Por: Lic. Eliana Esnaola

Licenciada en comunicación

Saliendo del molde, Horizonte A cambió de escenario, día y horario. Realizó el último #Quincho del 2018 rodeado de caballos, fierros y mucho verde.

Lugar: Campo Argentino de Polo, espacio Volkswagen #Amarok, skybox a metros del campo de juego, donde se pueden ver los últimos modelos de la marca.

Lunes por la tarde, la temperatura marca apenas 25º y falta aproximadamente una hora para que comience el torneo de Ellerstina versus La Albertina.

Luego de un fin de semana complicado para los fanáticos de Boca y River, comienzan a llegar al parador de Volkswagen ubicado en el Campo Argentino de Polo, los protagonistas del encuentro: Álvaro Moreno, Andrés Bottino, Ramiro Ruiz, Iván Ordoñez, Juan Martín Melo y Diego Peydro. Los anfitriones:Juan Carlos Grasa y Máximo Miguens.

Recalculando

Puede resultar complicado y hasta doloroso en algunos casos repasar el 2018,pero es casi inevitable y necesario para hacer frente al año que viene. Un brainstorming de ideas marcan el año. Palabras como sequía, retenciones, inflación con cierta connotación negativa se mencionan una y otra vez. Aunque también hay espacio para resaltar lo positivo.

Iván Ordóñez, economista especializado en agronegocios analizó: “Personalmente el 2018 arrancó muy frío, sobre todo por la sequía. Cuando el productor deja de tener plata y se retrae el consumo de todo el sistema, eso impacta en los consultores”. Sin embargo, contó que a medida que fue transcurriendo el año, afortunadamente fueron surgiendo oportunidades.“Al contrario de la economía que empezó bien y terminó mal, yo comencé mal y terminé bien”, resumió.

Con la Catedral del Polo de Palermo como escenario, Iván se refirió al sector agroindustrial, y subrayó: “Está muy complicado, hay un aspecto que es difícil explicarle a la sociedad, y es que sus ingresos evolucionan con el dólar, no con la inflación, por lo cual las tasas de interés pueden ser muy difíciles de aguantar pero tolerables por una parte de la economía, porque lo pueden trasladar a los productos, en cambio, el agro no lo puede trasladar. La financiación es algo muy complejo, y el aumento de la presión impositiva sin dudas generó un desajuste”.

El día ameritaba una cerveza bien helada. Mientras Ramiro Ruiz, socio y uno de los creadores del Grupo Sema, disfrutaba de un refresco,manifestó: “Es difícil hacer un balance global, como Grupo Sema nos fue muy bien y estamos contentos porque tenemos mucho trabajo, pero no se me escapa que el país atraviesa una situación complicada. Muchas acciones del pasado que creíamos ganadas, regresaron”.

A modo de síntesis,  resumió lo bueno y lo tan bueno del año: “Entre los “PRO”, empezó a moverse la Ley de Semillas tan necesaria, y nuestros Seminarios Agroeconómicos mensuales cumplieron 30 años; entre los “CONTRAS”, el Ministerio de Agroindustria volvió a ser Secretaría; tuvimos una pésima campaña gruesa y regresaron las retenciones(no sólo para el agro); no poder romper con la vieja política; el anacrónico sistema sindical y la cultura prebendaría – que atrasan siglos – mientras el mundo avanza y nos saca ventaja”.

En tanto, Andrés Bottino, quien de profesión es ingeniero en producción agropecuaria pero actualmente se desempeña como Gerente de Marketing de Nufarm, expresó: “El  mercado todavía viene resentido y demorado. Con la devaluación el campo sufrió bastante sobre todo en lo referente a productos, por ahora venimos con un trimestre positivo pero lento en comparación a otros años”.

Entre idas y venidas, el anfitrión de la tarde Máximo Miguens, Responsablede Marketing y Comunicación de Vehículos Comerciales en Volkswagen Argentina,con una dosis de optimismo aseguró  que fue un año desafiante, en el cual Amarok viene creciendo y consolidándose en el segmento de las pick up. Con gran orgullo, recordó: “Hemos lanzado la Volkswagen Amarok V6 Comfortline, el mayor hito del año, un producto pensando para las necesidades del agro y del campo moderno”. En este sentido, se refirió a las características y detalló: “Tiene un nivel de equipamiento pensado para el trabajo combinado con el motor V6 de 224 caballos que es el más potente en su segmento”. En la lista de logros de Volkswagen, también figura la firma de acuerdos con AAPRESID y con ACREA. “En ambos casos somos el vehículo oficial, son acuerdos que surgen espontáneamente porque tenemos un vínculo muy profundo,ellos trabajan en el sector agropecuario y en tecnología aplicada al agro. Amarok,es una camioneta tecnológica pensada para las necesidades del campo”.

Luego del brindis, llegó el turno de Diego Peydro, creador, impulsor y periodista de Agro TV. Estudió la carrera de ingeniería agropecuaria para llevar adelante un programa de televisión que mostrara cada rincón del campo argentino. Hace muy pocos días cumplieron 800 programas y 16 temporadas. “Actualmente somos once personas en el equipo,recorremos entre 150.000 y 170.000 km por año – ya sea en auto o avión -. No solo aprendemos mucho, sino que siempre hay más por aprender”, reflexionó.

¿Cómo fue el año para el periodismo agropecuario? Para Peydro, el 2018 fue un año de muchos desafíos porque el sector agropecuario tuvo sus vaivenes y detalló: “Alcanzó su peor sequía en los últimos 50 años y eso periodísticamente afecta muchísimo porque hay que lograr un balance. La seca no fue igual en todo el país, con lo cual tenemos que mostrar una diversidad productiva”

Catarata de desafíos

Después de un balance, siempre hay una larga lista de aspectos por mejorar. Yendo un escalón más arriba y preparándonos para el 2019, mientras degustan una rica picada y esperan el torneo, cabe preguntarse qué retos le depara al agro argentino y a sus protagonistas. Más allá de la perspectiva,cada uno desde su lugar considera clave mejorar la comunicación.

“Hay que hacer docencia”

Para Alvaro que hace un año ocupa el puesto de Gerente de Relaciones Institucionales de Bayer, pero hace 23 años que está ligado al mercado, muy entusiasmado resaltó: “La compañía se encuentra optimista y con ganas de arrancar. Se juntan dos grandes empresas: Bayer y Monsanto, con productos distintos que perfectamente se complementan”.

Moreno comenzó a hablar sobre la imagen de la fusión. “En Bayer estamos más acostumbrados a dialogar. Trabajaremos en un programa de transparencia donde se van a subir los archivos de los análisis y ensayos de los productos con el fin de generar mayor diálogo tanto con la sociedad como con los clientes”. 

En cuanto a la famosa comunicación de la que tanto se habla desde las compañías ligadas al agro hacia la comunidad consideró: “Las empresas han tomado una postura    – sobre todo las que pertenecemos a las Cámaras – de fomentar mayor relacionamiento y explicar con más detalle, el agrotelling, empezar acontar las cosas buenas que hace el agro, sin tener que mentir”.  Como contrapartida reconoció que “al no generar diálogo se crea un espacio importante para que la otra parte arme pre-conceptos e imagine una situación que a veces no sucede”. Muy entusiasmado con el tema, Moreno dijo: “Hay que hacer mucha docencia, contar las cosas buenas y demás. Estoy convencido y es parte de mi trabajo empezar a hacer eso,el relacionamiento con las sociedades, y con las ciudades del interior, ponerse en el lugar del otro”.

En la misma línea, para Ramiro, hay un desafío pendiente del agro desde hace  muchos años ¿Cuál es? “Mostrarse tal como es el sector agropecuario porque no se condice lo que es en la realidad, el peso que tiene en la economía nacional con la imagen que tiene.Realmente es una tarea pendiente y espero que se pueda revertir este año”.

El reto de los periodistas

Según la mirada y expertise de Diego,el periodismo agropecuario aún tiene mucho por hacer y crecer. “Nos falta capacitación en cuanto a cuestiones técnicas, y hacia dónde va el negocio. Hay muy poca gente mirando el mediano y largo plazo”. En segundo lugar, apuntó: “Si hay un derecho de propiedad intelectual tendría que existir también sobre el periodista”.En tercer lugar, resaltó que  uno de los grandes desafíos es hablarle a la comunidad. Reconoció que hay que empezar a cambiar el mensaje, y aclaró: “Si queremos ser respetados, tenemos que empoderar primero al ingeniero agrónomo, aquella persona que estudió durante años para llevar adelante una gestión ambiental y que ese ingeniero con nuestra ayuda pueda comunicar qué hace y cómo llega ese alimento a la mesa”. 

Más allá de las materias pendientes, compartió: “Estamos en un sector que es maravilloso porque somos una familia, viajamos por el país y el mundo todos juntos. No sé, si periodistas de otros rubros tienen la oportunidad de compartir tanto tiempo y me encanta porque terminamos siendo buenos amigos. Hay un ámbito de camaradería, de compartir conocimiento, al igual que lo hacen los productores. Creo que estoy en el mejor sector”.

En sintonía con Diego, Juan Martín Melo, periodista agropecuario, a modo de análisis subrayó: “La relación periodismo/agro debería seguir fortaleciéndose. El periodismo agropecuario hacia adentro se debe un debate profundo, nos debemos respetar mucho más, y exigirle al resto de la sociedad que valore el trabajo que hacemos”. Con una visión más emocional, señaló: “Tenemos que trabajar más unidos. Actualmente hay varias entidades de periodistas, pero mi sueño es tener todo dentro de una misma Asociación y trabajar mucho en planes de capacitación y perfeccionamiento, y a su vez, tener fuerte presencia en el interior del país”.

En otra sintonía, Máximo mirando hacia adelante, pensó en voz alta: “En Volkswagen queremos continuar consolidándonos en nuestro trabajo y relacionamiento, profundizando y posicionando a la Amarok como lo que es, una camioneta de uso dual, versátil que se adapta a todas las necesidades, ya sea para el trabajo como para la vida al aire libre”.

La fuente de los deseos

En cuanto a las expectativas y aspiraciones que tienen como argentinos,orgullosos de su país más allá de la coyuntura, compartieron sus anhelos desde lo más profundo.

Minutos antes del inicio del torneo, Alvaro dijo:Como argentino que soy deseo que haya más tranquilidad y que no vivamos con tanto conflicto. Siento que todo el tiempo estamos en la lucha con una tensión constante, y estoy convencido que podemos vivir mejor”, y argumentó:“Considerando desde la extensión geográfica del país, la variedad de cultivos y de la industria, la inventiva, esas ganas de salir del status quo y ver cómo superar los problemas”.

No obstante, más allá de la voluntad, reconoció que “debemos tener mayor previsibilidad, necesitamos empezar a trabajar más ordenados como país. Con diálogo se puede y para eso hay que aprender a ponerse en lugar de otro. No tomar decisiones muy extremas y explicar”.

Andrés se sumó con los mismos deseos: “Como país hay que empezar a tener políticas más claras, si entran las retenciones o no, poder apostar y producir dado Argentina tiene todo para seguir creciendo.

Por su parte, Ramiro, antes de compartir sus anhelos, reconoció que “este gobierno es más receptivo que el anterior y hay más institucionalización, con lo cual tengo esperanzas de que haya cambios hacia mejor”. Por otro lado, también destacó: “Argentina tiene otra exposición en relación a años anteriores, están hablando de nosotros y eso es positivo”

Mientras saboreaban unos bocaditos de salmón, Iván, enfatizó: “Mi esperanza es que no volvamos al pasado, y que la sociedad en su conjunto no ceda ante la tentación de cortarse del mundo; que como comunidad, entendamos que hay muchas cosas que no son una elección, llegar al déficit cero no es una elección, es un requisito de la realidad. No podemos vivir financiándonos eternamente, ni con el exterior ni con el interior”, y agregó: “Si logramos vencer eso y sortear este momento complejo con una apuesta a quedarnos dentro del sistema mundial, creo que nos va a ir bien”.

Cuando parecía que no había más deseos, Juan Martín expresó: “Deseo que Argentina pueda recuperarse de esta situación económica, política y social tan complicada. Que entre todos podamos armar un gran equipo que se llame Argentina con 44 millones de jugadores unidos. Si bien, los productores agropecuarios este año sufrieron una gran sequía,inmediatamente de un momento a otro invirtieron millones de dólares en una nueva campaña agrícola. Es un ejemplo a seguir, a pesar de los malos momentos hay que seguir peleando y luchando. Ojalá que podamos encontrar una nueva Argentina que sea para todos y no para unos pocos”.

Juan Carlos, director de HorizonteA  cerró con su anhelo “deseo que el próximo año veamos los frutos de todo el esfuerzo que se hizo en este 2018, que Argentina crezca sostenidamente de la mano de la agroindustria, que las economías regionales despeguen, y sobre todo,que la esperanza en un país mejor y en un mundo más equitativo sea mucho más que un sueño, que al fin se convierta en una feliz realidad”.

¡Salud! Hasta el año que viene.

P/d: Ellerstina venció 17-8 a La Albertina