Auravant implementó modelos de aplicación variable de Nitrógeno en maíz y trigo, que están disponibles en su plataforma y ya están siendo utilizados por sus usuarios.

Hoy más que nunca, la tecnología se pone al servicio del agro para mejorar los resultados de la producción y facilitar su trabajo diario. ¿De qué manera? Por ejemplo, a través de las plataformas digitales de monitoreo, procesamiento  y gestión de información agronómica.

Así, gracias al desarrollo de estas plataformas de Agtech, es posible visualizar y monitorear lotes o realizar ambientaciones de manera rápida y sencilla, desde la computadora y complementarla con el teléfono celular en campo.

Ahora, Auravant fue un paso más adelante y, en el último tiempo, comenzó a incorporar modelos de aplicación variable de fertilizante en trigo y maíz.

El Modelo de Fertilización Variable de Nitrógeno en Trigo del INTA, en Auravant

A fines de 2018, Auravant selló acuerdo con el INTA mediante el cual incorporó a su plataforma el Modelo de Fertilización Variable de Nitrógeno en Trigo desarrollado previamente por el instituto.

“Generamos un convenio de vinculación tecnológica,  de investigación y desarrollo en donde nosotros, por parte de INTA, ponemos a disposición de la empresa el conocimiento y la disponibilidad de algoritmos desarrollados localmente para la prescripción variable de nitrógeno y, de parte de Auravant, aportan experiencia en el desarrollo de la plataforma y la gestión de administración de imágenes ya funcionales, para poner operativas y accesibles a productores y profesionales este tipo de herramientas”, explicó el ingeniero agrónomo Ricardo Melchiori, de INTA EEA Paraná, Centro Regional Entre Ríos. “La propuesta en el acuerdo incluye analizar luego, en conjunto, los sitios de aplicación para tener un proceso de mejora continua en el mecanismo de recomendación a fin de que, si se requieren ajustes, estemos atentos a la posibilidad de hacerlos”, agregó.

¿En qué consiste ese modelo del INTA? Parte de la premisa de que los lotes no son una superficie homogénea y que la identificación sus distintos ambientes es fundamental para la administración más precisa de los fertilizantes. Así, recomienda una aplicación base para la siembra y fija en todo el lote para luego, durante el desarrollo del cultivo, identificar las diferencias de vigor y estimar una prescripción variable para aplicar una nueva fertilización.

Los profesionales del INTA vienen trabajando desde hace más de 15 años en diferentes alternativas para implementar la agricultura de precisión en nuestro país y confían en que el uso de plataformas como Auravant facilitarán finalmente su adopción, gracias a sus costos accesibles y porque, de manera sencilla, ayudan a reducir los tiempos de trabajo de productores y agrónomos.

“De una manera muy rápida, expeditiva, sencilla, con pocos pasos, uno ejecuta prescripciones que otorgan estas plataformas y se facilita la adopción. También es una ventaja y una contribución al promocionar la adopción de la agricultura de precisión, concretamente en el manejo sitio específico de nutrientes. Es una de las ventajas por las cuales nosotros buscamos una alianza con el sector privado, para poner a otra escala este conocimiento que estaba disponible en INTA y cuya escala de adopción había sido considerablemente baja”, completó Melchiori.

Actualmente ya muchos clientes de Auravant han utilizado este modelo en la campaña 2019-2020 y seguramente será el camino a continuar por productores, agrónomos e investigadores, aplicándolo en los nichos más apropiados para su implementación (que fundamentalmente requiere lluvias para la segunda fertilización).

“La disponibilidad tecnológica requiere el acompañamiento del conocimiento agronómico adecuado. En el ámbito de recomendación de esta propuesta, tiene que haber frecuencia de precipitaciones razonable para que tenga sentido hacer una fertilización fraccionada; y por otro lado, también una productividad razonable, porque si la productividad es baja, la dosis requerida de nitrógeno es baja y entonces no tiene mucho sentido plantear fraccionar las dosis. En ese contexto de productividad buena a alta y acompañamiento o disponibilidad de agua, lo más razonable y recomendable es la práctica de dividir las fertilizaciones. Eso es lo que nos proponemos y lo que tiene de bueno la disponibilidad de un algoritmo en una plataforma es la escalabilidad al territorio”, finalizó Melchiori.

Plena: cómo generar mayor eficiencia del uso del fertilizante y sus resultados en maíz

Auravant también tiene integrado en su plataforma un modelo de fertilización variable que busca maximizar el uso de nitrógeno en cada hectárea identificando la cantidad de Nitrógeno óptima, en muchos casos generando un ahorro de insumos con menor impacto ambiental. Se trata de Plena, una solución de uso eficiente de nitrógeno basado en el análisis satelital.

Este modelo propone realizar una zona de suficiencia (un área del lote saturada de N) en la primera fertilización y luego en estadío avanzado del cultivo se compara el NDVI de la franja de suficiencia con el del resto del lote y sugiere realizar una corrección de fertilización a partir de la necesidad del cultivo.

El ingeniero agrónomo Matías Redel, asesor técnico de Administración Villalobos, fue uno de los pioneros en la utilización de este modelo y, junto con el resto del equipo de Villalobos que se completa con el Ing. Agr. Tristán de Villalobos y Agustín Mossini, llevó a cabo ensayos en maíz y trigo en el establecimiento Establecimiento “Tres Bonetes” de Susana Maguire Duhau de Biocca, ubicado en la zona de Lincoln, provincia de Buenos Aires, desde los inicios de Auravant.

“A nosotros nos ayudó mucho. De un año a otro, bajamos mucho la cantidad de fertilizante que aplicamos y los rendimientos se mantuvieron. A nivel campo, teniendo lotes buenos y malos, estuvimos en un promedio arriba de 12 de toneladas de maíz por hectárea. Fue un rendimiento muy bueno y usando poco fertilizante”, señaló Redel.

“Lo que me da Plena es que en lugar de tener un solo valor de nitrógeno, tengo varios niveles de NDVI. Lo que demuestra distinto vigor de la planta. Entonces lo que yo gano es en precisión, en cantidad de información. Además que realizando dos aplicaciones de fertilizante es posible evaluar cómo viene el año en términos de lluvia: Si viene más o menos llovedor, por ahí ya me cambia mi potencial de rendimiento y me cambia mi dosis. A mí me gusta aplicar tarde, no me gusta aplicar temprano porque ahora no sé qué va a pasar dentro de dos meses. Entonces creo que puedo decidir mucho mejor mi dosis allá adelante que al comienzo, porque voy a tener más herramientas y mas información. Ademas todo el N que queda en suelo esta sujeto a pérdidas (mayormente lixiviación) ya que la demanda del nutriente es baja en los primeros estadíos del cultivo. Atrasar un poco la fertilización te debería sincronizar un poco más la demanda con la oferta”

Matías Redel

Si bien implica una logística organizada y debe ser aplicada en zonas con precipitaciones que permitan la incorporación del fertilizante “más adelante”, Redel opinó que Plena es una buena aliada para reducir insumos –con ahorros que rondan el 20% –  sin bajar rendimientos, así como contribuir al cuidado del medioambiente.

“Sabemos que, en algún momento, la cuestión ambiental va a venir. No vamos a poder aplicar el fertilizante que queramos. Surgirá alguna normativa porque la parte ambiental está cada día más a flor de piel y yo creo que, en algún momento, se va a exigir aplicaciones variable de fertilizantes. Plena es una tecnología de Auravant que, dentro del lote de producción, te deja aplicar más en los lugares que más lo necesitan y menos donde menos lo necesitan sin perder rendimiento. Es una nueva forma de trabajar que tiene mucho por ganar”, finalizó.

¿Qué es Auravant? Auravant es una plataforma digital integral para el
desarrollo de la agricultura de precisión que permite a los productores y
agrónomos gestionar y monitorear su campo de manera remota. Digitaliza los
diferentes puntos del campo, identifica y mapea la variabilidad del terreno,
para así poder elegir la mejor estrategia para maximizar el rinde, reducir los
costos y el impacto ambiental. 
Más información: www.auravant.com