Con serios problemas de logística que podrán impactar negativamente en los precios.

 

Se cumple el primer año de la gestión del nuevo gobierno, los productores han respondido con rapidez a la eliminación de las retenciones al maíz, trigo y girasol, y consecuencia de ello se produjo un fuerte aumento de la superficie de siembra de dichos cultivos con respecto a la campaña anterior.

La primera consecuencia es que tendremos un volumen de cosecha récord que hoy estimamos en un piso de 125 millones de toneladas pero podría llegar tranquilamente a los 130 millones si el clima acompaña durante los meses críticos del verano.

Pablo Adreani

Pablo Adreani

El volumen récord de producción tendrá impacto en los mercados y en el flujo comercial de cada uno de los commodities. En primer lugar el fuerte aumento en la superficie y producción de trigo en las provincias del norte, tendrá como primera consecuencia una mayor oferta de volumen de trigo primicia durante los meses de noviembre hasta mediados de diciembre. Desde el punto de vista del mercado podrá tener cierto impacto bajista en los precios durante la cosecha.

Tendremos también un fuerte incremento de la superficie de maíz, y en este sentido es muy probable que la participación del maíz de segunda y tardío pueda superar el 60% de la superficie total de siembra. Esto tendrá impacto directo sobre el patrón de comercialización, con un ingreso de maíz temprano durante los meses de marzo y abril, y un mayor volumen de  ingreso de maíces tardíos de junio en adelante.

Al análisis hay que agregar el ingreso de girasol cosecha temprana entre el 15 de diciembre y el 15 de enero, que este año se estima en el orden de las 600.000 hectáreas, o su equivalente de casi 1,2 millones de toneladas.

Análisis global

Tendremos cosecha continua empezando la misma con los cultivos de invierno a mediados de diciembre y parte de enero, siguiendo con la soja y maíces tempranos en marzo y abril,  y terminando en los meses de julio y agosto con la cosecha de maíces tardíos. El productor tendrá entonces mayores posibilidades de ir vendiendo cada una de sus cosechas en tiempos distintos y esto le va a permitir ir preparando una estrategia para cada uno de sus productos.

Sin embargo debemos tomar conciencia que no tenemos antecedentes en la Argentina de tener una cosecha súper récord de 125 millones de toneladas, de las cuales 60 millones son de soja y 40 millones son de maíz. Solo entre estos dos cultivos de verano tendremos 100 millones de toneladas que se cosechan casi todas en la misma época. Primera alarma para los productores, habrá serios problemas de logística, la descarga en los puertos tendrá mayor demanda que lo normal y esto en la  práctica implica que el productor podrá recibir un menor precio por sus cosechas. El típico descuento con descarga será este año un factor a considerar a la hora de proyectar cómo vender la cosecha. En este sentido cobra una gran importancia la venta anticipada, ya se trate de vender forward (precio y mes de entrega previamente convenido) o vender futuro en el MATBA una determinada posición,  como cobertura ante posibles bajas del mercado.

Por cómo se plantean los mercados, una alta dosis de volatilidad e incertidumbre, no tomar posición de venta o cobertura lleva implícito un muy alto riesgo comercial. El productor debe tomar conciencia que el hecho de no tomar posición de venta anticipada  implica que se tiene una visión alcista del mercado. El tema es que en la realidad los mercados se comportan no siempre como queremos, o de acuerdo a nuestra voluntad. El productor peca en pensar que lo que sucedió este año – desde el punto de vista de evolución de los precios –  se va a repetir de la misma forma en la campaña próxima. Y en  este sentido hay que destacar que todos los años no son iguales, solo basta con ver como se viene comportando el mercado disponible y futuro de todos los commodities con respecto al año anterior para darnos cuenta que se están dando comportamientos opuestos.

Venta

Por este motivo es aconsejable que el productor analice bien en detalle cómo resulta el margen bruto de cada uno de los cultivos a partir de los precios actuales de mercado, definir la venta en función del margen bruto y su análisis histórico de al menos las últimas cinco campañas. Todo esto junto con un estudio más detallado de las perspectivas de los mercados para el corto, mediano y largo plazo.

Por citar un caso, el mercado de la soja  se ha mantenido casi en el mismo nivel, hablando de la nueva cosecha, en los últimos 60 días. El precio de la soja posición mayo 2017 en el MATBA se mantuvo en un rango de 255 a 265 u$s/ton. Y en el medio de todo esto nos pasó por encima una súper cosecha de soja record en Estados Unidos mayor a los 118 millones de toneladas. Si el mercado no quebró a la baja con semejante volumen de cosecha, cuando lo hará?? Será que en esta campaña la presión de la cosecha de Brasil y Argentina, con más de 160 millones de toneladas, tendrán un impacto bajista sobre los precios de soja en Chicago??

 Como vemos hay y habrá mucha volatilidad e incertidumbre en los mercados, y este es motivo suficiente para que los productores tomen conciencia y dejen de tomar él te en la cubierta del titanic. La mejor estrategia para mercados con alta dosis de incertidumbre es estar cubiertos.  

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!