Menos agua en el horizonte

Por: Ing. Agr. Matías Cambareri -CPO Caburé Finalmente, y cómo lo anunciamos en junio, el invierno meteorológico (comprendido entre el 1 de junio y el 31 de agosto) finalizó con precipitaciones por debajo de lo normal. Ya declarada la fase fría del fenómeno ENSO es decir un evento LA NIÑA, sólo queda esperar que aparezcan […]
septiembre 27, 2022

Por: Ing. Agr. Matías Cambareri -CPO Caburé

Finalmente, y cómo lo anunciamos en junio, el invierno meteorológico (comprendido entre el 1 de junio y el 31 de agosto) finalizó con precipitaciones por debajo de lo normal. Ya declarada la fase fría del fenómeno ENSO es decir un evento LA NIÑA, sólo queda esperar que aparezcan otros forzantes climáticos que permitan el ingreso de masas de aire con humedad y de esta forma recibir algún alivio para los cultivos ya implantados y para recargar los perfiles durante los barbechos. Al igual que el resto de los meses de invierno, agosto no era un mes donde se esperaban láminas importantes de precipitación, sin embargo, algunas zonas se vieron beneficiadas por lluvias de hasta 100 mm acumulados que ayudaron al crecimiento de los cultivos de invierno (Figura 1).

Figura 1. Precipitación acumulada medida durante agosto 2022 (PP ac, mm).
Fuente: Red pluviométrica de Caburé.

Caburé cuenta con una extensa cantidad de estaciones meteorológicas (y que día a día continúan sumándose) que ayudan a hacer un poco de estadística y evaluar el comportamiento de las precipitaciones de manera muy precisa.

Así, esta red recopiló que durante el mes de agosto, casi el 15% de los puntos de medición (más de 110) tuvieron una precipitación acumulada menor a 5 mm. En la Provincia de Misiones, se dio la mayor cantidad de días con precipitación superior a 10 mm (4 días), mientras que en la Provincia de Entre Ríos, se dieron los valores más altos de precipitación acumulada (superando los 119 mm en Paraná).

El nivel de sequía asociado a la escasez de precipitaciones puede observarse en la Figura 2. Según esta información elaborada por el SISSA (Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica), el sur de Santa Fe, noroeste de Buenos Aires y sudeste de Córdoba se encuentran en la categoría “sequía extrema” a “sequía excepcional”, significando precitaciones muy por debajo de los valores normales en los últimos 3 meses.

Figura 2. Zonas de Argentina bajo sequía según el SISSA (Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica), según precipitaciones ocurridas durante el invierno meteorológico (1 de junio al 31 de agosto de 2022). https://sissa.crc-sas.org/

La Organización de las Naciones Unidas (ONU, 1992) considera la sequía como el “fenómeno que se produce cuando las lluvias han sido considerablemente inferiores a los niveles normales registrados, causando un agudo desequilibrio hídrico que perjudica los sistemas de producción de recursos de tierras”. Pero, en el sector agropecuario, tenemos (a veces) un reservorio de agua: el agua en el suelo. Por eso aún nos queda analizar los niveles de agua en el suelo, que ya resultan insuficientes en todo el país en los primeros centímetros (Figura 3). Sin embargo, si miramos en el primer metro de profundidad (Figura 4), los niveles de agua útil en el suelo resultan adecuados (más del 50% de AU) en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires y este del Litoral Argentino. Siempre destacamos la importancia del nivel de agua útil en el suelo, ya que es una de las variables agrometeorológicas más importantes que condicionan el rendimiento de los cultivos.

Figura 3. Agua útil en la capa arable del suelo (%) al 12 de septiembre de 2022.
Fuente: Instituto de Clima y Agua. SMN-INTA-FAUBA

Obtener “la foto” de la condición actual es importante para saber cómo venimos, pero necesitamos saber hacia dónde vamos para poder tomar decisiones que ayuden a mejorar nuestra producción en un año que hasta ahora se viene guardando las precipitaciones.

La evolución del nivel de agua en el suelo, puede ser estimada a partir de un balance entre la “demanda” (de la atmósfera o del cultivo una vez implantado) y la “oferta” de agua (precipitaciones); y por lo tanto a partir de los modelos de pronóstico a mediano-largo plazo (más allá de los 30 días) de las variables determinantes, predecir de forma aproximada su comportamiento.

Con distintos niveles de probabilidad de ocurrencia, el pronóstico trimestral elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ayuda a dilucidar cómo serán las condiciones de oferta (precipitaciones) y demanda (evapotranspiración, determinada en parte por la temperatura del aire) que hacen al balance de agua en el suelo, durante los próximos meses. El pronóstico trimestral del SMN para el trimestre de la primavera meteorológica (meses de septiembre-octubre-noviembre) indica (i) mayor probabilidad (40-50%) de tener temperatura media por encima de lo normal en todo el país desde el norte de la provincia de Córdoba hacia el sur y (ii) mayor probabilidad de tener valores normales de temperatura desde el norte de la provincia de Córdoba hacia el norte (Figura 5). Esto significa que donde tenemos mayor probabilidad de tener temperatura media por encima de lo normal, la temperatura media de la primavera meteorológica sería al menos 0,5 °C mayor a los valores de temperatura media que observamos en la Figura 6.

Figura 4. Agua útil en el suelo (%) al 12 de septiembre de 2022.
Fuente: Instituto de Clima y Agua. SMN-INTA-FAUBA

Gran parte de la demanda atmosférica está asociada a la temperatura, por lo que esperable que la pérdida de agua desde el suelo (o desde los cultivos), sea mayor a lo normal donde se espere mayor probabilidad de temperatura media por encima de lo normal.

Por otro lado, las precipitaciones, tienen mayor probabilidad (40-50%) de ser inferiores a lo normal en el Litoral, este de Buenos Aires, la región de Cuyo y norte de la Patagonia (Figura 7), mientras que en el resto del país las precipitaciones estarían dentro de los valores normales para el trimestre (exceptuando el NOA donde no hay una categoría más probable). Es decir que se esperan menos de 250 mm en la zona este de la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo y entre 150 y 200 mm en gran parte de la Provincia de Córdoba (Figura 8). El balance hídrico atmosférico tendería a ser levemente negativo en toda la región productiva de nuestro país (mayor demanda y precipitaciones iguales o por debajo de lo normal) y habría mayor pérdida de humedad del suelo (mediante evaporación o a través de los cultivos) durante la primavera, limitando el crecimiento, por un lado, y no favoreciendo la recarga de perfiles en los barbechos.

Figura 5. Pronóstico trimestral de temperatura media la primavera meteorológica (trimestre septiembre-octubre-noviembre). Indica mayor probabilidad de ocurrencia de una categoría. Fuente: Servicio Meteorológico Nacional: Pronóstico Climático Trimestral, septiembre de 2022.
 

Finalmente, tenemos la actualización del fenómeno ENSO (El Niño South Oscilation) que en gran parte de nuestro territorio tiene un impacto negativo sobre las precipitaciones. La probabilidad que en la primavera meteorológica (septiembre-octubre-noviembre) se mantenga la fase fría del evento (“La Niña”) es del 90% y se mantendría por encima del 60% hasta el verano meteorológico (diciembre-enero-febrero; Figura 8).

Figura 6. Mapa de temperatura media de la primavera meteorológica (trimestre septiembre-octubre-noviembre).
Fuente: Servicio Meteorológico Nacional: Pronóstico Climático Trimestral, septiembre de 2022.

La NIÑA por tercer año consecutivo, dará como resultado menores precipitaciones de lo normal en las regiones donde la señal es fuerte, mientras que en otros sitios como en el sur de la Provincia de Buenos Aires, tal vez algunos ingresos de aire húmedo permitan generar ciertos alivios hacia finales de la primavera.

En resumen

En el horizonte (y en la HORIZONTE A) se ven pocas lluvias. Donde hoy tenemos poco nivel de agua en el suelo, es probable esta deficiencia se acentúe hacia fin de la primavera, con algunos alivios esporádicos entre medio. La condición del fenómeno ENSO indica no sólo menores precipitaciones, sino también al tener un ambiente más seco, mayores chances de externos marcados de temperatura (¡extremos hacia arriba y hacia abajo!). En la región donde hoy tenemos buenos niveles de agua en el suelo, la recomendación de siempre: ¡CUIDARLA! No sólo ahora con la fina ya en marcha, sino también en los barbechos: que sean limpios evitando el consumo de agua por parte de las malezas.

Figura 7. Pronóstico trimestral de precipitación acumulada para la primavera meteorológica (trimestre septiembre-octubre-noviembre). Indica mayor probabilidad de ocurrencia de una categoría. Fuente: Servicio Meteorológico Nacional: Pronóstico Climático Trimestral, septiembre de 2022.

Utilizar estrategias de manejo que permitan maximizar el uso del agua permitirán obtener una buena producción en esta campaña. Utilicemos más la agrometeorología como herramienta en la toma de decisiones para decidir las mejores prácticas que ayuden a hacer “economía del recurso hídrico”. Hagamos monitoreo de las condiciones actuales, analicemos los pronósticos y la recopilemos DATOS para la construcción de estadísticas, para así poder tomar mejores decisiones.

Figura 8. Mapa de límite inferior del rango normal de precipitaciones (implica que donde las anomalías sean negativas, los valores de precipitación acumulada serían inferiores a estos límites) de la primavera meteorológica (trimestre septiembre-octubre-noviembre).
Fuente: Servicio Meteorológico Nacional: Pronóstico Climático Trimestral, septiembre de 2022.

Este resumen es un pantallazo general de lo que puede ocurrir y debe seguir ajustándose a medida que la campaña avance, contando con mayor certeza en los indicadores. En una escala temporal menor (por ejemplo, mensual) podría ocurrir que llueva más de lo que el pronóstico trimestral indica por lo que estemos atentos a los pronósticos de corto plazo (7-15 días).

Figura 9. Pronóstico probabilístico del fenómeno ENSO producido en base a CPC NOAA e IRI-Columbia. Septiembre de 2022 https://iri.columbia.edu/

La atmósfera es caótica y dinámica y las previsiones climáticas que acá presentamos se refieren a condiciones medias durante el periodo analizado, por lo tanto, no contemplan la ocurrencia de eventos puntuales tanto en la escala intra-estacional como en una escala menor a la regional.

Notas relacionadas

Cómo adelantarse a la acción de insectos de suelo

Cómo adelantarse a la acción de insectos de suelo

Monitoreo y control desde la presiembra, dos claves para ganar sanidad desde el inicio Adelantarse a la acción de las plagas es una clave para evitar complicaciones a veces irreversibles en el desarrollo de los cultivos.  En una conversación con Mariano Luna,  experto...

El ajuste HÍDRICO

El ajuste HÍDRICO

Tercer año consecutivo de evento “La niña”. Una frase que lo dice todo: precipitaciones escasas, heladas tardías y la necesidad de mirar el pluviómetro (o el pluviógrafo de la estación meteorológica) de manera constante, además de mirar el cielo, obviamente. Por:...

Los robots en el agro

Los robots en el agro

La introducción de la Inteligencia artificial y la robótica en el agro permiten mayor eficiencia y precisión en labores como la siembra, la pulverización, la fertilización, la cosecha y hasta el ordeñe en el tambo, asistiendo a productores grandes, medianos y chicos a...

Mercado de TRIGO

Mercado de TRIGO

LOS PRECIOS SE MANTENIENEN MUY ALTOS DEBIDO AL FRACASO PRODUCTIVO Y A PESAR DE LA PRORROGA PARA LA EXPORTACIÓN En el día martes 1° de noviembre se publicó una prórroga para las exportaciones de trigo comprendidas entre el primero de diciembre y el 28 de febrero del...

“¿Por qué tan pocas personas dicen ‘amo mi trabajo’?”

“¿Por qué tan pocas personas dicen ‘amo mi trabajo’?”

El mundo es más amplio que la mera jornada laboral y sus obligaciones. Por: Ing. Agr. Diego Ruggiero - Director Asociado ActionCOACH Global Confianza La interacción social históricamente ha sido clave en el desarrollo humano. Dedicar tiempo a socializar, a conocer...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!