Marcelo Torres, presidente de AAPRESID: “Los ejes principales serán salud del suelo y cambio climático”

Marcelo Torres pasó su infancia en Martínez, estudió agronomía en La UBA y se recibió en el año 91’. Su familia tenía un tambo en Brandsen y de muy chico iba al campo y disfrutaba del contacto con la naturaleza, los animales. Por eso eligió estudiar agronomía. Mientras estudiaba en el Nacional San Isidro, se […]
junio 2, 2023

Marcelo Torres pasó su infancia en Martínez, estudió agronomía en La UBA y se recibió en el año 91’. Su familia tenía un tambo en Brandsen y de muy chico iba al campo y disfrutaba del contacto con la naturaleza, los animales. Por eso eligió estudiar agronomía.

Mientras estudiaba en el Nacional San Isidro, se tomaba el 60 para ir a la rural en Palermo, le fascinaba ver los toros, las vacas, los caballos y también la maquinaria. “De chico, muy chico, me acuerdo ir al campo y disfrutar mucho cada oportunidad que tenía para estar en contacto con la naturaleza. Tuve siempre una vocación muy marcada, desde que tengo memoria”, nos cuenta.  

Por: Sebastián Nini -periodista-

Cuando se recibió, se fue a trabajar a la zona de Otamendi y se estableció en Mar del Plata. Está casado, su mujer es de Necochea, y sus cuatro hijos ya son nativos de Mar del Plata, ninguno estudió agronomía, el más grande es psicólogo y vive en España haciendo un posgrado en psicología del deporte; al segundo le gusta más todo lo referente a la informática; el tercero estudia ingeniería industrial y el cuarto estudia Administración de Empresa. Con su mujer se conocieron en Buenos Aires donde ella estudiaba magisterio alemán, Bilingüe alemán-español en Martínez.  Se casaron en Buenos Aires, viven en Mar del Plata -allí nacieron sus cuatro hijos-

Hizo un posgrado de especialización en producción de cultivos en la Universidad Nacional de Mar del Plata que tiene la sede en la Unidad Integrada, INTA Balcarce de la Facultad de Agronomía. Actualmente trabaja en la monografía de la especialización junto a Fernando Andrade, que se jubiló de INTA. El trabajo apunta a cómo la siembra directa, la rotación de cultivos y la intensificación usando cultivo de servicio puede contribuir a sostener la demanda creciente de alimentos.

Marcelo vive cerca de Playa Grande, le gusta mucho la náutica y hace años que está vinculado con el mar y los deportes náuticos. Primero hizo windsurf y ahora con el curso de timonel se lanzó a navegar, lo considera una actividad extra, bien contraria a la actividad tan tierra adentro del agro. Está convencido también que tienen muchas cosas en común como el conocimiento del clima, la naturaleza, los vientos, cómo funciona en verano, en invierno, la tabla de las mareas. La naturaleza y su funcionamiento.

¿Cómo te encuentra esta presidencia de AAPRESID en esta realidad, qué expectativas te genera?

Era vicepresidente con lo cual asumir la presidencia es como una continuidad. Me siento honrado porque los socios me han designado presidente y confían en mí para esto, es un hermoso desafío. Los tiempos que corren son bastantes dicotómicos, porque tenés por un lado, el frente interno que es muy preocupante por la falta de políticas públicas que estimulen la producción agropecuaria: y por otro, la complejidad de un año particular con sequía.

La situación es muy compleja y hay de todo -productores medianos, grandes, chicos, con campo propio, campo arrendado-  la situación de todos es crítica, pero obviamente el nivel de impacto cambia y hay productores que van a tener varios años por delante para poder, de alguna manera, recuperar el nivel de actividad y de patrimonio que tenían antes de este año. Se ha perdido mucho.

Lo ves como un panorama verdaderamente complejo

Ese escenario es muy preocupante, muy complejo con una mirada de mediano- largo plazo, y más en el actual contexto internacional. Contrasta mucho con el enorme desafío y oportunidad que tiene AAPRESID de transformarse en un agente de cambio de la agricultura y la ganadería global. O sea, de alguna manera, estos pasos que hemos dado en Argentina, yendo a sistemas sustentables basados en siembra directa, donde fuimos adicionándole la rotación de cultivos, el uso de cultivos de servicio entre cultivos de cosecha, este modelo siempre verde, fotosintetizando, controlando maleza, ciclando nutrientes, fijando carbono con la fotosíntesis, fijando biológicamente nitrógeno, este modelo que tenemos que adaptar a cada región, es ahí donde cobra fuerza la institución y los productores adaptando esta mirada, estos modelos a cada región.

“Es importante que los productores, por un sentido de pertenencia y por su conocimiento empírico, encarnen en este cambio”

Este modelo que ya hemos recorrido en Argentina; en el mundo, creemos que tenemos que empezar también a recorrerlo para poder sostener la demanda creciente de bienes y servicios mitigando el cambio climático. Y son modelos que tienen las características agronómicas que te describí, la siembra directa, la intensificación sustentable, pero también tienen el protagonismo, el productor en los cambios, trabajando junto con la ciencia y la tecnología, tomando decisiones gastadas en ciencia y tecnología. Es decir que AAPRESID tiene una oportunidad tremenda de poder contribuir a nivel global en este cambio de paradigma productivo.

¿De qué manera Marcelo?

Trabajando junto con productores de todo el mundo en la adopción de estos sistemas y contándole nuestra experiencia. Es importante que los productores, por un sentido de pertenencia y por su conocimiento empírico, encarnen en este cambio. Entonces creemos que la posibilidad es muy grande, pero también es una amenaza si no la tomamos, porque el mundo va a cambiar y en principio tenemos todo para ser un actor global.

“Argentina cambia de rumbo permanentemente, pasamos de ser una economía inserta en el mundo, un país abierto a ser un país totalmente cerrado”

¿Es un contraste muy marcado entre lo que puede ser y la realidad del ahora?

Nuestra situación local a corto plazo es muy compleja, pero la oportunidad global es muy esperanzadora. Argentina cambia de rumbo permanentemente, pasamos de ser una economía inserta en el mundo, un país abierto a ser un país totalmente cerrado.  Entonces es importante definir el rumbo. Acá es mucho más complicado pensar en un proyecto a largo plazo, así que esperemos que nuestros políticos y la gente, la sociedad en general, los empresarios, la población, los políticos acordemos qué tipo de país queremos ser.

Y un tema que quiero destacar, es esta oportunidad de transformarse en un actor global, como ya dijimos, para ayudar y para aprender junto con los productores y hacer esta transición tan importante, como así también construir un canal desde el productor al consumidor. Hay que empezar a mirar la salud del planeta, medirnos, discutiendo cuáles son los indicadores y los protocolos correctos.  

En la medida que tengamos indicadores de impacto ambiental, como por ejemplo la huella de carbono, y que el consumidor empiece a traccionar con su hábito de consumo eligiendo bienes y servicios con baja huella ambiental, de esa manera va a contribuir al diseño de estos sistemas productivos basados en ciencia y tecnología que mitigan el cambio climático.

Estuviste en una reunión la semana pasada en el IICA ¿Verdad?

Así es vengo esta semana pasada de estar en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, que nos invitó a una reunión donde discutimos un poco el futuro y la mirada proyectada sobre todos los Institutos de investigación agropecuaria de América.
Coincidíamos en que ahora la mirada tiene que ser de comunidad agroalimentaria, ya no tenés solamente que medir el impacto y tu alcance en lo que haces dentro del espacio, sino que tenemos que mirar en conjunto toda la comunidad agroalimentaria, cómo producimos alimentos, fibra de energía con menor huella de carbono, por ejemplo, menor huella ambiental, y cómo podemos integrar al consumidor en esa mirada. Creo que ese es el gran desafío.

¿Cómo viene el Congreso AAPRESID para este año?

Con el desafío de sostener un poco toda esta mirada prospectiva en un año tan complejo. A veces lo de corto plazo es obvio que está presente, pero sí, con ese desafío, con mucho foco en la mirada sistémica, en la tecnología digital, en las oportunidades de la bioeconomía, la importancia de tener políticas públicas claras, en la gran oportunidad que tenemos de promover estos sistemas que tienen la virtud de ser climáticamente inteligentes, de mantener niveles altos de productividad que se necesitan para alimentar la población mundial y para generar combustibles, también biocombustibles y una bioeconomía desarrollada y que a su vez cuiden el planeta. Toda la agenda del Congreso va a pasar por ahí.

Será en Rosario, en el Metropolitano y los ejes principales serán salud del suelo y cambio climático. Empezar a ver al productor y a estos sistemas como parte de la solución y no del problema. Bioeconomía, Biotecnología y todos los alcances.

En bioeconomía también hablando con expertos, tenemos el tema de biocombustibles sustentables para aviación tenemos una enorme oportunidad como país y es algo super complementario con el uso después de la proteína tanto del maíz como de la soja. AAPRESID cree en la evolución constante del conocimiento científico, empírico y de los estados productivos. Esa va a ser la mirada donde podemos incluir principios de la agroecología en esta visión sistémica.

Marcelo Torres sigue entusiasmado desde su Mar del Plata adoptiva con el año que para muchos será una crisis y para él, más que nunca, es una verdadera oportunidad de dar un paso global de crecimiento. Mide los vientos y las mareas, se hace a la mar una nueva presidencia de AAPRESID con horizontes ambiciosos y tiene un líder al timón que conoce de memoria como llevar la nave.

Muchas gracias Marcelo!

Notas relacionadas

Silobolsa: el know how argentino para el mundo

Silobolsa: el know how argentino para el mundo

INTA informa- @INTAinforma - El silobolsa es una tecnología que, con aporte del INTA, trasciende fronteras y hoy se exporta de manera exitosa a más de 50 países. Desde su incorporación en la Argentina –hace casi 30 años–, la evolución del silobolsa fue formidable: de...

Consultor de Redes Sociales en el sector agropecuario

Consultor de Redes Sociales en el sector agropecuario

¿Necesitas contratar a un consultor de redes sociales para tu empresa agropecuaria? ¿Conoces realmente qué es y qué hace un consultor? Vamos a dar luz al tema Ing. Agr. Mariano Larrazabal. Consultor en agromarketing digital y social media – Bialar....

Tratamientos biológicos en Alfalfa

Tratamientos biológicos en Alfalfa

Muchos avances nuevos y errores viejos Por: Ing. Ar. Alejandro Perticari. AER Concarán, San Luis Origen Su área de origen estaría en Asia Menor, abarcando esta zona geográfica Turquía, Siria, Irán, Irak, Afganistán, parte occidental de Pakistán y Cachemira. Pedro del...

El Gobernador y el doble discurso

El Gobernador y el doble discurso

CPN Hector Tristan El gobernador de Córdoba, rechazó enfáticamente el aumento de las retenciones que se discutieron en el Congreso, antes del retiro por parte del Ejecutivo del capítulo  fiscal de la denominada “Ley ómnibus”. Según...

¿Qué impacto tienen las emociones negativas en el trabajo?

¿Qué impacto tienen las emociones negativas en el trabajo?

¿Sabías que las emociones negativas como el enojo, la ansiedad y la sensación de inutilidad pueden afectar la capacidad mental y el desempeño de tu equipo de trabajo? Por: Ing. Agr. Diego Ruggiero – Director en ActionCoach Global En este artículo analizaremos cómo...

Nuevo presidente de Summit Agro Argentina

Nuevo presidente de Summit Agro Argentina

Desde el 1 de abril de 2024, Luis Silva ha sido designado como nuevo presidente de Summit Agro Argentina S.A. Luis es Ingeniero Agrónomo, egresado de la Universidad Nacional de La Plata y posee una extensa trayectoria en el sector de agronegocios donde, a lo largo de...