Presente y futuro del uso de microorganismos en asociación con el cultivo de soja

Por el Ing. Agr. Gustavo Gonzalez Anta. Profesor de microbiología de UNNOBA y UBA; presidente de Indrasa biotecnología y miembro de la Mesa de Nutrición Biológica (MNB). Sigue valiendo la pena recordar que en un gramo de suelo hay más de 10.000 millones de microorganismos, es decir, más que la población humana dentro de una […]
octubre 27, 2022

Por el Ing. Agr. Gustavo Gonzalez Anta. Profesor de microbiología de UNNOBA y UBA; presidente de Indrasa biotecnología y miembro de la Mesa de Nutrición Biológica (MNB).

Sigue valiendo la pena recordar que en un gramo de suelo hay más de 10.000 millones de microorganismos, es decir, más que la población humana dentro de una cuchara de té.

Son las leguminosas las que pueden aprovechar simbióticamente alguno de los beneficios que estos microorganismos ofrecen, como la Fijación Biológica de Nitrógeno (FBN). El Nitrógeno es un macronutriente indispensable en la vida de las plantas que se encuentra en una proporción del 79% en el aire. Son las bacterias especializadas en su fijación las que permiten dejarlas disponibles para las leguminosas como la soja aportando a su rendimiento final. La biología nos permite entender este proceso donde la llamada enzima Nitrogenasa convierte el nitrógeno molecular en dos moléculas de amoníaco que son tomadas por las plantas y que, fotosíntesis mediante, son incorporadas en la proteína del grano.

Entre la planta y la bacteria existe un diálogo en base a señales que intercambian planta y bacteria, primero para el reconocimiento entre sí, y luego para permitir el desarrollo del primordio nodular que dará como resultado final la FBN.

Algunas especies microbianas pueden aumentar entre un 26 o 27% la capacidad de fijar nitrógeno del aire e incluso, existen cepas que son más resistentes a situaciones de altas temperaturas y estrés hídrico.

“Los bioinsumos más usados en la producción sojera se formulan en base a microorganismos denominados Bradyrhizobium denominados inoculantes”

Sin embargo y afortunadamente, desde hace un tiempo y hasta el día de hoy, se han incorporado otros organismos microbianos que favorecen el desarrollo radicular. Tal es el caso de Pseudomonas, Azospirillum y Bacillus que contribuyen en el aumento del desarrollo de raíces en pos de mejorar la exploración y captura de nutrientes y agua. Los avances en el uso de productos en base a microorganismos, permiten aplicar aquellos que intervienen en la solubilización del Fósforo, otro nutriente fundamental para la vida vegetal.  

A esta paleta, se suman biofungicidas compatibles con los inoculantes que actúan en el control de patógenos de semillas. Esta vez se trata de hongos antagonistas denominados Trichodermas.

  La composición de estos consorcios microbianos aporta a la planta de soja un incremento entre el 4% y el 8% en rendimiento por la FBN y al sumarse la Trichoderma, la respuesta asciende al 7 y el 15%. Como si ello fuera poco, estos hongos tienen la capacidad de generar efectos de promoción del crecimiento y desarrollo: solubilizan fósforo y producen una hormona denominada ácido indolacético que estimulan a la expansión radicular.

Anteriormente se nombraron nutrientes como Nitrógeno y Fósforo, pero otros elementos como zinc, cobalto y molibdeno deben estar en el suelo para que la planta los pueda tomar. En estos casos, los biofertilizantes ayudan a ponerlos disponibles para el cultivo en situaciones donde pueden estar bloqueados en el suelo.

La producción de biomoléculas ya es una realidad, a través de microorganismos que las producen contribuyendo al control de los estreses bióticos y abióticos. De esta manera, se desplaza la producción de moléculas de síntesis química por la elaboración que realizan microorganismos que podrían ser – o no – modificados genéticamente.

En paralelo, otra línea de trabajo es la de selección de microorganismos más resistentes naturalmente a estreses abióticos. El cambio climático, la necesidad de capturar carbono para mitigar el efecto invernadero, el aumento de las temperaturas y la escasez de agua, nos lleva a elegir microorganismos mejores adaptados a estas nuevas situaciones reales.

Otro aporte se obtiene de la metagenómica, permitiendo estudiar genes que están dentro de las plantas. Ello arroja la posibilidad de planificar prácticas o inoculaciones con microorganismos que mejor se adapten a determinadas situaciones.

Finalmente, la transformación genética de microorganismos podría ser pensada y discutida como una nueva posibilidad de mejora y potencialidad en el uso de estos organismos.

Notas relacionadas

ESTRATEGIAS DE FERTILIZACIÓN en MAÍZ. Región pampeana

ESTRATEGIAS DE FERTILIZACIÓN en MAÍZ. Región pampeana

Por: Nicolás Rouillet1; Andrés Grasso2 y Martín Diaz-Zorita3 1Fertilizar Asociación Civil, 2 Recuperar SRL, 3F. Agronomia UNLPam Introducción El maíz es un cultivo exigente con respuesta al agregado de diferentes elementos. La nutrición de este cultivo se fundamenta...

Respuesta a la fertilización en soja

Respuesta a la fertilización en soja

Según variedad y grupo de madurez en años climáticos contrastantes Por: Ings. Agrs. (MSc) Gustavo Ferraris & Fernando Mousegne -Manejo de Cultivos INTA EEA Pergamino.- La interacción genotipo x ambiente explica la mayor parte de la variación en los rendimientos de...

Los micronutrientes cada vez son más necesarios

Los micronutrientes cada vez son más necesarios

Por. Ing. Agr. M.Sc. Luis Ventimiglia La producción agrícola extensiva anualmente se va intensificando en busca de mayores productividades. Al respecto hay muchas evidencias, sin embargo, la fertilización con macro y meso nutrientes, es aún deficitaria. Prueba de ello...

Cómo adelantarse a la acción de insectos de suelo

Cómo adelantarse a la acción de insectos de suelo

Monitoreo y control desde la presiembra, dos claves para ganar sanidad desde el inicio Adelantarse a la acción de las plagas es una clave para evitar complicaciones a veces irreversibles en el desarrollo de los cultivos.  En una conversación con Mariano Luna,  experto...

El ajuste HÍDRICO

El ajuste HÍDRICO

Tercer año consecutivo de evento “La niña”. Una frase que lo dice todo: precipitaciones escasas, heladas tardías y la necesidad de mirar el pluviómetro (o el pluviógrafo de la estación meteorológica) de manera constante, además de mirar el cielo, obviamente. Por:...

Los robots en el agro

Los robots en el agro

La introducción de la Inteligencia artificial y la robótica en el agro permiten mayor eficiencia y precisión en labores como la siembra, la pulverización, la fertilización, la cosecha y hasta el ordeñe en el tambo, asistiendo a productores grandes, medianos y chicos a...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!