Miguel Etchevehere. Presidente Sociedad Rural Argentina

Miguel Etchevehere. Presidente Sociedad Rural Argentina

 

Luis Miguel Etchevehere encabeza un cambio generacional en la Sociedad Rural Argentina.

 Asumió la presidencia de la entidad y en esta entrevista exclusiva con “Horizonte A”,  plantea los desafíos de su gestión: el rol de la rural y su relación con los presidentes de las otras entidades del campo, el aporte que realizará para que la Mesa de Enlace recupere el protagonismo perdido, los reclamos al gobierno nacional por la actual política agropecuaria,  entre otros.

El dirigente de Entre Ríos, además reconoció el apoyo que recibió de parte de los socios de La Rural que avalaron su candidatura y agradeció a su familia, hermanos y se acordó especialmente de su tío, Arturo Etchevehere: “si no fuera por ellos no podría haber dejado mi explotación para dedicarme  al gremialismo agropecuario”, aseguró.

Testimonio en primera persona del actual titular de la SRA. Una nota que el dirigente concedió a este medio, durante la gira que realizó días atrás a Misiones, donde participó de la Expo Ganadera de dicha provincia.

Si tuvieras que hacer una carta de presentación de quien es Luis Miguel Etchevehere, ¿Qué nos dirías?

 Soy un productor de la provincia de Entre Ríos, fuertemente ligado a la actividad agropecuaria y a todo lo relacionado con la hacienda. Son las dos actividades que he desarrollado y trabajo desde el año 1993 en la Sociedad Rural Argentina, como delegado zonal y en el año 95 fui Director durante la presidencia de Enrique Crotto. Hace casi 20 años que estoy en la entidad y hoy con muchas más responsabilidades como presidente de la institución.

¿Hubo un gran  acuerdo entre los denominados históricos de la Rural y los que promueven ese cambio generacional  para conformar la actual Comisión directiva?

 Creo que se dio como un proceso natural, luego de mucho tiempo de ir ocupando diferente cargos, desde los más modestos hasta el actual. Llega un momento en el que por una cuestión de generación y de oportunidad, a  los que vienen formándose, les tocan mayores responsabilidades.

¿Cuáles van a ser las bases de tu gestión?

 Estar cerca de los productores sobre todo para escuchar y poder determinar lo que les sucede puertas adentro, y puertas afuera. La idea es hablar con las autoridades para llegar a conformar una mesa de diálogo sobre la política agropecuaria nacional, para destrabar las cosas que hoy vemos que están mal. No sirve ni está bien, que por ejemplo hoy existan 120 frigoríficos cerrados, que falten 120 millones de cabezas, que se apliquen las retenciones  a cultivos como el trigo, el maíz, el girasol, a la carne, a la soja que saca de competencia a muchos otros cultivos principalmente a aquellos lugares que están lejos de los puertos.

Queremos junto con el gobierno estar a la altura de los acontecimientos. Hace 100 años el mundo nos dio la oportunidad de mandar alimentos desde la Argentina y en aquel momento, a pesar de que hacía poco se reorganizaba el país luego de la guerra civil, se sancionaba la Constitución, la parte pública y la privada se pusieron rápidamente de acuerdo, se le dio Salud, Educación, Seguridad a la inmigración y el país se convirtió en la séptima economía mundial.

Hoy otra vez el mundo nos da la oportunidad. Los productores sabemos qué y cómo hacerlo. Somos productores de punta a nivel mundial pero nos falta la parte pública.

[divider]

La gestión de Luciano Miguens y Hugo Biolcatti acercaron la entidad a la gente ¿Cómo vas a trabajar vos en ese sentido?

 Por definición somos una entidad federal y vamos a estar en el interior que es donde están los campos. La entidad no puede ser diferente a la gente que la dirige, tenemos vocación de producción, de dialogo, y vocación de caminar el país. Desde ese punto de vista se va a profundizar este federalismo que tiene la Sociedad Rural Argentina.

¿Cómo será la relación con las demás entidades que conforman la Mesa de Enlace?

 Creemos en la Mesa de Enlace. Nos parece que es la manera más eficiente de representar a los productores y también entendemos que desde el punto de vista del gobierno es una economía procesal  juntarse a la misma vez con las cuatro entidades donde están representados  todos los productores y todas las producciones. Es fundamental el cuadro para desarrollar políticas que potencien la fuerza productiva del país.

En los últimos tiempos Hugo Biolcatti confrontó en algunos puntos  con Eduardo Buzzi, ¿Cómo vas a plantear la relación con la Federación Agraria?

 Independientemente de las personas, el tema son las entidades. Las instituciones están por encima de las personas. Las instituciones son las que perduran, a nosotros nos toca estar por un determinado tiempo y en esa  línea debemos tomar caminos para lograr acuerdos. Nos juntamos semanalmente y es un placer trabajar con ellos.

¿Cómo van a tratar de recuperar  el protagonismo de la Mesa de Enlace?

 Trabajando, tenemos que lograr que la opinión pública observe que nuestros planteos y lo que sucede,  tiene una conexión. Lo que decimos debe tener siempre un fundamento, no es para causar daño político,  sino para solucionar problemas. A la larga con trabajo, seriedad y humildad,  la gente se dará cuenta que el campo es un sector amigo, un sector que trae beneficios a la Argentina y que trae desarrollo y que es útil.

El gobierno debería entender que el campo es base de riqueza, base de desarrollo y base de arraigo a la tierra evitando que la gente migre.

Hoy el campo necesita autoridades que lo escuchen y que le den soluciones.

La sensación que tienen los productores es que el gobierno no escucha los reclamos del campo…

No es una sensación,  sino una realidad. Las pruebas son los 120 frigoríficos cerrados,  se ordeñan la misma cantidad de leche que el año 1999, hay 12000 trabajadores de carne en la calle, la peor expectativa de siembra de trigo en 110 años. Son cosas muy graves. El gobierno desconoció al campo y éste está siendo atacado.

En la actividad gremial ¿tenes referentes para llevar adelante este gran desafío?

 El día de la asunción fue muy fuerte ver sentados en la primera fila a todos los ex presidentes y de todos ello he aprendido algo. Ellos pasaron por momentos difíciles en su gestión, tanto económica, como sanitaria, de todo tipo, y estuvieron a la altura siendo protagonistas en su momento. La línea común en ellos es que fueron fieles a sus principios y honestos en la forma de plantear las cosas.

 

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!