ERAN OTROS TIEMPOS – Por: Ricardo Lafferriere

ERAN OTROS TIEMPOS – Por: Ricardo Lafferriere

Mi único político preferido Era una fría y neblinosa madrugada de 1951. El pobre viejito se había gastado todo el poco dinero que le quedaba, en remedios (cuando no, en este país) y era el único habitante que quedaba en esa destartalada pensión de (muy) mala muerte...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!