Por Juan Martin Melo

Entrevistamos a Juan Carlos Piazzale, quien maneja un tambo ubicado en Carabelas, zona norte de la provincia de Buenos Aires. Allí destinan  175 hectáreas al tambo, como principal actividad.

Juan Carlos Piazzale

Juan Carlos Piazzale

Empezamos esta charla hablando de cómo hacer para que un tambo sea competitivo, y vos nos decías que había que ganarle al avance de la soja, contanos como es esto.

Básicamente lo que hemos hecho todos estos años es desafiar a la soja y para poder ser competitivos frente a esto, es que a partir del 2008 hemos cambiado el sistema de alimentación. En lugar de cosechar las alfalfas a dientes, las hemos intensificado, y para eso hicimos un análisis para saber adónde nos llevaría la intensificación.

¿Cuál fue el resultado de ese análisis? ¿Era posible reformular el negocio?

Y mira, el recurso humano lo teníamos bastante bien armado, la maquinaria también. En las instalaciones hicimos algunas inversiones. Lo que nos propusimos fue tener pasturas, sobre todo alfalfa, para cuando uno intensifica y almacena.

¿Y cuál es la diferencia?

La diferencia radica en que la vaca no va a comer al lote, que es donde tiene la posibilidad de elegir. Con esta nueva propuesta donde nosotros le llevamos el pasto a los comederos, hay que contar con una alfalfa de gran calidad y libre de malezas.

Ese fue un desafío muy importante y dentro del planteo, el objetivo era lograr que el rumen de la vaca tuviera una dieta balanceada de una misma calidad durante todo el año.

Hay quienes dicen que no es lo mismo la comida en el campo que en el comedero

Cuando uno busca un buen perfil de alimentación y tenes un heno con 18 a 20% de proteínas, la única diferencia es que al almacenarla no tiene agua. De esta manera logramos minimizar el impacto en la producción lechera, ya que todos sabemos que en los meses de invierno las alfalfas pierden calidad.

Entonces el secreto es tener alimentación buena todo el año.

Si, además una dieta de dos voluminosas, maíz y alfalfa. De esa manera abaratar la suplementación, en ese aspecto hemos trabajado mucho.

¿Cuántos rodeos tienen y como los manejan?

Manejamos tres rodeos para vacas de ordeñe y lo hacemos por corte, por día de parido, y por producción, comiendo una dieta seca, que oscila entre 20 y 24 kilos diarios. Hacemos análisis de los TMR de toda la suplementación que tenemos pero no buscamos altísimas producciones sino que sea pareja, manteniendo los 14 y 15 mil litros de leche por hectárea.

Contanos sobre la cosecha de Alfalfa, ¿cuántos cortes anuales están realizando?

La alfalfa tiene algunos puntos claves para tener en cuenta como cualquier otro cultivo que son: buena fertilización, cuidarla de insectos y de malezas para lograr 300 plantas por hectáreas, y realizar 6 cosechas anuales. El secreto está en manejar el cultivo de alfalfa como el mejor cultivo agrícola.

¿En qué consiste el cuidado post cosecha?

Año a año continuamos con la fertilización hasta llegar a la cosecha, buscando el momento oportuno de corte, usando un producto que se llama heno-silo que nos permite un secado biológico de la planta anticipando un día la hechura del heno. Lo usamos en función a la calidad del rollo que nos tiene que durar mucho tiempo y además nos permite un medio corte más para cosechar.

Sabemos que los productores reciben capacitación en cuanto a cultivo de soja, maíz, trigo, por citar ejemplos. ¿Ustedes también cuentan con ese tipo de eventos?  Y  ¿cómo evolucionó el promedio del rinde?

Sí, claro. Los productores no estamos acostumbrados a medir y a partir de toda la capacitación que estamos recibiendo más el asesoramiento de las empresas y del INTA,  sabemos sobre los posibles potenciales de una alfalfa. Cuando empezamos íbamos a campo y no sacábamos más de 6000 kilos por hectáreas, hoy nuestra realidad es diferente. Este es un año en el que la lluvia de enero nos hizo perder un corte, pero hoy con 4 cortes estamos en 12000 kilos promedio  de materia seca. Calculamos entre 2800 y 3000 kilos por corte.

DSCN3504

Es un panorama muy tranquilizador

Te permite dormir tranquilo, sabemos que en silo de maíz, a 20 kilos promedio  por día está guardado ahí. El heno, a un promedio de 5 kilos por vaca, garantiza 45000 kilos de materia seca por mes. Saber que uno cuenta con este alimento te da una tranquilidad que no la brinda el verdeo.

¿Cuál es la diferencia sustancial entre la alfalfa hibrida y la otra, y cuál es el secreto del manejo?

La elección de la genética es fundamental, ya que ésta te ofrece una calidad superior. Hablamos por experiencia ya que pasamos por otras alfalfas que tenían enfermedades, que no tenían la relación hoja tallo que tienen las hibridas. Ahora se puede lograr lotes parejos, uniformes en altura, con mejor proteínas con la corona bajo tierra.

En la producción de leche, ¿también podemos ver reflejada la intensificación?

Se ve básicamente en los litros de leche promedio por vaca y en los litros totales por hectárea. Es muy difícil que en un tambo pastoril le hagas comer equis cantidad de pasto a una vaca todos los días en forma regular, en cambio con este sistema, con una dieta balanceada por un nutricionista le das al animal la porción justa de 55 kilos que otorga energía, digestibilidad y las proteínas necesarias que la vaca requiere.

¿Cómo es la dinámica de alimentación?

Una vez hecho el rodeo, armamos 2 ingestas. Una de un 30 % y otra del 70%. Se ubica a la salida del ordeñe porque es cuando más apetito tiene la vaca. Cuanto menos tiempo esté en el comedero mejor, para evitar que el alimento levante temperatura.

¿Es el tambo más rentable que la soja entonces?

Y no hay que medirlo en un solo año, hay que medirlo en varios… además el tambo te va dando la plata diaria que la agricultura no te da. Es un campo secano, con instalaciones básicas, con rotación de lotes y con tres pilares fundamentales: genética de animales, buena alimentación y factor humano.

 

“este sistema brinda al animal la porción justa de 55 kilos que otorga energía, digestibilidad y  proteínas”

“existen tres pilares fundamentales: genética de animales, buena alimentación y factor humano”

Dato de producción de alfalfa

Hasta el 2008 la producción de materia seca era aproximadamente de 6.000 a 6.500 kilos cosecha a diente, luego haciendo heno rollo y picado directo pasamos a 9.500 y 10.000 kilos ms. En la cosecha 2013-2014 con 4 cortes realizados estamos en 11.500 kilos ms. faltando un corte más de unos 2.000 kilos, es decir, una cosecha promedio de 13.500 kilos ms. con 5 cosechas, ya que por las lluvias del mes de enero y febrero casi perdimos un corte.

 MANEJO RECOMENDADO

Se recomienda sembrar alrededor de 15 a 18 kg/ha en pasturas puras. Realizar un análisis de suelo completo (pH, MO, P, S, CIC, Ca, Mg, K, Na, CE) para determinar deficiencias y una recomendación de fertilización. También se recomienda observar el cultivo detenidamente en los estados iniciales por los posibles ataques de pulgón que pudieran aparecer de manera tal de no demorar la fecha de primer aprovechamiento. Para maximizar rendimiento y calidad, planificar el corte o pastoreo entre botón floral y 10% de floración, o cuando el rebrote basal tenga 5 cm.

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!