A lo largo de este 2019, la consultora SEMA realizó sus diez encuentros mensuales correspondientes al XXXI Ciclo, con el objetivo de brindar una mirada 360° sobre los agronegocios y generar un debate al respecto. Durante estos diez encuentros se brindó información actual y de calidad, que se convierte en una herramienta clave a la hora de tomar decisiones.

El pasado martes 26 de noviembre en el Hotel Club Francés, Gustavo López de Agritrend; Ignacio Iriarte, de Informe Ganadero y Juan Carlos de Pablo, fueron los disertantes.

Un mercado marcado por la incertidumbre

Una palabra que resuena hace tiempo dentro y fuera del sector agroindustrial, es “incertidumbre”. “Particularmente en le tema de granos, donde las variables más importantes son el tipo de cambio y los derechos de exportación, mal llamados “retenciones”, van a sufrir cambios”, aseguró López. En la misma línea, analizó: “Estamos a la expectativa de lo que pueda pasar porque no estamos viviendo etapas de altos niveles de precios internacionales y seguramente cualquier modificación en el esquema actual va a llevar en algunos casos, y zonas en particular, a quebrantos importantes”. No obstante, reflexionó: “Esperemos que las nuevas autoridades estén conscientes de ello y traten de adecuarlas a una situación más lógica para el productor agropecuario”.

Luego, el analista de granos compartió su visión sobre cada cultivo. En el caso del trigo, apuntó: “Seguramente vamos a tener una cosecha menor a la de 2018/19, un saldo exportable relativamente similar por una cuestión de stock, y una posibilidad de abastecer no solo a Brasil, sino también a una serie de países, básicamente los de sudeste Asiático y del norte de África que se concentran en el primer cuatrimestre del año triguero”. Al respecto, recomendó: “Es muy importante para el productor tratar de ir transitando ese período para llegar hacia el segundo semestre donde seguro encontrará mejores precios para su cereal”.

En lo que se refiere a maíz y soja, López señaló: “Todo está muy pendiente de la relación de Estados Unidos con China y la demanda del mundo, en un marco de restricción de oferta como se ha dado en los últimos dos meses en Estados Unidos”. No obstante, las expectativas son interesantes, y expresó: “En Argentina, seguramente se va a sembrar algo más de maíz y soja, pero quizás no tengamos las mismas producciones por una cuestión climática. De todas formas, creemos que va a ser un año realmente bueno con precios que van a ir mejorando a lo largo del ciclo”.

¿Hay boom ganadero?

El segundo bloque del seminario estuvo a cargo de Iriarte, quien se refirió a la situación actual y perspectivas de la carne vacuna. “Hay un mercado lleno de expectativas con tres componentes básicos: una oferta alta, tenemos un volumen de carne impresionante rozando las 300.000 toneladas mensuales; un consumo muy débil como no lo vimos desde la crisis 2001/02, y una exportación, cuya tendencia actual en relación a los últimos meses, está en el orden de las 950 o 1.000.000 de toneladas”, describió Iriarte.

En este contexto, no podía faltar el cisne negro “Peste Porcina Africana”. En este sentido, Iriarte manifestó: “El tema excluyente es China, tiene un problema que se ha extendido al resto de los países asiáticos, está en la puerta de Europa occidental, y tocando la frontera de Alemania que es un gran productor de carne de cerdo”. Según comentó el experto ante un auditorio lleno, para el año que viene se proyecta una faltante de 20 millones de toneladas de carne de cerdo en el Gigante Asiático con respecto al 2018, que fue un año normal antes de que aparezca la enfermedad.

Debido a este fenómeno de la PPA, Iriarte destacó que “China está habilitando plantas frigoríficas en todo el mundo, en el caso de la carne argentina está pagando entre un 40% y 45% de lo que pagaba hace un año/año y medio”.

Análisis político económico

De Pablo tuvo el honor de cerrar el último seminario del año. A sala llena, aseguró que “el contexto económico para la toma de decisiones tiene que dividirse en dos partes: desde la elección presidencial hasta este momento y de acá hacia adelante”. Para el economista, hasta este momento “no hubo necesidad de que Mauricio Macri y Alberto Fernández, tuvieran que reunirse en serio para ponerse a trabajar como bomberos”.

En este sentido, De Pablo, opinó que el nuevo ministro de Economía debe ponerse hablar en términos de política económica”, y explicó: “Basta de frivolidades, de anhelos, de fantasías, y de acusaciones, la política económica es un conjunto de decisiones concretas, la clave no está en los objetivos que son generales, sino en los instrumentos”.

¿Qué mensaje tiene para el productor agropecuario? Ante esta consulta, el economista fue claro y contundente: “El mismo que tengo para decirle al dueño de un kiosco, a un arquitecto, o a cualquiera”, y expresó: “Que se levante todos los días a ver cómo le encuentra la vuelta porque la realidad es un continuo que se alimenta con nuevas cosas permanentemente; conjeturar lo que puede ocurrir, nos llevaría tres horas y estaremos perdiendo el tiempo, entonces hay que tomar decisiones todos los días y esperar a que el nuevo Gobierno planifique lo que va hacer”.

El valor de los encuentros

En el marco del último seminario del año, dialogamos con los asistentes que concurren mensualmente, y le consultamos acerca del valor y la utilidad que tienen los seminarios. Ante este interrogante, Santiago González Aguilar, respondió: “Lo más útil es intercambiar ideas, y conseguir información privilegiada. En este lugar, se recibe información de calidad, si uno la procesa a tiempo sirve para tomar decisiones en un país con mucha incertidumbre y que resulta impredecible”.

Por su parte, Santiago Astorga, destacó: “Trato de no perderme ninguna reunión de Sema. Considero que es un espacio de encuentro con pares y distintos actores de la agroindustria. Además, los panelistas son siempre de primer nivel y disertan en el momento justo. Por lo tanto, me aportan valor para la toma decisiones y para estar siempre actualizado”.

En tanto, Juan Manuel Campos de Rizobacter, expresó: “La verdad que son muy buenos, brindan claridad sobre lo que es el negocio agropecuario tanto en lo comercial, como en la parte de granos, clima y también política”. En la misma línea, Alejandro Ramos Mejía de la firma Garfin Agro, subrayó: “Lo que más valoro de estas reuniones es la opinión calificada de los profesionales que dan un panorama bien acabado de lo que es el mercado de granos, clima, y economía. Siempre me voy con un pantallazo bastante fiel de lo que es la realidad y me dan herramientas para tomar decisiones en el futuro”.

Una de las mujeres que asiste con frecuencia es Andrea Combina, ingeniera agrónoma especializada en temas de financiamiento de empresas agropecuarias, quien también valoró la información que reciben, y especialmente, el espacio de intercambio que se genera con los oradores y asistentes.

Por último, José Martínez Sobrado, quien trabaja en una empresa familiar agrícola-ganadera, en San Pedro y en Rojas, manifestó: “Es importante participar para estar actualizado en todas las materias. Hoy por hoy es mucho más complejo que antes tomar decisiones en base a esos criterios y variables, estar acá mes a mes aporta un montón”.