Agudizando todos los sentidos que esto cada vez se pone más incierto.

Por: Paulina Lescano – Ingeniera Agrónoma, especialista en mercado de granos. Queridos lectores, cuiden sus márgenes, cuiden sus precios tanto como cuidan sus rindes, su producción responsable, sustentable, eficiente. Este año fue notable cómo gran parte de las empresas y productores han aprovechado los excelentes precios que hemos visto durante fines del 2020 y gran […]
octubre 23, 2021

Por: Paulina Lescano – Ingeniera Agrónoma, especialista en mercado de granos.

Queridos lectores, cuiden sus márgenes, cuiden sus precios tanto como cuidan sus rindes, su producción responsable, sustentable, eficiente. Este año fue notable cómo gran parte de las empresas y productores han aprovechado los excelentes precios que hemos visto durante fines del 2020 y gran parte del 2021, en especial para la cosecha 20/21. Al mismo tiempo, en muchos casos para calzar esas ventas de granos se fueron haciendo canjes para ir asegurando las buenas relaciones insumo-producto que supo haber, así como para evitar “perder” por las diferencias entre los tipos de cambio.

Y así llegamos a comienzos de octubre, con 74% del maíz con precio y el 62% de la soja. (vs 67% y 52% del año pasado respectivamente) En este caso considero los negocios con “precio” al 13/10. 

Datos de comercializacion del Ministerio de Agricultura y de produccion de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. (Saldo a fijar son negocios hechos pendientes de fijación, y “sin precio productor” son las toneladas que no han sido negociadas hasta el momento del informe, tomando como referencia la producción estimada por la Bolsa de Cereales y descontando lo comercializado).

Si bien este buen ritmo de ventas podemos considerarlo buena noticia, la “no tan buena” es lo que se vino comentando en los medios también, desde comienzos de octubre, en relación a las ventas de maíz al exterior.

 

Y el “dato” más importante es que ese valor (38,5 mill tn) es el que el Ministerio de Agricultura “estima” como “saldo exportable” para este ciclo. (Por lo menos hasta el momento de hacer la nota). Por eso el adjetivo de “no tan buena” noticia, considerando el país en el que vivimos y las decisiones que sabemos se toman. En especial después de que públicamente se declaren como “productos culturales” a Carne, Trigo y Maíz.

Más allá de si hubo, hay o habrá un cierre oficial del registro de exportación, la realidad es que post este tipo de declaraciones, siempre el mercado pierde valor. Sea por posibilidad, por rumor, por anticipación, el mercado cae. El maíz local desde el 29/09 al 13/10 perdió 16 usd/tn en el disponible MatbaRofex (vs una baja de 10 usd/tn en Chicago). Días después recuperó parte de las bajas, pero ya deja el mercado “sensible-susceptible” a mayores bajas.

Lo peor de este tipo de noticias, es que limita la actividad del principal demandante de maíz en nuestro país=la exportación. Entonces además de bajas de precios también existen menos posibilidades de concretar negocios, inclusive aceptando los menores precios. 

Luego de tener en fresco los comentarios respecto al “saldo exportable” del maíz, nos empezamos a preocupar por el 3er producto cultural. Marco con “comillas” “saldo exportable” porque es un concepto polémico porque en un mercado de libre comercio no se anticiparía ese valor, sino que el mismo mercado se encargaría de favorecer a uno u otro demandante. Podemos en todo caso reemplazarlo por “exportación estimada¨ a los efectos de hacer cálculos sobre avance de comercialización.

Al 14/10 el trigo 21/22 acumulaba 9 mill tn de DJVE mientras que el año pasado no llegaba a 5 mill tn.

Si bien esta campaña, hay coincidencia que podemos esperar entre 2 y 3 mill tn adicionales de producción, todavía no sabemos cuál será el “saldo exportable” esperado por el gobierno. Si tomamos la exportación estimada por el USDA de 13,5 mill tn, ya hemos cubierto el 66% de ese valor.

¿Nos asustamos?

No sé si esa es la palabra, pero SI creo que es una alerta para quien no ha aprovechado los precios del trigo nuevo. En el medio de estos datos, en 3 ruedas vimos una baja de 10 usd/tn para trigo enero 22 en MatbaRofex, mientras que en mismo período no hubo cambio en Chicago= los famosos condimentos locales. En dos semanas, el saldo fue 10 usd/tn de baja para Enero22 vs 8 usd/tn de suba en Chicago (SRW), y (24 usd/tn para Minneapolis).  

Y para tener presente en nuestros “alertas”, otro punto a no olvidar es que el Ministro de Economía envió al Congreso el presupuesto 2022 y no sólo sigue contemplando los actuales derechos de exportación, sino que pide la prorroga para que el poder ejecutivo tenga la potestad sobre las mismas hasta diciembre 2024 (cuando en principio era hasta fin 2021). En esa potestad puede aumentar 3% los derechos de maíz y trigo.

“Esta es nuestra realidad hoy. ¿“Las esperanzas” están puestas en un cambio de mando?. Pero por ahora son esperanzas”

Y de nuevo, cuando nos sentamos a analizar los escenarios posibles, ahora en este momento crucial del año, donde la fina esta “casi definida” y arrancamos de lleno con la gruesa, pondremos escenario alcista/neutral/bajista internacional y esperanzador/pesimista en el local.

Otra cosa que me parece muy buena, es que en trigo la gran mayoría de los productores han avanzado en capturar los buenos valores que hemos visto y “seguimos teniendo”. (No nos olvidemos que en octubre 2020 el trigo nuevo rondaba los 200 usd).

En trigo había con precio al 13/10 6,3 mill tn (33%) vs 4,2 mill en 2020 (25%). Y si a eso le sumamos las posiciones abiertas en MatbaRofex desde diciembre21 a julio22 se agregan 1,1 mill de tn (vs 832 mil tn en 2020)

Así con precio hay 7,5 mill tn de trigo (forward + futuros)= 39% de la producción esperada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires al momento (22/10) (19,2 mill tn). Tomando la estimación de la BCR ese % baja algo (a 36%) pero sigue siendo superior al del año pasado cuando contando forward (4,4 mill tn) + futuros (800 mil tn)  llegábamos a 5 mill tn con precio. (30% de la producción).  

Distinta es la situación cuando vemos las ventas de soja y maíz 21/22

Para mi gusto el porcentaje a nivel país es muy bajo -más allá que está dentro de los niveles habituales nacionales- y que obviamente estamos en un momento muy distinto del ciclo, en algunos casos ni siquiera se han sembrado, mientras que en trigo en muchos casos los rindes ya están definidos. Por otro lado, es muy alta la incertidumbre climática, cuando los pronósticos en general dan chance de año Niña por encima del 70%.

Creo que es una “picardía” que no haya más nivel de ventas o de nivel de coberturas a las bajas. En este caso en maíz al 13/10 había con precio 4,6 mill vs 6,2 mill en 2020 y al considerar un aumento de producción importante el porcentaje queda más bajo, en 8% vs 12% de 2020.  En MatbaRofex pasamos de contratos de futuros abiertos en 2020 de 1,2 mill tn  a 1,4 mill tn hasta el momento.

En Soja (al 13/10) solo hay 830 mil tn “con precio” en forward vs 1,2 mill en 2020. Mientras que MatbaRofex suma 1,7 mill tn vs 1 mill en 2020. Sumando ambos mercados estamos mas cerca de tener el mismo volumen (2,5 mill vs 2,3 mill).

Mas allá de los datos de ventas del Ministerio de Agricultura (que además en general están dos semanas atrasados) también es importante considerar que una cosa es el nivel de ventas a nivel país y otra muy distinta es cuando se considera el porcentaje de venta o mejor dicho coberturas a la baja de empresas medianas y grandes. Esos porcentajes aumentan considerablemente.

Si bien todavía falta y muchos recordarán que desde agosto del año pasado los precios no pararon de subir! Y así los precavidos que empezaron a poner pisos de acuerdo a sus márgenes, después lamentaron haber comenzado tan anticipadamente. La realidad es que no tenemos certeza, ni cerca, de que este año repita las subas continuas hasta los niveles máximos de los últimos 10 años. Por otro lado, quien comenzó a vender tempranamente cerrando márgenes (algo que en general recomiendo en mis charlas y reuniones con clientes) fue aumentando sus niveles de pisos en cada una de las subas. Y en el caso que también haya utilizado estrategias flexibles (¡otra de mis recomendaciones preferidas!) habrá podido sumar el valor de las ganancias con las calls.

Es decir, más allá del promedio nacional, hay una gran cantidad de empresas agropecuarias que Sí se han anticipado y han capturado los buenos valores que hemos visto. Esto me hace pensar en algo que muchas veces contrasta con el comportamiento más generalizado de los productores frente a la adopción de tecnologías en los circuitos productivos.

La adopción del “hábito” de sentarse a analizar presupuestos productivos y contrastar con precios actuales vs posibles escenarios, no es de tan rápida ni generalizada adopción como sí lo es en el resto de todas las tecnologías disponibles.

A mismo nivel de adopción de buenas prácticas agronómicas y de la misma utilización de la mejor y más innovadora tecnología, se encuentra una gran diversidad de casos en cuanto al manejo de las posiciones comerciales.

Y a mi entender debería ser igual de importante el seguimiento comercial que el productivo. Una mejora de rinde resultante de las buenas decisiones agronómicas/tecnológicas puede diluirse rápidamente con un sacudón de precios, o con cambios de reglas de juego (en nuestro querido país, o inclusive con un twit de Elon Musk sobre el uso o no del Bitcoin!).

Muchas veces no hacer nada es una decisión, pero si es una “decisión tomada luego de analizar escenarios posibles” es muy distinto a no hacer nada y quedar a la deriva por completo. Hay años en los cuales quedar a la deriva puede hacer perder mucha plata, como por ejemplo 2018-2019-2020!  donde desde mayo 2018 que la soja tocó 320 usd/tn, los precios no dejaron de caer hasta el mínimo de mayo 2019 (206) y fueron y vinieron de nuevo a mínimo de 2020 en abril con 211 y recién a partir de agosto 2020 logró superar los 250.

Entonces en ese caso el que quedó “esperando” la suba para vender, no solo no la pudo tomar, sino que cada semana que pasaba perdía valor su producción.

Tomarse unas horas mensuales, o cada dos meses (no sólo al comienzo de la campaña) puede hacer una gran diferencia. Analizar posibles escenarios de precios de los granos, así como actualizar costos de producción en los casos que corresponda, contrastar necesidades financieras vs alternativas disponibles, etc. siempre suma.

Pensemos hacia adelante:

En junio nos preguntábamos si habíamos llegado a los máximos del 2021 o si podíamos repetir los máximos de 2012/ 13. Hoy podemos “casi” asegurar que los máximos del 2021 ya los hemos visto.

Y ahora la pregunta, para tomar decisiones hoy, es si volvemos a esos máximos de aquí a fin de año (ya estamos casi) y si el 2022 puede retomar la senda alcista o repetir lo de 2018.

Una cosa es el mercado local y otra Chicago.

Y para los valores 2022

Nuestro mercado, aún a pesar de las bajas de octubre en maíz y trigo, sigue estando mejor posicionado (respecto a los máximos del 2021) que Chicago. Y si bien no estamos en esos máximos tenemos todavía ventaja vs mínimos 2020.

En nuestro mercado local, viendo las expectativas de movimientos de aquí más en corto plazo, una cosa es la soja, que sigue con una demanda activa, que no corre riesgos de restricciones y una oferta que seguramente seguirá siendo muy escasa en especial estando tan cerca de las elecciones. El que quiere celeste que le cueste.

Otra cosa son los “productos culturales”, y dentro de ellos, una cosa es el trigo y otra el maíz.

El maíz como comentaba ya llegó a ese número (caprichoso o no) que definió el Ministerio de Agricultura del gobierno actual. En Trigo no sabemos cuál será ese número, pero tomando el USDA estamos en 66% de esa exportación potencial, hay “margen” para que la exportación siga participando con compras.

Hay muchísimos factores que pueden generar uno y otro escenario. En corto plazo, hemos visto cómo el USDA vino poniendo presión en los precios, al mismo tiempo que el avance de cosecha de USA hace lo suyo, y que China si bien nunca desaparece, redujo en cierta forma su fuerza arrasadora de compra.

“Por otro lado, septiembre trajo buenas lluvias al sur de Brasil y gran parte de la zona productora de Argentina y eso generó cierto “alivio” ya que el avance de siembra en nuestro país vecino avanza bien, adelantado respecto al ciclo anterior”

En el corto plazo, tenemos el componente local que no es menor. Lo bueno es que gran parte de la incertidumbre se resuelve en las elecciones… pero lo malo es que no sabemos cómo se resolverá.

Entonces tomar decisiones en este contexto es sumamente importante, pero en especial para quien tiene poco volumen cubierto a la baja, hablando de la nueva cosecha y para quien sabe que sí o sí debe vender sus remanentes en estos últimos meses del 2021.

Quien ya ha resuelto la 20/21, queda concentrarse en 21/22. Quien ya ha puesto pisos en un porcentaje en el cual se siente cómodo (en relación con expectativas de producción, zona, clima para el arranque, necesidad financiera), puede quedarse esperando la resolución del corto plazo.

Quien debe definir pisos para la 21/22, en un contexto de subas de insumos, y altísima incertidumbre local e internacional, lo invitaría a evaluar los escenarios posibles y ver la manera de “poner pisos” con los valores actuales que siguen estando muy cerca de los máximos que vimos este año. (Cuando digo “poner pisos”, me refiero a evaluar todas las alternativas disponibles, pero en su mayoría son herramientas de cobertura flexibles.

¿Cuáles elementos o factores pueden seguir poniendo presión en el corto plazo?

-Avance de cosecha en USA y continuidad de aumento de stocks finales estimados

-Que China reduzca su molienda, demanda de forrajes, como consecuencia de la crisis energética que padece. El racionamiento de energía no solo puede afectar en industria agro sino en todas las cadenas obviamente, acentuando la inflación global.

-Esa inflación global aumenta y preocupa, decisiones que tomen principales economías para controlarla.

-Noticias sobre posible “flexibilización” “reducción” en el uso mandatario de biocombustibles en USA.

-Locales: cierre registros, aumento derechos de exportación.

Cuáles son los que debemos seguir de cerca

Pueden darles soporte a los niveles actuales, o inclusive una reactivación en próximos meses:

Verano Sudamérica, si se cumple pronóstico “Niña” puede reducir las expectativas de producción récord -en Brasil principalmente-  además de afectar la producción resto países.

Suba de insumos/falta de disponibilidad en tiempo y forma, que puedan hacer cambiar alguna decisión de hectáreas, cultivos sobre el final (Sudamérica ya poco probable que haya cambios, pero sí puede haber en nivel de fertilizantes aplicados, por ejemplo). Puede incidir en decisiones de siembra en hemisferio norte.

Decisiones de algunos países productores exportadores de “limitar” sus exportaciones (caso Rusia, Argentina), que hagan que la demanda hacia los países sin restricciones aumente.

Suba del petróleo, ya superando los 80 usd/barril, en mismos niveles de 2014, ¿puede derivar en mayor uso de biocombustibles?  

Lo único real es el presente

Algo que siempre hablamos en las charlas de mercado a empresas y en las reuniones de trabajo con los productores, es la importancia  de tomar decisiones en base a los precios y condiciones actuales. Evaluar escenarios potenciales obviamente, pero las decisiones, ya sean “esperar o no” se toman en base a lo que conocemos hoy.

¡Vamos a trabajar para ser los mejores en el uso de tecnologías y buenas prácticas ambientales, pero sin dejar de lado la pata comercial!

Notas relacionadas

Sin objetivos y sin medios

Sin objetivos y sin medios

El principal insumo de la política económica es la confianza, representada en la capacidad de quién la ejerce de transmitir una visión y una acción en la que la sociedad puede creer y de esa forma desarrollar expectativas sobre lo que sucederá y así modelar su propio...

Dólar soja, ¿se aceleran las ventas?

Dólar soja, ¿se aceleran las ventas?

Por Sebastián Salvaro, Co-founder de AZ Group En Argentina, el nuevo “dólar soja” fue acompañado por un mayor ritmo de ventas de la soja disponible, por parte del productor. Los pronósticos de clima sobre un tercer año niña, generaron una mayor intención de siembra de...

App utilitaria para regulación de fertilizadoras por proyección

App utilitaria para regulación de fertilizadoras por proyección

Por: Juan Pablo D´Amico1; Matías Micheletto2; Gabriel Eggly2  y Santiago Crocioni 1) EEA-INTA Hilario Ascasubi. Buenos Aires. Argentina.- 2) Departamento de Ingeniería Electrónica y Computadoras Universidad Nacional del Sur. CONICET. Bahía Blanca. Buenos Aires....

De recorrida por el cinturón maicero

De recorrida por el cinturón maicero

Este año tuvimos la oportunidad de visitar nuevamente EEUU de la mano de Spraytec, empresa de inoculantes a nivel global. Pudimos ver los avances y tecnologías que se vienen, siempre apalancados por el desarrollo, la innovación y el aporte de capitales que permiten...

Leyendas, anécdotas y grandes desafíos tras el cultivo de vainilla

Leyendas, anécdotas y grandes desafíos tras el cultivo de vainilla

El género vainilla es muy amplio. Reúne cerca de 110 especies de orquídeas que crecen mayormente en regiones tropicales, aunque también muchas de ellas se encuentran distribuidas a lo largo y ancho del mundo. Entre estas variedades, la vainilla planifolia es la más...

19 y 20 de octubre: Primer Congreso Internacional del Maíz

19 y 20 de octubre: Primer Congreso Internacional del Maíz

El maíz transformó a civilizaciones y mostró el camino a generaciones enteras, por lo que es la contribución alimenticia más importante que ha dado el continente americano al mundo. En los tiempos que corren, en Argentina se posiciona como un gran contribuyente en la...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!