Por: Sebastián Salvaro, co-founder ALZ Agro

Siempre los espacios de creación son buenos, es por eso que hemos realizado una misión exploratoria a polos destacados del viejo mundo, Alemania y Holanda, con un grupo de personas que además de ser parte del ecosistema emprendedor Agtech de la región, están interesadas en escuchar, aprender y preguntar sobre lo que está pasando en materia de innovación. Para lograrlo, la actitud a desaprender y compartir ha sido una de las herramientas de éxito durante el proceso

Han sido nueve días de intenso trabajo, pero con mucha satisfacción. Hemos podido entender cuáles son los lineamientos claves para los próximos 20 años. El bloque ha decidido, después de la crisis financiera mundial del 2008, apuntalar fuerte sobre temas como creación, innovación y medio ambiente en una mirada del mundo más globalizado. Dicho de otra forma, el bloque se vio retrasado sobre lo que está pasando en I&D tanto en Estados Unidos como en China y ven que no es bueno demorar la acción. A partir de ahí, los puntos fuertes en el programa HORIZONTE 2020 son trabajar sobre la base de la descentralización, en programas que apunten a la creación de nuevas empresas globales, y que tengan como foco mejorar la situación medio ambiental. Descentralización, desde el punto de vista que los proyectos, tiene un apoyo privado y también público que se puede ver en todos los niveles -Bloque, Regiones y Municipios- participando activamente del desarrollo de empresas que ayuden a mejorar sustancialmente los pilares antes mencionados. 

Sebastian Salvaro Co Founder – ALZ Agro

Una diferencia sustancial con otro de los polos de innovación, como Silicon Valley, es la participación del sector público, más allá del privado que mencionamos anteriormente, generando micro-ecosistemas de desarrollo según la idiosincrasia de cada país; allí vemos al Agtech picando en punta en Alemania y Holanda, pero apareciendo otros lugares de grandes oportunidades como es el norte de Italia y España. Cuando hablamos de FOODTECH, también se suma de forma pujante Francia, de la mano de París, generando tendencias de consumo diferentes a las actuales. Otro factor de descentralización son las cortas distancias en países chicos y la gran cantidad de universidades que hacen un entorno próspero para la generación de nuevas ideas.

Por último, los canales que se utilizan para esta generación de innovación son programas que van desde el apoyo financiero, a través del Banco Europeo, generando fondos con distintos países o con una sustancial baja de impuestos a las ganancias como es el caso de Bélgica.

El ecosistema funciona con los mismos actores que en otros lugares -Venture Capital, Fondos Seeds, Universidades, Compañías, Agencias e instituciones – más el apoyo de lo público como factor fuerte. De todas formas se ve con preocupación la forma de legislar sobre mercados que aun no existen pero que como consecuencia de esta innovación podrían empezar a surgir; como punto diferencial, esta situación se ve con menos temor en otros lugares del mundo, como por ejemplo, EE.UU. e Israel. Estos últimos, no ponen el caballo delante del carro, prefieren que ocurran las cosas para luego legislar.

La carrera la hemos visto sobre todo en el vertical de maquinaria agropecuaria conjugando robotización, donde se puede alcanzar una eficiencia en la repetición de tareas con un nivel de eficacia jamás visto.  El caso de la automatización a través de tractores e implementos que se manejan solos, por la gran masa de datos que estos generan, trae aparejado esfuerzos por implementar inteligencia artificial para mejorar los procesos y los productos logrados. Por último, en la línea de los grandes temas, se ve un esfuerzo enorme por mejorar los procesos de trazabilidad. 

Se distinguen tecnologías que apuntan más a la eficiencia que a la disrupción, pero de esto seguramente – además de Singularity – otros se estarán encargando. Además, hay un gran entusiasmo por lograr un nivel de digitalización superior al actual, recordemos que de acuerdo con McKinsey, es la industria menos digital en todo el mundo, y ahí es donde hay interés por captar esa oportunidad. 

¿Cómo y quiénes están en esta tarea de la innovación?  

En este apartado se puede observar cómo se construyen equipos de trabajo a base de diversidad donde la receta para esta creación no es una sola. Hemos compartido con empresas donde se invierte el 20% de la facturación en I&D, y empresas que invierten solo 5% de su facturación. Hemos visto empresas donde el fuerte es su área con más de 200 ingenieros de todo el mundo trabajando en el diseño para que proveedores les desarrollen el producto, y aquellos donde fabrican absolutamente todo, con laboratorios internos. El factor común es el enfoque puesto siempre en el usuario o cliente, según como se quiera mirar.

He tenido la oportunidad de estar y estudiar otros polos tecnológicos del mundo, donde se le da una importancia relativamente grande al emprendedor y cómo estos buscan cambiar al mundo siendo ellos los dueños de la innovación.  En este caso, y recordando al General japonés, Isoroku Yamamoto, luego de atacar a EE.UU “Me temo que hemos despertado a un gigante dormido y le hemos obligado a tomar una terrible resolución”. Digo esto porque las grandes compañías están siendo mucho más protagonistas de los procesos y son las dueñas no solo del capital a invertir sino de los modelos de negocios exitosos actuales, con ganas de cambio, pasan a ser muy importantes, relevantes y sobre todo abren oportunidades, ya que algunas desarrollan su propia área de I&D pero otras directamente salen de compras y adquieren grandes ideas que están despegando. Digamos que de alguna manera, se han despertado y van por todo en esta carrera del más rápido.

Como se ve, esto es una oportunidad para muchos, cada cual en su lugar y con ganas, podemos lograr lo que nos propongamos, por supuesto el desafío de todos es lograr una convergencia tecnológica que permita elevar la situación actual del sector y de la humanidad por otro mejor.