Por qué es conveniente para el productor agropecuario cultivar Brassica Carinata es una pregunta que tiene su explicación. A las ventajas de este cultivo de invierno se suma la perspectiva auspiciosa en lo referido a biocombustibles.

Brassica Carinata es una semilla sustentable compuesta por un alto contenido de aceite que no es comestible, pero sus cualidades son óptimas para la elaboración de biocombustible apto para aviones y para la fabricación de harina alta en proteínas para la nutrición animal. Sebastián Bravo es el Business Manager de Carinata para Nuseed y sin duda es el que mejor conoce de este cultivo y quien puede darnos más y mejor información sobre esta  gran promesa en lo que se refiere a biocombustibles.

Este año el cultivo tuvo difusión a partir de algunos acuerdos que se alcanzaron junto a Casenave, y el trabajo de prensa que se viene haciendo, pero aún hay mucho para contar al respecto.

Un poco de historia

Carinata en el 2018 es adquirida por Nuseed al comprar un programa que ya existía en poder de Agrisoma. Se comienza a desarrollar con visión de negocio para Sudamérica abarcando Uruguay y Argentina. Así es como en la Republica Oriental de Uruguay lleva cinco años con producción de 10.000  hectáreas y en la Argentina ya está en su tercer año comercial alcanzando las 30.000 hectáreas.

El compromiso de la empresa con Brasicca Carinata es muy grande, a nivel mundial para la compañía hay tres cultivos que son muy importantes y este es uno de ellos, desarrollado particularmente en Sudamérica. Se está invirtiendo en programa de breeding  siendo  la única empresa que está haciendo breeding de crucíferas en Sudamérica particularmente en el centro de innovación de Venado Tuerto. Este programa permitirá que el año que viene se pueda hacer un gran salto, incorporando a la producción en la venta de híbridos a los productores entregándoles un 30% más de producto.

“Todo el cultivo de Brassica Carinata se hace bajo certificación, esto hace que los herbicidas que se utilicen sean de banda verde o azul, permitiendo  tener baja o nula residualidad para los próximos cultivos y así el productor decidir a qué cultivo ir”

Sebastián Bravo, Business Manager de Carinata para Nuseed

Expectativas y beneficios para el productor

La producción de Carinata está enfocada en la producción de biocombustibles para aviones, es por eso que existe una demanda instalada muy grande que genera contratos para los próximos años con el objetivo de producir biocombustibles para aviones de una forma sustentable. Nuseed se enfoca en Carinata buscando crear valor a lo largo de toda la cadena para que cada uno tenga un beneficio. Mirándolo a nivel global se puede ver que la emisión de gases de efecto invernadero se reduce al utilizar biocombustibles como el derivado de la Carinata disminuyendo la huella de carbono.

Viéndolo desde el nivel productor es muy importante porque permite intensificar la rotación, no quedan espacios vacíos entre los distintos cultivos, como por ejemplo entre maíz y soja. Aporta, porque además es un cultivo de cobertura con renta, no solo tiene la cobertura que le da mayor materia orgánica al suelo, tanto en lo superficial  como  también en la subsuperficial, porque las raíces que tiene son pivotantes como toda crucífera y permite alcanzar 40 centímetros con un diámetro de 2 centímetros.

Estas raíces al descomponerse en la parte subsuperficial dejan materia orgánica profunda. Como esta raíz es muy fuerte logra desarrollarse y penetrar logrando  una labranza vertical biológica que permite una permeabilidad del agua que con la lluvia se incorpora y mejora la sanidad del suelo.

Esta cobertura colabora en la estrategia de control de malezas reduciendo la cantidad de químicos, porque la planta de Carinata alcanza 1,70 mts de porte muy folioso y ramificado por lo que ejerce una competencia de cobertura con la maleza no permitiendo su desarrollo. En definitiva, es buena estrategia para el control de malezas y la reducción del uso de herbicidas.

Certificación

Todo el cultivo de Brassica Carinata se hace bajo certificación, esto hace que los herbicidas que se utilicen sean de banda verde o azul, permitiendo  tener baja o nula residualidad para los próximos cultivos y así el productor decidir a qué cultivo ir. 

Es el único cultivo de servicio o de cobertura con renta directa, hoy un productor al cosechar Carinata podría estar obteniendo alrededor de  u$s 518 por tonelada de este producto y la formación del precio se rige por un mercado internacional transparente (MATIF).

La cotización es libre y sobre ese precio base la misma Nuseed va adicionando premios a medida que el productor avanza en su producción dando evidencia de BPA que van a la certificación.

Cuando el productor presenta la certificación de cómo y cuándo sembró, la densidad, el uso de fertilizantes, los químicos etc. la compañía adiciona premios que permiten alcanzar un precio para la tonelada como el que comentamos anteriormente.

Toda la producción se hace por contrato, Nuseed vende la semilla, genera un contrato con el productor para hacer la certificación juntos dándole soporte, y luego el producto se compra y se entrega en San Pedro de donde Nuseed hace la exportación a Francia – lugar donde se hace la producción de biocombustibles para aviones-. Del remanente del biocombustible del grano queda una torta de un alto contenido proteico que mediante un proceso anexo se transforma en harinas para ser usada como alimento balanceado para bovinos.

El objetivo de acá a diez años es estar produciendo un millón de hectáreas en la Argentina y a partir de eso estar haciendo todos estos procesos en forma local tanto para la producción de los biocombustibles como para la producción de harina para la alimentación agrícola.

Hoy Brassica Carinata está posicionado de la ruta 8 hacia el norte llegando hasta Chaco, con buen desarrollo en Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero y Córdoba -en ese orden-.

Cómo es el futuro de Carinata

Ya está inscripto en Paraguay y en Brasil y la idea es que se pueda seguir creciendo en la región, para llegar en 10 años a un millón de hectáreas solo en la Argentina y que el resto de Latinoamérica se siga sumando. Además  se está abriendo el mercado de Producción en Francia con los primeros incrementos, y en los Estados Unidos.

La idea es no dejar de crecer para satisfacer la demanda de biocombustibles que presentan las aerolíneas y reemplazar los combustibles fósiles.

Finalmente es bueno recordar que Carinata, a diferencia con la soja y el maíz donde existe la dicotomía entre combustible y alimento, no enfrenta ese problema, ya que este cultivo fue diseñado desde el principio como biocombustible y no puede ser alimento para humanos. En Europa ya existen especificaciones y reglamentaciones respecto a esto, a la participación de productos que pueden ser alimentos dentro de sus biocombustibles.    

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!