En el marco del Congreso A Todo Trigo, DONMARIO la genética en trigo más vendida del país, presenta nuevas variedades con el objetivo de incrementar los rindes del productor en diferentes regiones. Lo analiza Enzo Cieri, gerente de desarrollo Zona Sur de la marca. El experto pone el ojo también en el inicio de la campaña y adelanta los planes para seguir creciendo.

DONMARIO viene trabajando arduamente en la próxima campaña de trigo. Con muchas expectativas se presume una estabilidad en la superficie sembrada del cultivo. Hoy y hace varias campañas se vienen desarrollando distintas líneas de manejo, posicionamiento, pautas y de recomendaciones que permitirán aumentar los rendimientos en trigo, logrando eficientizar el consumo de los distintos insumos.

La marca DONMARIO, con un vasto número de ensayos destinados a la toma de decisiones y con un respaldo estadístico fuerte, selecciona los materiales experimentales que se ajustan a la demanda de hoy, como así también a la generación de recomendaciones de manejo aplicadas y de posicionamiento preciso según cada lote y cultivo.

La campaña pasada la marca concretó cien ensayos DONMARIOMAS, de los cuales sesenta de ellos son asociados a la selección y el resto a distintas líneas de manejo. El objetivo es brindar materiales elite al mercado, acompañados de su mejor recomendación de manejo y posicionamiento para que el productor pueda explorar el 100% de su potencial productivo.

DONMARIO afirma que antes de comenzar a hablar de pautas de manejo y posicionamiento y de diferentes recomendaciones aplicadas, es necesario interpretar el concepto de Brechas de Rendimiento, un trabajo que la marca viene desarrollando hace varios años con actualizaciones periódicas.

 “Se entiende como Brecha a la diferencia que existe entre dos rendimientos. En este caso hablaremos de rendimientos medios y máximos.”, comentó Enzo Cieri.

“Es decir, si relacionamos la diferencia que existe de nuestra amplia red DONMARIOMAS, entre el rendimiento de genética élite (percentil 95 de los máximos rendimientos) menos el rendimiento medio, se obtiene una brecha productiva de un 33% para la región triguera. Donde cada región tendrá su propia brecha de rendimiento.”, detalló.

Además, mencionó refiriéndose al 33%, como el porcentaje de situaciones donde se seleccionó el mejor producto, sembrado en su fecha óptima y con las mejores prácticas de manejo aplicadas permitiendo alcanzar su desempeño ideal, y por supuesto donde también el contexto climático jugó un papel favorable.

Por otro lado, aseguró, que conociendo que es posible el aumento de rendimiento se disgrega al planteo de trigo en distintas partes:

5 CLAVES PARA EL CULTIVO DE TRIGO

  1. GENÉTICA

“La selección de la genética es fundamental, hoy DONMARIO, posiciona los materiales más productivos del mercado con una adaptación a toda la región triguera y perfiles sanitarios equilibrados con calidad panadera balanceada. Si analizamos la diferencia que existe entre los materiales con rendimiento medio, y el 5% de los materiales que mejor performaron dentro de nuestra Red DONMARIOMAS, podemos determinar la brecha genética que existe. Siendo esta del 13% y entendiéndola como el porcentaje en kilos que puede ganar o dejar de ganar el productor triguero seleccionando bien o mal las distintas variedades que elija.”, define Enzo.

Además, declaró que por supuesto dependiendo del ciclo y de la región, se obtienen diferencias en cuanto a brechas dadas por genética y ciclo. Aclaró en su análisis las siguientes regiones trigueras:

  1. IINORTE: los ciclos cortos muestran una mayor brecha que los intermedios ya que, deben ser correctamente posicionado en cuanto fecha de siembra y productividad del ambiente.
  2. IISUR: ambos ciclos presentan similares valores de brechas de rendimiento.
  3. III: los ciclos cortos serían aquellos que permitirán cerrar la brecha de rendimiento asociado a genética.

“El segundo eje temático es el referido a las fechas de siembras”, resumió.

  • FECHA DE SIEMBRA

En ese camino, adelantó que, dependiendo del material seleccionado, su ciclo, ambientes y las distintas regiones trigueras, el equipo recomendará la fecha de siembra óptima para cada material. Entendiendo a fecha, como el rango donde la marca maximizará el potencial productivo e intentará posicionar el periodo crítico en condiciones climáticas benévolas. Como consecuencia de una correcta fecha de siembra, el productor minimizará las probabilidades de un golpe de calor, como así también de una helada tardía. Cada región tendrá su propia fecha de siembra, al igual que los ciclos posicionados:

REGION IIN Y III:

  1. Ciclos intermedios largos: pérdidas de 32 kilos/ha/día a partir el 1/6.
  2. Ciclos intermedios: perdida de 17 kilos/ha/día a partir el 1/6.
  3. Ciclos cortos perdida de 13 kilos/ha/día a partir el 1/7.

REGION IISUR:

  1. Ciclos intermedios largos: pérdidas de 16 kilos/ha/día a partir del 1/6.
  2. Ciclos intermedios: perdida de 3 kilos/ha/día a partir del 1/6.
  3. Ciclos cortos: ganancia de 10 kilos/ha/día hasta el 10/7.

“Otro tema por considerar corresponde a la densidad de siembra”, manifestó.

  • DENSIDAD

Respetar las densidades recomendadas, según la variedad, su potencial de macollaje, fecha de siembra, ambientes, y regiones, permiten llegar al número de espigas necesarias para lograr los potenciales de rendimientos más altos, como así también lograr mejor estabilidad.

Para alcanzar estos potenciales el productor deber superar las 600 espigas por m2.

  1. CICLOS INTERMEDIOS LARGOS: densidades entre las 240 y 300 plantas/m2.
  2. CICLOS INTERMEDIOS: densidades entre las 280 y 340 plantas/m2.
  3. CICLOS CORTOS: densidades entre las 280 y 340 plantas/m2.

Estos umbrales de densidades dependerán de los ambientes explorados y la fecha de siembra. Para fechas más tardías que las recomendadas por el equipo de desarrollo, el productor tendrá que aumentar la densidad al igual que cuando explore ambientes de mediana a baja productividad.

      Para cerrar, Enzo abordó dos temas más. Uno la fertilización y por último la ambientación.

  • FERTILIZACIÓN

Cada variedad tendrá su nivel de nitrógeno donde maximice su potencial de rendimiento. Si bien este nivel depende de la variedad en cuestión, del tipo de fertilización; sea dosis simple o dividida, se podrá decir que en general, el nivel de nitrógeno para la dosis simple que maximizará el rendimiento se encuentra entre los 165 y 180 kilos de N/ha.

Por otro lado, en dosis dividida este nivel se encuentra entre los 180 y 210 kilos de N/ha.

  • AMBIENTACIÓN

Estamos trabajando hace varios años y con excelentes resultados en el manejo por ambientes, desde densidades variables como variedades por ambientes y respuestas a fósforo.

Conociendo para cada región cuáles son los factores ambientales que tienen un mayor impacto en el rendimiento, la marca pone a disposición del productor las mejores recomendaciones y posicionamiento a efectuar para alcanzar los máximos picos de rinde.

Para analizar todos estos temas, DONMARIO participará en el Congreso A Todo Trigo en el Panel de Semilleros I, donde abordará la temática Manejo por variedad, a cargo del ingeniero Enzo Cieri el 12 de mayo del corriente a las 16.45

DONMARIO está en búsqueda constante de entregar al productor la mejor genética con el máximo rendimiento acompañado de las mejores prácticas de manejo.

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!