Cómo transformar una nutrición balanceada en rindes

A días de comenzar una nueva campaña de fina, el escenario productivo presenta varios desafíos si se tiene como objetivo alcanzar los mismos niveles de cosecha del año pasado. Desde Corrientes, el profesor y especialista de la Universidad Nacional de La Pampa, Martín Díaz Zorita, comparte las claves para lograr un equilibrio en la adopción […]
mayo 23, 2022

A días de comenzar una nueva campaña de fina, el escenario productivo presenta varios desafíos si se tiene como objetivo alcanzar los mismos niveles de cosecha del año pasado. Desde Corrientes, el profesor y especialista de la Universidad Nacional de La Pampa, Martín Díaz Zorita, comparte las claves para lograr un equilibrio en la adopción de nutrientes cuidando no sólo el ambiente sino también el suelo.

Por: Diego Peydro –conductor de AgroTV

El mercado de fertilizantes vive una situación compleja de disponibilidad y accesibilidad esta campaña, con precios que distorsionan la ecuación productiva. Martín Díaz Zorita describe cómo integran el conocimiento en nutrición del sistema para seguir creciendo en rendimiento y calidad.

Martín, contanos cómo ves el mercado de fertilizantes en esta campaña?

En este momento estamos a una condición más que compleja porque más allá de la relación de insumo-producto, hoy el tema de disponibilidad y acceso a los fertilizantes es de mayor incertidumbre por el nivel político internacional / local y de intercambios comerciales hace que la situación sea compleja.

Siempre en este momento tenemos la incertidumbre de la totalidad de la demanda, si podrá ser cubierta o no – pero este año se acrecienta por los conflictos bélicos, decisiones comerciales y posiciones que hace que se puedan generar demoras a los flujos normales de ingresos de los fertilizantes y sus despachos-.  La demanda en cuanto a la relación insumo-producto si bien financieramente es compleja, es una situación muy favorable para una buena práctica de fertilización, entonces esa complejidad hoy nos lleva a estar atentos. Resumimos en una palabra: eficiencia

“En Argentina, tanto nitrógeno como fósforo y azufre -pensando en el cultivo de trigo y de cebada – son limitantes principales”

 ¿Cuáles son los factores de manejo que están conformando la eficiencia?

Es un año en el cual el diagnóstico es importante para conocer en qué situación está el lote y cuál es la expectativa de producción, tenemos complejidades en cuanto a los perfiles hídricos – vamos a sembrar si tenemos suficiente agua para acompañar el cultivo, vamos a fertilizar para que cada milímetro de agua que logramos capturar se transforme en rendimiento con la cantidad suficiente para alcanzar el máximo – sabiendo que la estrategia de abastecimiento de fertilizantes nos va a llevar a entender qué elementos estamos aplicando –fósforo, nitrógeno, azufre –

Es el año de hablar de eficiencias de planteos muy planificados en cuanto a la estrategia no fisiológica del manejo sobre el cultivo, sino principalmente en cuanto a la estrategia que incluye la logística, la aplicación y sobre todo la sincronía con la búsqueda de la máxima capacidad de producción que dan los lotes.  

¿Cuánto influye la genética a la hora de alcanzar los máximos rindes?

El progreso genético, es decir sembrar materiales más nuevos, nos permite ser mucho más flexibles en la eficiencia del uso de fungicidas, por lo tanto, vamos a estar cuidando la producción si invertimos adecuadamente en genética, si lo nutrimos en forma eficiente y si cuidamos el agua de los barbechos – en algunas regiones parece abundante aunque hay que seguir cuidándola y en otras está recién empezando a recargar- hay que hacer los deberes para que esa recarga sea completa antes de las fecha de siembra.

En un contexto donde los mapas de suelo marcan un gran desbalance, ¿cuál es la importancia de cada nutriente en el cultivo de trigo y los diferenciales de rendimiento que se han obtenido con buena nutrición?

En Argentina, tanto nitrógeno como fósforo y azufre -pensando en el cultivo de trigo y de cebada – son limitantes principales, es decir, los tres en casi todas las regiones de producción del país están afectando el máximo rendimiento de los cultivos que se podrían sacar con la genética y la condición de sitio. En cuanto a cantidades, en el caso de fósforo, de nitrógeno y de azufre, están ligados en parte al potencial de producción, la expectativa de rendimientos, cantidad de agua en el perfil y la eficiencia en la cual podemos convertirlo.

¿Cómo se traduce en números?

En el caso de fósforo, para gran parte de nuestro país, pensar en una fertilización con menos de 15 kilos de fósforo por hectárea aplicada -si es que el análisis del suelo nos recomienda una situación de respuesta – limita más del 10% del rendimiento, por lo tanto es el piso para empezar a hablar de ajuste.

En nitrógeno, dependiendo de la región y de la eficiencia, por cada tonelada que queremos producir estamos pensando en por lo menos unos 30 kilos de nitrógeno para el cultivo, cuanto más ineficientes somos ese valor aumenta.

El azufre es un elemento que tiene varias aristas,  en general para todos los cultivos agrícolas en lotes que voy a fertilizar en forma eficiente con nitrógeno, necesito corregir con azufre porque aumenta la eficiencia de incorporación del nitrógeno por la condición de crecimiento y a la vez si hay falta de nitrógeno – el nitrógeno está la materia orgánica, el azufre también está en la materia orgánica, si falta uno, falta el otro – El número simple para las recomendaciones es no estar por debajo de los 10 kilos de azufre que estoy aportando al sistema.

“Al progreso genético hay que acompañado con un progreso en las tecnologías de nutrición”

Una planificación estratégica es clave a la hora de producir

Estamos en situación de complejidad y esa complejidad nos lleva a planificar de forma anticipada. Sepamos que hay interacción entre los nutrientes, una muy mala nutrición de fósforo hace más ineficiente el nitrógeno; una falta de producción de azufre limita las respuestas del fósforo y del nitrógeno; una sobrefertilización con nitrógeno no garantiza mayor contenido de proteína a menos que el cultivo esté en condiciones sólidas de producción. La planificación estratégica es importantísima, es disponibilidad, logística y forma de aplicación.

Díaz zorita se refiere a los desafíos de balancear la eficiencia nutricional en nuestro país con el foco en lograr los 200 millones de toneladas de grano cosechadas.

Hablamos de producción, de rendimientos, de construcción de la producción – Argentina pasó de estar por debajo de las 100 millones de toneladas de producción de granos, a estar rozando los 200 millones y con posibilidades de superarlo – esa construcción del rendimiento tiene varios pilares, el primer pilar es que el rendimiento es la transformación de la energía del sol en carbono, en materia seca, en producción, para lo cual cuanto menos tiempo en las plantas que están creciendo están expuestas al estrés, esa tolerancia que es la adaptación del mejoramiento genético, mejora la eficiencia de transformar materia seca.

¿Cuál sería la traducción a campo de esa trasformación de materia seca?

Esa materia seca es carbono que entra de la fotosíntesis pero que va formando estructuras en la planta para que la planta funcione y eso se logra por nutrientes.

Los suelos abastecen parte de esa nutrición, pero están preparados para abastecer un nivel de producción mucho menor porque genéticamente y  durante miles de años la evolución de nuestros suelos trabajaron sobre otros niveles de producción, entonces al progreso genético hay que acompañado con un progreso en las tecnologías de nutrición, eso pasa no es por fertilizar más sino ser más eficientes no olvidarnos que todos los nutrientes hacen falta, que no estamos pensando solamente en el balance para el suelo sino en la oferta suficiente para la expresión de la genética.

Como ejemplo de este concepto, qué podríamos citar?

Este año lo vimos el maíz en pleno enero, en pleno momento de máxima temperatura máximos picos de calor, las condiciones de buena nutrición – lotes bien fertilizados o con historia de fertilización – toleraron un par de horas más por día esa condición de alta temperatura y hoy estamos cosechando unos cuantos kilos más.

Entonces hablar de las 200 millones de toneladas, hablar de barreras de crecimiento/rendimiento – es lo que busca cualquier mejorador al adaptar materiales a los ambientes donde producimos- va acompañado de adaptar la eficiencia de la nutrición.

Gracias Martín!

Notas relacionadas

Sin objetivos y sin medios

Sin objetivos y sin medios

El principal insumo de la política económica es la confianza, representada en la capacidad de quién la ejerce de transmitir una visión y una acción en la que la sociedad puede creer y de esa forma desarrollar expectativas sobre lo que sucederá y así modelar su propio...

Dólar soja, ¿se aceleran las ventas?

Dólar soja, ¿se aceleran las ventas?

Por Sebastián Salvaro, Co-founder de AZ Group En Argentina, el nuevo “dólar soja” fue acompañado por un mayor ritmo de ventas de la soja disponible, por parte del productor. Los pronósticos de clima sobre un tercer año niña, generaron una mayor intención de siembra de...

App utilitaria para regulación de fertilizadoras por proyección

App utilitaria para regulación de fertilizadoras por proyección

Por: Juan Pablo D´Amico1; Matías Micheletto2; Gabriel Eggly2  y Santiago Crocioni 1) EEA-INTA Hilario Ascasubi. Buenos Aires. Argentina.- 2) Departamento de Ingeniería Electrónica y Computadoras Universidad Nacional del Sur. CONICET. Bahía Blanca. Buenos Aires....

De recorrida por el cinturón maicero

De recorrida por el cinturón maicero

Este año tuvimos la oportunidad de visitar nuevamente EEUU de la mano de Spraytec, empresa de inoculantes a nivel global. Pudimos ver los avances y tecnologías que se vienen, siempre apalancados por el desarrollo, la innovación y el aporte de capitales que permiten...

Leyendas, anécdotas y grandes desafíos tras el cultivo de vainilla

Leyendas, anécdotas y grandes desafíos tras el cultivo de vainilla

El género vainilla es muy amplio. Reúne cerca de 110 especies de orquídeas que crecen mayormente en regiones tropicales, aunque también muchas de ellas se encuentran distribuidas a lo largo y ancho del mundo. Entre estas variedades, la vainilla planifolia es la más...

19 y 20 de octubre: Primer Congreso Internacional del Maíz

19 y 20 de octubre: Primer Congreso Internacional del Maíz

El maíz transformó a civilizaciones y mostró el camino a generaciones enteras, por lo que es la contribución alimenticia más importante que ha dado el continente americano al mundo. En los tiempos que corren, en Argentina se posiciona como un gran contribuyente en la...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!