La transformación digital del agro a través de los 20 años de ATT

Una mirada sobre los desafíos de la empresa agropecuaria Abog. (MsSc) Carlos A. VIDAL – Centro de Investigación en Economía y Prospectiva – CIEP- Miembro del Consejo Asesor del Programa Nacional AgTech INTA 20 AÑOS DE A TODO TRIGO – DE LA SOCIEDAD ANALÓGICA A LA DIGITAL Tuve el grato placer de ser invitado a […]
junio 3, 2024

Abog. (MsSc) Carlos A. VIDAL – Centro de Investigación en Economía y Prospectiva – CIEP- Miembro del Consejo Asesor del Programa Nacional AgTech INTA

20 AÑOS DE A TODO TRIGO – DE LA SOCIEDAD ANALÓGICA A LA DIGITAL

Tuve el grato placer de ser invitado a hablar sobre “Tecnología Digital en la Producción Agropecuaria” en el Panel TECNOLOGÍA PARA LA PRODUCCIÓN en el marco de la vigésima edición del Congreso A TODO TRIGO que organiza anualmente la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales. Congreso que, por otra parte, hoy se ha transformado en un clásico del calendario sectorial y que convocó en 2024 a casi 2.000 productores y más de 120 acreditados de prensa en un espacio dinámico de intercambio de conocimiento.

En dicho panel compartí espacio con el Ing Gabriel Tinghitella, responsable de innovación de AACREA, quien disertó sobre “Aplicaciones de las Agtech en los Sistemas de Producción”; y el Ing. Diego Villarroel de INTA Manfredi, quien lo hizo acerca de “Novedades de la Maquinaria: de la Siembra a la Cosecha”.

Esta posibilidad de hablar sobre la digitalización del negocio agro en estos primeros 20 años de A TODO TRIGO me condujo al desafío de hacer un ejercicio de retrospectiva respecto a cómo ha evolucionado en estos años la digitalización como un proceso tecnológico que hoy nos atraviesa a todos como integrantes de la sociedad, empresarios, profesionales y productores.

En este sentido, no creo equivocarme si pienso que allá a fines de los años 90 y principios de los 2000 cuando un grupo de entusiastas comenzaron a pensar este Congreso, no prever que años después estaríamos debatiendo en un panel especial y un eje vertical estratégico del Congreso a la cuestión de la digitalización y su impacto en la producción y gestión del negocio y la empresa agro.

Lo cierto es que el cambio ha sido realmente trascendente en este aspecto.  Si observamos el desarrollo de Internet como agente canalizador de la digitalización en el mundo, el primer Congreso A TODO TRIGO 2005 nos encontraba en un mundo con 1.000 millones de usuarios de internet y donde hacía poco más de 10 años había aparecido la primera website.   20 años después, este Congreso ya se desarrolló en un mundo donde internet llega a más de 5.300 millones de usuarios, lo que representa cerca del 70% de la población del mundo. 

Por otra parte, hoy podemos mirar atrás y ver cómo el mundo de aquellos inicios, el mundo de hace “apenas” 20 años, era un mundo que vivía décadas de un proceso de desarrollo relativamente lineal producto de dos Revoluciones Industriales (la Primera a fines del SXVIII con la Revolución del Vapor, la Segunda a principios del SXX con la industria pesada y química).   Y hacía pocos años que comenzaba a asomar una tercera vinculada con la informática y las computadoras. En esta línea, cuando uno observa como indicador a las 10 empresas más valiosas del mercado en ese momento se encuentra en los años 80 y 90 con clásicos como Ford Motor Company, Exxon Mobil, Chevron, CitiGroup, AT&T. Esto es, las grandes empresas del mercado mayoritariamente eran fruto de la producción de autos, maquinaria y del desarrollo de la banca.

“Este fenómeno de producción y procesamiento de datos toma dimensión cuando se lo intenta cuantificar”

Pocos años después, en 2010 y ya con 6 años de vigencia del Congreso, empiezan poco a poco a aparecer nuevos actores en ese listado:  Microsoft ocupa el segundo lugar entre las más valiosas, Apple el cuarto, Google el noveno. Esto es, el mundo, los negocios, las empresas y la economía en general comienzan a transformarse con un eje común: la aparición de las empresas digitales.

Y llegamos a este 2024 y a estos primeros 20 años donde 6 de las 10 empresas más valiosas del mundo son empresas especializadas en temas de digitalización y que representan a su vez casi el 90% del valor de esas primeras 10.  Ellas son Microsoft, Apple, Alphabet (Google), Amazon, Nvidia y Meta (Facebook).

Esta exponencialidad que la digitalización ha generado en la sociedad y en la economía se ratifica al observar solo a título de descripción rápida que a las aerolíneas le significó 64 años, a la industria automotriz 62, y al teléfono 50 llegar a los 50 millones de usuarios, mientras que Internet lo logró en 7 años y a una red social como Facebook apenas le llevó 4.

Este fenómeno que intento mostrar marca a las claras uno de los caracteres centrales de esta revolución digital que es la exponencialidad y representa un proceso de dinamismo de tal magnitud que a nuestro propio cerebro le resulta dificultoso procesar. Esto, como es de suponer nos genera enormes desafíos en la gestión de los negocios, de las empresas y, por supuesto, de nuestra propia vida y de lo cual como actores del sector no estamos para nada exentos.

Pero a su vez, vale preguntarse por qué estas empresas que hemos nombrado se han transformado en actores centrales de la economía.  La respuesta es rápida y simple: su centro es el procesamiento y manejo de grandes bases de datos que momento a momento generamos como actores sociales.  

“El mercado de drones para el agro se estima que crecería hasta cerca de un 70% hacia 2050”

Y aquí entramos en la segunda característica diferencial del proceso que estamos observando: el DATAISMO que, como ha dicho el historiador y escritor israelí, profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yuval Harati, es “la Religión del Nuevo Orden Mundial”. Una frase que marca de alguna manera la dimensión que este instrumento representa actualmente.

Así, el dato se ha transformado en el gran actor de la sociedad digital y es la base para entender el tipo de procesos que se llevan adelante en las tecnologías que los utilizan y/o coadyuvan a generarlo e intercambiarlo como el Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (AI) y el Blockchain. 

Y este fenómeno de producción y procesamiento de datos toma dimensión cuando se lo intenta cuantificar. De hecho, a fines de los 80 y principio de los 90, la capacidad de almacenamiento de datos a nivel mundial era de 2,4 exabytes en forma analógica y 0,02 exabytes de manera digital, mientras que ya en 2007 -cuando A TODO TRIGO cumplía sus primeros tres años-, esta capacidad ya había pasado a 280 exabytes digitales y 19 exabytes analógicos.  

Digitalización

Si a esto solo le agregamos que a inicios de 2010 la generación de datos en el mundo era de 2 zettabytes (1 zettabyte equivale a 1000 millones de terabytes), en la actualidad ya llega a 175 y se espera que en 2035 sea de 2.142 zettabytes, podemos dimensionar y ratificar los dos caracteres distintivos de la digitalización que hemos venido analizando hasta ahora; la EXPONENCIALIDAD y el DATAISMO.

Son precisamente los datos de calidad y cantidad los instrumentos que permitirán avanzar en sistemas eficientes de machine learning e Inteligencia Artificial, entre otras tecnologías, que posibilitarán una toma de decisiones cada vez más eficiente en el negocio y un aporte significativo al logro de los principios de sustentabilidad y sostenibilidad que todos buscamos del negocio.

LA DINÁMICA EXPONENCIAL DEL NUEVO AGRO DIGITAL

Todo este proceso visto al inicio nos posibilita adentrarnos en el análisis de por dónde están permeando las tecnologías digitales en el negocio agropecuario. Es comprensible que la incorporación ha sido un proceso más lento que en otros ámbitos de la sociedad, no solo por la propia dinámica sino por limitaciones como la conectividad que hoy continúa siendo un factor que impacta de manera directa sobre las estrategias de digitalización de la empresa.

Pero también es cierto que cada vez observamos con mayor interés cómo el proceso se va dinamizando debido en parte a la capacidad de innovación del productor argentino acompañada por la capacidad de creatividad de la industria tanto tradicional como de nuevos actores -p.e. StartUPs- que cada vez más trabajan en línea con la generación de productos adaptados a tecnologías digitales.

“6 de las 10 empresas más valiosas del mundo son empresas especializadas en temas de digitalización”

  • Se estima que los dispositivos inalámbricos instalados a nivel mundial para aplicaciones en la producción agrícola están pasando de 22,5 millones de conexiones en 2020 a 33,5 en 2025.
  • La instalación de sistemas de sensores en el campo y unidades de control remoto que se estimaban en 800.00 en 2020 ascenderían a 1,7 millones en 2025.
  • El mercado de drones para el agro se estima que crecería hasta cerca de un 70% hacia 2050, existiendo estimaciones a nivel mundial que indican que el sector agrícola – que hoy es el séptimo sector en utilización de este tipo de tecnología – pasaría a ser el segundo en algunos años.

A estos instrumentos base por el IoT debemos agregar por supuesto a otros como la teledetección, como tecnologías de recopilación de datos que son un componente importante del mercado de la agricultura de precisión y que también han visto una creciente adopción. De hecho, el mercado mundial de agricultura de precisión que se valoró en unos 5.900 millones de dólares en 2022, y se espera que alcance los 13.000 millones de dólares en 2027, con una Tasa de crecimiento acumulativo del orden del 13%.

Por otra parte, es importante tener en consideración que la digitalización no es un proceso que solo impacte sobre el sistema productivo en particular, sino que en estadíos avanzados abarca a toda la empresa y, de manera específica alcanza también a los sistemas de gestión, administración y comercio. El dinamismo de este espacio se vislumbra al observar que la adopción de sistemas de gestión agrícola ha crecido de manera constante a lo largo de los años, con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de alrededor del 7,6% de 2016 a 2022 y el mercado de software para el agro que fue de 1.800 millones de dólares en 2022 se espera que alcance los 4.300 millones en 2027.

OPORTUNIDADES Y DESAFÍOS DE LA EMPRESA Y EL NEGOCIO AGRÍCOLA EN UN MUNDO DIGITAL

Los datos de uso de tecnologías en el agro que se expusieron precedentemente abarcan solo a algunas tecnologías, pero intentar mostrar la dinámica y alcance que la transformación digital está manifestando en el sector con su gran exponencialidad y con dispositivos que potencian a las redes vinculadas al Internet de las Cosas y, a su vez, son generadores de cada vez más datos que son, y cada vez más podrán ser, aprovechados y transformados en información estratégica para la toma de decisiones. De hecho, la consolidación de sistemas de inteligencia artificial generativa o predictiva solo será posible si logramos como sector abastecer a dichos sistemas de datos certeros y en cantidades suficientes y constantes.

Frente a este panorama, la empresa y el empresario agropecuario se encuentran ante una disyuntiva sumamente disruptiva y que los lleva a preguntarse cada vez con mayor premura el cómo enfrentar todo este proceso.

Lo cierto es que ninguna receta puede ser copiada de una empresa a otra. Como en todos los sectores, cada una tiene sus características y alcances. Cada empresa deberá definir su propia estrategia, pero sin perder de vista que digitalizar el negocio no es solo terminar con los sistemas analógicos o burocráticos (“papeleo” dicho en términos coloquiales) sino que se trata de una transformación integral que abarca desde mindset de la empresa hasta el de sus cuerpos gerenciales y equipos.  

Como hemos visto, el proceso de transformación que la digitalización ha traído al mundo empresarial, profesionales, de negocios y al agro en particular desde aquella primera edición de A TODO TRIGO hasta esta vigésima que hemos compartido hace pocos días, abre un panorama de amplios desafíos y oportunidades para cada uno de los actores del sistema agropecuario.  

Prepararnos, buscar el herramental óptimo acorde con nuestras necesidades, capacitarnos, compartir, informarnos sobre avances, preservar la ciberseguridad de nuestros sistemas, transformar datos en información para la tomar decisiones más precisas, efectivas y rentables es el desafío y, a su vez, la oportunidad que nos presenta el mundo digital en el que vivimos día a día.

Notas relacionadas

QIRA, la evolución del comercio electrónico

QIRA, la evolución del comercio electrónico

Para una empresa cuyo ADN está profundamente arraigado en las características del sector agropecuario fue un desafío muy entusiasta desarrollar QIRA, el primer e-commerce del agro argentino. ALZ-Agro se metió de lleno en el universo tecnológico para estar a la altura...

Puentes verdes* con camelina

Puentes verdes* con camelina

Los planes para mitigar el calentamiento global generan una oportunidad, y a la vez, un desafío para el agro. Lograr una agricultura más sustentable, enfocada en el cuidado del carbono del suelo, aumentando la productividad para sostener la producción de alimentos y...

Comportamiento sanitario de variedades de trigo

Comportamiento sanitario de variedades de trigo

Campaña 2023-24. Subregiones PBN IIN-VN 1 Enrique Alberione, 1 Nicolás Salines, 1 Elizabeth Pozzi, 1 Dionisio Gomez, 1 Guillermo Donaire, 2 Pablo Campos.  1INTA EEA Marcos Juárez- 2INTA EEA Bordenave -  Introducción...

Indecar oficializó su alianza con VAF

Indecar oficializó su alianza con VAF

La firma de sembradoras y fertilizadoras exhibió en Agroactiva sus máquinas equipadas con monitores y dosificadores de la startup. Buenos Aires, 06 de Junio de 2024. Indecar lanzó en Agroactiva su acuerdo con la agtech VAF, startup especializada en crear dispositivos...

Vidriera #175

Vidriera #175

Unas instantáneas de ahora y de los 20 años de HorizonteA Buscando a Mañas Carlos Vidal con tractor restaurado Montaner metió gol Lisandro Galindez se pregunta, quién me mandó? Longoni en Colonia Mariano Maineri, a seguir remando! Melo y Ordóñez en Palermo Orgullo...