De la fertilización nitrogenada y la densidad poblacional en maíz campaña 20/21

Por: Ioele, Juan Pablo. INTA Marcos Juárez

Folguera, Juan Pablo y Guerrero Rivas Martin. Técnicos Privados

Introducción:

En la agricultura que realizamos hoy, el Nitrógeno (N) es el principal elemento necesario en gramíneas para acercarse a las potencialidades de rendimiento que ofrecen los genotipos actuales.  El maíz no es una excepción y requiere una estrategia particular en cuanto a plantas logradas y ambientes a explorar.

Siguiendo el objetivo de maximizar la producción y continuando los ajustes de pautas de manejo realizando un uso racional y sustentable de los recursos disponibles, desde el área asignada a maíz en el sudeste de Córdoba es que volvemos a experimentar nuevamente para seguir entendiendo los procesos y mecanismos determinantes de la respuesta en el rendimiento a prácticas de manejo claves para el cultivo de maíz como son la densidad y la fertilización nitrogenada.

El maíz sigue siendo el cultivo de mayor costo de implantación en el sudeste cordobés, perteneciente a la zona núcleo productiva del país.

Y es principalmente este motivo por el cual gran parte de la investigación adaptativa de la región está dirigida a la evaluación del comportamiento de las estrategias de manejo referidas al uso del híbrido y su fertilización (Ioele y Folguera. Efecto de la fertilización Nitrogenada y la densidad de siembra en la productividad de maíz del Sudeste de Córdoba, 2019)

Salvando la principal limitante de la siembra en secano que es la disponibilidad de agua, el factor que limita en mayor medida la producción de maíz es el nitrógeno (Maddonni et al., 2003; Echeverría et al., 2015). Es la disponibilidad de este elemento la que regula la tasa de expansión de las hojas eficientizando la intercepción de la radiación (Uhart y Andrade, 1995).

La densidad de siembra en maíz también afecta la intercepción de la radiación y los rendimientos. La densidad de siembra es una de las prácticas que permite definir la capacidad del cultivo de interceptar recursos como la radiación, el agua o los nutrientes (Kruk & Satorre, 2004). El ajuste de la densidad de plantas resulta importante ya que es sumamente sensible a la disminución de la cantidad de recursos por planta durante el periodo crítico (Andrade et al., 1996c).

La caracterización del comportamiento de los materiales más utilizados en la zona frente a diferentes densidades de siembra no es una tarea sencilla, debido a que no todos los híbridos responden de la misma manera ante la disminución o el aumento en sus densidades, a lo que habría que sumar el poco tiempo disponible que permanecen en el mercado numerosos híbridos comerciales que se intentan caracterizar en el tiempo en sus diferentes interacciones genotipo x ambiente (Ioele y Folguera. Efecto de la fertilización Nitrogenada y la densidad de siembra en la productividad de maíz del Sudeste de Córdoba, 2019)

“Intentando validar respuestas de manejo propuesta desde hace años en la región, realizamos nuevamente la experimentación destinada a crear curvas actuales que combinan diferentes densidades de semilla a la siembra y diferentes dosis de nitrógeno progresivas”

Diseño:

Se establecieron en tres repeticiones 6 tratamientos en macro parcelas en un lote de producción de maíz de primera en Noetinger (dpto. Marcos Juárez, provincia de Córdoba.). Las parcelas sembradas fueron de 700 mts de largo. Para ello se definieron 3 bloques con 3 densidades de siembra diferentes y dentro de cada bloque se aplicaron 2 dosis diferentes de fertilización nitrogenada con base de urea granulada incorporada y una aplicación diferencial de Solmix con Agrotain.

Caracterización del ambiente:

Ubicación: Establecimiento  “San Javier”, Ruta Prov. Nº59 12 km al sur de Noetinger, depto. Marcos Juárez, Córdoba

Coordenadas de lote: 32º 29’ 46” S 62º 18’ 2.6”O

Suelo: Argiustol údico (clase de uso IIc) serie Noetinger.

Análisis de suelo:

Análisis de agua útil a la siembra:

Profundidad de napa a la siembra: 2,35 mts.

Antecesor: soja 1º (rinde 5300 kgs/ha)

Aspectos de manejo:

El híbrido utilizado fue NXM 7123 PW en 3 densidades.

La fecha de siembra fue el 13/09/2020 a una profundidad de 6 cm con sembradora John Deere de 18 líneas a 52,5 cm. con sistema de dosificación neumático. Como fertilizante arrancador se usó MAP con Zinc 100kgs/ha incorporado en la línea de siembra. También en la siembra se incorporó 150 kgs de urea granulada.

Densidades de siembra y logradas:

Las densidades de siembra fueron de 78.000, 89.000 y 103.000 semillas/ha para los tratamientos de baja, media y alta densidad. Por causas de las bajas temperaturas continuas y sequía en la preemergencia, se vio comprometida la emergencia y las densidades finales quedaron en 63.000, 72.390 y 83.630 plantas logradas/ha, con C.V. del 8,4%, 9% y 2% respectivamente para baja, media y alta densidad. Las mediciones de plantas logradas se efectuaron en V5 el 03/11/2020 tomando la cantidad de plantas en 10 metros lineales de surcos contiguos.

Fertilización Nitrogenada:

Según los análisis de suelo, el contenido de N en kgs/ha es:

El 03/11/2020 con el maíz en estadío de V6, se aplicó nitrógeno como Solmix 8020 chorreado entre líneas a 52,5cm.

Caracterización climática y seguimiento:

SEPOCTNOVDICENEFEBCICLO
3511057801950477

En general la campaña 20/21 se trató de una campaña muy seca con pocos eventos de lluvias, algunos muy intensos. El invierno 2020 fue extremadamente seco, la última lluvia otoñal de recarga fue el 30 de abril y hubo que esperar más de 4 meses hasta la próxima. Esto provocó un paulatino deterioro de la humedad del horizonte superficial. Luego, a principios de septiembre, llovieron 35 mm., proporcionando condiciones adecuadas para poder comenzar la siembra (12/09/20).

Por todo lo descripto arrancamos con un perfil bueno a regular de humedad en los 60 cm superiores. No obstante, muy bien provisto hacia profundidad por la influencia de la napa freática (2,35 mts a la siembra). Las temperaturas fueron más bajas de lo normal en la primavera y hubo varias heladas fuertes entre la siembra y la emergencia. Posteriormente, no se registraron más eventos de lluvias hasta fin de octubre y, entre las bajas temperaturas que afectaron el crecimiento radicular sumado a un perfil regular de humedad, el maíz llegó a esta fecha con un estado de estrés moderado a severo (estadío de V6, con muy baja altura).

Con las precipitaciones en ese momento se recuperó y ganó profundidad de raíces explorando los horizontes más profundos con mayor agua almacenada, lo que le permitió afrontar con buena condición fisiológica los meses de noviembre (estadío v10) y diciembre (estadío VT y R1) que tuvieron lluvias ampliamente menores a la normalidad.

Durante el período crítico del cultivo, el acumulado no superó los 90mm, o sea que a la luz de los rindes obtenidos, es lógico pensar que el cultivo hizo uso del agua almacenada en horizontes profundos debajo de los 60cm, más la proporcionada por la napa freática.

Paralelamente se evidencia una disminución notable de la profundidad de la napa, probablemente asociada al consumo del cultivo en el período crítico con escasas precipitaciones y sin manifestaciones evidentes de estrés en ningún momento. Enero se sitúa por encima del promedio.

El período de llenado fue seco en las primeras etapas y a fin de enero recibe buenas precipitaciones-las últimas del ciclo- con las que termina de definir un buen peso de grano. En febrero no se registraron lluvias. También es de destacar que, sumado a la escasez de lluvias, se produjeron altas temperaturas durante el período crítico, generando aborto de granos fecundados aunque no fue de gran magnitud.

El lote también se siguió durante todo el ciclo del cultivo por imágenes satelitales a través de la plataforma Auravant en los que correlacionaron perfectamente las diferencias que posteriormente se evidenciaron en cosecha.

Resultados:

Se cosecharon las parcelas el día 16/04/2020, de 555 mts de largo en promedio por 16 surcos de ancho a 0,525 con cosechadora CASE7150 y cabezal Mainero. Se pesaron las parcelas con balanza de carro monotolva y se midió humedad para corregir los datos a 14,5%. A continuación, los rindes obtenidos por parcela en kgs/ha secos:

Podemos ver cómo hubo respuesta tanto al aumento de densidad como al aumento de fertilización nitrogenada. La parcela con menor rinde fue la de baja fertilización y baja densidad.

“La parcela con mayor rinde fue la de mayor fertilización y mayor densidad”

Respuesta a la fertilización N dentro de cada densidad:

D bajaD mediaD alta
481632665
3.8%4.8%4.9%

En promedio de todas las densidades, la respuesta de la fert N fue de 593 kgs/ha (4,5% en promedio) al pasar de 141 kgs/ha de N-fert a 185 kgs/ha N-fert.

Respuesta al aumento de densidad de plantas logradas para cada nivel de fertilización:

En el primer salto de densidad, de 63000 pl./ha. a 73290 pl./ha., se obtuvo un promedio de 475 kgs/ha de respuesta, y al pasar de 73290 pl./ha. a 83630 pl./ha., 465 kgs/ha, con un acumulado de 940 kgs/ha promedio (7,2%).

En todos los casos se vio mayor respuesta con la fertilización N más alta.

Densidad baja (arriba espigas de macollos)          media                                           alta

Observaciones y consideraciones finales:

A pesar de los problemas de emergencia debido al frio y la escasa humedad durante implantación, el híbrido mostró cierta capacidad de compensación del faltante de plantas con espigas más grandes (de mayor contenido de granos) y hasta con macollos, hecho que se vio muy marcado en la densidad más baja, donde los macollos produjeron espigas. No obstante, demostró en este ensayo un comportamiento denso-dependiente ya que hubo respuesta marcada al aumento gradual de densidad en el rango evaluado.

También es de destacar que las plantas emergidas más tardíamente produjeron igualmente espigas casi en su totalidad demostrando también buena capacidad de compensación -producto del híbrido más ambiente-, frente a la desuniformidad temporal de emergencia

Asimismo, mostró buena respuesta a la aplicación de fertilizante nitrogenado, adecuándose perfectamente a un planteo de alta utilización de insumos para ambientes con alto potencial de rinde.

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!