– Este campo es básicamente agrícola, con una sección ganadera muy chiquita, donde lo que se hace es la reposición de todas las vaquillonas, con inseminación a los 15 meses y repaso de toros. También hacemos ganadería de engorde donde complementamos un ciclo completo de un campo de cría –está en Lamadrid y es donde se generan los terneros- que luego llegan hasta acá, Azul, donde se recrían en verdeos hasta que llega el momento de siembra, y se van amontonando por categoría en los corrales. Luego se hace una recría a corral y una terminación a corral programando el momento de las salidas.

¿Todo eso se realiza aquí mismo? Estimo que sí porque se pueden ver los silos.

Peco– Si, acá tenemos un sistema de ensilaje de maíz que es nuestra base forrajera en el momento de intensificar. Tiene una pata en el invierno donde aumenta el nivel de carga de los verdeos –vamos de 3  cabezas de terneros por hectárea, a 4,5/5 por hectárea de verdeo implantado con encierres nocturnos y autoconsumo de ensilaje de maíz- y cuando se encierran totalmente, (los verdeos se queman para después ir a maíz o soja), esos terneros (los que son machos, y una recría y después una terminación) y la hembra una terminación –si son destino venta como borda, y una dieta de recría si la idea es que sigan en el circuito reproductivo como reproducción.

¿Creen que la ganadería está creciendo en estos últimos años?

Justo-Nosotros en la ganadería estamos creciendo hace muchos años, hemos logrado la intensificación a tal punto que el servicio de los 15 meses lo estamos dando con repaso a corral, y el resto de los rodeos a campo, como normalmente se hace. La intensificación en este momento es máxima en un campo agrícola porque ahora está todo sembrado y tenemos 3 o 4 veces más cabezas que hace 10 años.

En cuanto a agricultura, ¿qué planteo han diagramado para esta campaña?

Peco– Aquí se hace fina, lo que es cebada cervecera, trigo, con una rotación anual con soja de segunda salvo en una proporción del trigo que va a verdeo por lo que ya te contamos de la integración con ganadería. En cuanto a cultivos de invierno, en la rotación el maíz desde hace ya un par de campañas, lo dividimos en 2 tipos de maíz, el temprano –que era la manera de producir en la zona- y un maíz tardío que apunta a tratar de evitar el riesgo productivo que tiene el cultivo de maíz fundamentalmente en un campo que como se observa, tiene pendientes importantes, es un campo alto.

Al decir maíz tardío, ¿cuál es la fecha de siembra que manejan?

Peco– Acá el tardío lo sembramos a partir del 20 de noviembre. Aunque en general se estira hasta el 10 de diciembre, en esta zona ese tipo de cultivo es muy nuevo, tenemos que aprovechar el periodo donde no hay heladas, que es corto y por ese motivo no podemos ir muy tarde a la siembra. Por ejemplo, 100 km más al Norte –Alvear, Saladillo- se hace en diciembre. Acá no podemos hacerlo ni en septiembre ni en diciembre, debemos achicar la distancia que hay entre ambas fechas –temprano y tardío-.

La soja seguramente este dentro del planteo agrícola.

Justo– También hacemos soja de primera y eventualmente entra el girasol en la rotación. Nosotros planificamos a principios de la siembra para todo el año, también entra alguna variación dependiendo de lo económico-comercial pero muy de la mano de la problemática de las malezas. Es un gran problema que hoy tenemos y que estamos tratando de atajar antes de que sea gol. El concepto es tolerancia cero, es decir, si tenemos que elegir entre cultivo y margen, elegiremos el cultivo en función del seguimiento de malezas.

¿Cómo encaran el control de malezas, solo en barbecho?

Peco– Desde que las malezas son resistentes y tolerantes el control lo empezamos a hacer durante todo el año, entendimos que en cada momento que aparecen los individuos hay que controlarlos. También lo hacemos en los costados de las calles internas del campo, alambrados, etc. o sea que es un trabajo extra que antes no se hacía, pero hoy creemos que es la puerta de ingreso a las malezas problemáticas.

 

Este invierno ha sido difícil  en cuanto a los períodos de lluvias, el exceso hídrico y la aparición de enfermedades. ¿Cómo lo han manejado?

Peco– Fue un año particularmente complicado y sobre todo en la cuestión sanitaria, con una salida del otoño y comienzo de invierno con muchas precipitaciones, y esto hizo que por un lado los valores de nitrógeno de los suelos fueran bajando y por otro lado el exceso de agua y humedad constante generó la aparición permanente de enfermedades.

Justo– No solo hubo que hacer dos aplicaciones en los cultivos de cebada –que es lo habitual en esta zona- sino que además nos pasó que en el trigo –que veníamos con una aplicación- hubo que hacer dos. Fue fundamental manejar bien los ajustes de nitrógeno junto a las dos aplicaciones de fungicidas en cuanto al momento y elección de los productos.

¿Qué resultados ven cuando hacen la recorrida a campo?

Peco– Hoy vimos en la recorrida, que si bien hemos elegido bien el producto, la dosis y el momento de la aplicación, tenemos cebada con hoja verde, y trigos algarrobo –que tuvieron una gran problemática de enfermedades -con la misma situación que la cebada, es decir, con hoja verde.

¿La aplicación de nitrógeno fue asociado a la enfermedad o a la nutrición?

Peco– Por un lado una buena nutrición del cultivo hace que sus defensas estén más altas, por supuesto que solo la nutrición no es la solución de la problemática en el nivel de enfermedades que vimos en esta campaña. Es necesario entrar con buenos productos fungicidas y en el caso del cultivo de la cebada contar con moléculas nuevas que nos ayudan a llegar hasta este momento sin problemas graves como es ramularia.

A la hora de elegir productos sabemos que los hay de primera vs genéricos. ¿Cómo se decide cuál usar a la hora de aplicar?

Justo– El producto es importante pero lo más importante es la oportunidad de aplicarlo, monitorear, controlar, estar siempre arriba de los lotes sin perderle pisada, y en el momento de decidir inmediatamente aplicar. Nos anticipamos, nuestro concepto es atajar los penales delante de la línea. En cada campaña adelantamos un poco la aplicación.

Para todo esto es valioso seguir los consejos agronómicos para poder traducir el potencial del campo en rendimiento. Si esto no sucede es por dos factores, o bien porque no tuvimos la oportunidad del monitoreo y el control, o porque no se utilizó el producto aconsejado.

Peco– Hoy la necesidad de moléculas nuevas es fundamental en tratamiento de enfermedades. Lo que es genérico en general tiene varios años de uso por eso para las enfermedades nuevas no sirven, deben usarse productos nuevos.

Otra cuestión es en herbicidas o  fungicidas, ahí sí hay una relación ingreso – beneficio muy alta. Esta totalmente demostrado el beneficio – rendimiento, y si a eso le asocias la relación en el momento de aplicar y cosechar, a lo sumo serán 60 días, es decir, la tasa de retorno es altísima y segura, porque en campos de alto potencial se paga.

¿Qué perspectivas tienen en cuanto a cosecha de esta campaña?

Justo– En un año muy complicado como este, con buen manejo se llega a la situación actual, donde todavía hay cebada con hoja verde, también lo mismo lo vimos en trigo algarrobo.

Peco– En un año como este, lo he visto en muchos lotes, la dosis completa fue fundamental. En donde se quiso hacer solo dos aplicaciones quedó demostrado que fue un error. Los cultivos se volvieron a enfermar y el ciclo terminó antes.

La tecnología es fundamental para lograr buenos rindes.

Justo– Sí, contamos con un respaldo en la respuesta de la genética que ponemos, renovando las variedades año a año pero a la par de un paquete tecnológico pesado que nos brinda una seguridad importante.

Cuando empezamos la campaña había llovido mucho y siguió lloviendo, y esa situación abordada desde este tipo de manejo que te contaba recién, hace que uno pueda capitalizar rendimiento y poder hacer un buen control de enfermedades, que tal como se inicia climatológicamente la campaña, sabes que éstas van a estar presente.

Peco– Cuando la cosechadora está esperando en el campo te das cuenta que este tipo de manejo, más que gasto es una inversión.

Volviendo a la ganadería, ¿qué diferenciales se hacen en este campo?

Justo– Venimos de un planteo ganadero donde se crece en vientres, y hoy por hoy lo último que hemos incorporado es este servicio de 15 meses a corral, con un repaso de toros de la misma edad. Hacemos un servicio de inseminación a tiempo fijo al 20 de octubre aproximadamente con un repaso en el mismo corral con toros, también de 15 meses, muy chicos y que necesitan cuidados diferentes, pero que nos han dado muy buenos resultados. Estamos utilizando un planteo de bajo peso al nacer en el semen y bajo peso al nacer en los toritos.

Es una pregunta que inquieta pero ¿se puede vislumbrar un Boom de la ganadería?

Justo– Cuando sacas los números y ves que venís creciendo en ganadería sin salir a comprar las vacas, eso le hace una pata muy fuerte a la agricultura porque compite sobre todo en estabilidad.

Cuando se asocian los altos gastos de comercialización que tienen todos los productos agrícolas y eso lo convertís en carne donde se mueven fletes kilos caros (la carne) vs kilos baratos (maíz), la verdad es que es preferible no mover el maíz y sí mover animales gordos.

Peco– Sumado a esto, la ganadería da estabilidad y previsión al paquete financiero porque uno sabe que la hacienda que entra a corral sale en determinados días y lo podes regular, la hembra no tanto pero en el macho se puede hacer una dieta de 50-60-100 días de recría y después 40-50 días de terminación, y eso te demuestra que lo que uno busca en el planteo ganadero lo puede lograr.

¿Qué les parece que le faltaría a la ganadería para que sea más elegida por los productores?

Justo– Lo que le falta hoy a la ganadería son los créditos, porque necesita mover mucho capital para poder llevarla a cabo. Una tasa al 15% en términos relativos con otras quizá sea buena, pero mundialmente te deja afuera de la competencia porque es una tasa alta. Es necesario disminuir los costos, entre ellos los de financiación.

Para ir cerrando quiero destacar algo que vi cuando llegué al campo, las jaulas con los bidones de agroquímicos.

Peco– Las BPAs son un entrenamiento, una vez que se naturaliza las cosas se hacen fácilmente. Creo que es un hábito y solo es cuestión de sostenerlo en el tiempo.

Gracias!

 

 El Ingeniero Agrónomo Horacio “Peco” Repetto es asesor de empresas agropecuarias en Azul zonas aledañas. Se desempeña como Director Adjunto del nuevo Programa de Comunicación de Aapresid y es miembro de la Comisión Directiva. La base de la institución en el territorio son los Grupos Regionales en ellos se genera un trabajo pro-activo que apunta a lograr una producción sustentable. Se logra a través del trabajo en Red anticipándose al futuro.