buzzi

El presidente de la Federación Agraria Argentina dijo que durante el 2013 se profundizó la crisis del sector agropecuario, con un gobierno que “no toma  conciencia que el campo es parte de la solución”. Duras críticas a Norberto Yahuar y a Guillermo Moreno. Opinó sobre la llegada de Carlos Casamiquela al Ministerio de Agricultura y se refirió a los problemas internos en su entidad.

La recta final del 2014, encuentra al sector agropecuario con cambios en el Ministerio de Agricultura. Comenzó la era de Carlos Casamiquela, mientras que Norberto Yahuar ya es parte de la historia, aunque habrá muy poco para recordar de la gestión del ex ministro.

Con todos estos antecedentes, HORIZONTE A convocó a Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, para realizar un análisis de los últimos acontecimientos, pero también realizamos retroceder en el tiempo para citar los hechos más destacados del año.

Un Eduardo Buzzi, como siempre auténtico y polémico, que además dejó la puerta abierta para su desembarco en  la política. Y en ese sentido reconoció que siente mucha afinidad con el espacio que está construyendo Sergio Massa, luego de su triunfo en la Provincia de Buenos Aires en  las legislativas del pasado 27 de octubre.

El máximo referente de la entidad que representa a los pequeños y medianos productores, comenzaba la entrevista afirmando, “lo mejor que podrían hacer desde el gobierno  a esta altura del año y con estos cambios de actores es reiniciar una etapa distinta. Una etapa donde se reconozcan que hay problemas, que las practicas que hasta acá se utilizaron con respecto a la carne, el trigo, con las economías regionales, con el tema de la competitividad, con la vigencia de las retenciones, con el aumento de los costos, etc, son cosas a resolver. Nadie espera un decreto de la felicidad pero sí un reconocimiento de que hay problemas, y hay que buscar cómo resolverlos. La llegada de Jorge Capitanich y de Carlos Casamiquela, son una oportunidad para elaborar una enorme agenda de problemas que están esperando una solución”

Comentaste  que los cambios de  gabinete provocan  una oportunidad, pero ante los mismos ¿Qué expectativas existen?

Vamos por parte. Hemos transitado otro año desperdiciado para los productores, para el interior, para las finanzas del país. Desperdiciado en lo que tiene que ver con la producción, en lo que tiene que ver con la suerte de miles de productores, un año activo en lo que se refiere a asambleas y protagonismo de  la mesa de enlace. Se han hecho asambleas en todo el país, que fueron muy aceptadas por los productores porque fuimos al corazón del interior a recoger las voces de los cañeros, de los algodoneros, los yerbateros, los productores de manzanas, los agrícolas, los tamberos, los ganaderos, es decir, fue un año activo que marcó que la mesa de enlace está vigente, en representación, que tiene el respeto de la mayoría de los productores y un fuerte pedido de unidad de los productores a esa mesa como herramienta, que alguna vez actuando juntos pudo dar aquel triunfo de la 125, por lo tanto el mandato de la mayoría de los productores es mantener la unidad.

Luego el gobierno en manos de un inepto como Norberto Yahuar y de un cavernícola como Guillermo Moreno, siguió cometiendo todas las barbaridades que derivaron en un punto donde por ejemplo, tengamos escasez de trigo para abastecer el pan a la mesa de los argentinos, que estamos faenando el 47% de hembras, que se mantengan más de 100 frigoríficos cerrados, 15000 trabajadores de la industria sin empleo, que no se esté reponiendo el stock ganadero y que se siga profundizando las distorsiones entre lo que sale la materia prima en el campo y cuanto paga el consumidor. En fin, un año desperdiciado sobre todo en términos de oportunidad de que la representación agropecuaria se transforme en parte de la solución y no siga permaneciendo en el lugar del problema de este gobierno. Ellos nos colocan en el lugar del enemigo a vencer. Yo puedo entender que ellos usan esa estrategia porque necesitan enemigos para poder aglutinar una jauría de fanáticos de ellos, pero esto claramente, no trajo resultados buenos para nadie.

Ustedes han solicitado una audiencia a Carlos Casamiquela como Mesa de Enlace y también dialogaron con Jorge Capitanich en la Convención de la Unión Industrial Argentina. ¿No da la sensación que tienen que estar mendigando dialogo con el gobierno? Porque cuesta entender que Casamiquela todavía no haya respondido al pedido de audiencia y que Capitanich pida tiempo para ver si recibe o no a la dirigencia agropecuaria.

Sin ánimo de descalificar a Carlos Casamiquela me da la impresión que es un ministro a la espera de instrucciones. Creo que si la instrucción es abrir el diálogo, lo más probable es que lo haga. Lo de Jorge Capitanich, más que mendigar diálogo, creo que hay que tener sentido de la oportunidad, y la Unión Industrial Argentina  era una buena oportunidad, pero es tanto el nivel de deterioro de la relación agropecuaria con el gobierno que hay que remontar de ambos lados esta relación, sin que el diálogo signifique una derrota para el gobierno.

Se está viviendo un clima social muy tenso en muchas partes del país, por eso debemos esperar un tiempo prudencial para comenzar el diálogo, de todos modos tenemos nuestros plazos. Hemos realizado una presentación sobre la propositiva, es decir, el potencial del campo argentino, con Aapresid, con Aacrea. Ese trabajo es  una puesta en escena de las cosas que puede dar el campo argentino en términos de producción, exportación, empleo, arraigo de miles de pibes que salen de la facultad de agronomía, veterinaria, de escuelas agro técnicas y tienen como salida la terminal de ómnibus del pueblo para viajar hacia la cuidad. Ese universo de pibes debe tener la posibilidad de desarrollar el interior.

Durante este año tuviste que hacer frente a muchos  problemas internos dentro de la entidad que presidís. Fuiste reelecto una vez más, pero hubo momentos donde la pasaste muy mal.

Sí, porque hay algunos muchachos de adentro que parece que les resulta buen negocio trabajar de opositores, ya que reciben partidas de recursos, administrar una estructura cooperativa, y se auto asignan sueldos mensuales que les permiten vivir con la condición de dirigentes. Saludablemente hay disidencias y discrepancias, pero el problema principal de este año tuvo que ver con la actitud de Norberto Yahuar de meterse en las internas de la entidad, una conducta de un ministro alimentando las líneas opositoras, hasta en eso el ex Ministro de Agricultura  se transformó en un personaje para el olvido.

¿Te molesta cuando te cuestionan tantos años de reelección en  la Federación Agraria?

El estatuto de la Federación Agraria permite reelecciones indefinidas si cumplís con el 66% de los votos, y a mí no me regalaron la reelección, porque siempre hemos superado ese porcentaje, por lo tanto es legítima. Tengo mi  conciencia tranquila. No obstante 14 años es suficiente tiempo. Me tocó estar a finales de los 90, en el 2001 con la presidencia de Fernando De la Rúa, la crisis que pudo corregir Eduardo Duhalde, el tiempo de esperanza que significó Néstor Kirchner, el conflicto que significó Cristina Fernandez, en resumen, mucho camino andado.

Ese tiempo de esperanza que decís con respecto a Néstor Kirchner, te encontró en ese momento al lado de él…

No nos encontró enfrentados, nos encontró cerca, con propuestas y expectativas, pero nos alejamos en el 2006 cuando se  cierran  las exportaciones  de carnes, se va Roberto Lavagna del Ministerio de Economía  y llega Guillermo Moreno a la Secretaría de Comercio Interior y a partir de ahí empieza la etapa de desquicio, que más tarde provocó  la fractura.

Yo termino en el 2014 mi gestión en la Federación Agraria y lo más probable es que me corra de ese lugar pero con una reforma de estatuto, que implique que ningún presidente pueda estar más de 6 años para que se indique más racionalidad. Yo estuve 14 años porque el estatuto actual lo permite, pero esta bueno favorecer a la rotación de dirigentes.

¿Pensaste en algún momento involucrarte en política?

Es probable que estemos en alguna experiencia política que permita un nivel de racionalidad para recuperar un país normal, influyente, en defensa de lo que a mí me toca, que es defender a los pequeños y mediano productores, desde la trinchera que sea. Hoy no está definido donde, pero adonde vaya estaré llevando mis ideas. Por lo tanto estamos en un momento de inflexión pero con la tranquilidad de haber cumplido una tarea importante en estos 5 años, que fueron tiempos de resistencia a una etapa desquiciada de la argentina, que fue la de no poder exportar, la de no alentar la producción. Espero que el tiempo que les queda puedan corregir tantos errores hechos.

 Voy a apelar a tu memoria. Se fue Guillermo Moreno de la Secretaría de Comercio Interior. ¿Te acordas de  alguna anécdota que no se haya conocido hasta el momento  y que sea la que más recordas?

Todavía no había conflictos con el gobierno, íbamos a reuniones normales con el gobierno, con Julio de Vido, con Miguel Campos que representaba la secretaria de agricultura. Estábamos armando la Secretaria de Desarrollo Rural. Había diálogo y avances. Lo veo a Julio de Vido y le cuento que queríamos armar el Mercado de productores de Consumidores. Él me pregunta que necesitábamos para lograrlo, entonces le cuento que precisábamos espacio físico,  cadena de frio para traer la carne de cordero, de chivo, de lechones…con la logística del gobierno nosotros lo vincularíamos con las cooperativas de productores y eso directamente con los consumidores. Julio de Vido se lo pasa a Guillermo Moreno. A los 8 días me llama Moreno y me dice  “lo que menos necesitamos es  hacer esas pavadas que vos propones”. Yo le explico que la propuesta apuntaba a cambiar el paradigma de la comercialización, el mundo desarrollado junto al productor directamente con el consumidor. Moreno me dice que él necesita que yo sea proveedor de los supermercados, a mi no me interesa desmontar el poder de los supermercados.

¿Te arrepentís de las fotos que te sacaste durante la última campaña electoral con Sergio Massa?

Me saqué fotos con varios tipos, como por ejemplo Hermes Binner, Miguel del Sel, Julio Cobos, Colombi, Angel Rosas en Chaco, fueron variadas. Las de Sergio Massa estando con Carlos Reutemann en Ramallo, tuvo relevancia porque claramente se sabía que ganaría las elecciones. Debo decir con total franqueza que Sergio Massa ha convocado entre otros a Roberto Lavagna,  a Daniel Arroyo, a Miguel Peirano entre sus colaboradores, es un tema para prestarle atención, porque son  de los dirigentes que mejor gestión hicieron en la etapa del país comprendida entre 2002 y 2005.

 ¿Te sumarias a ese espacio si te convocan?

Es un espacio que con esos actores yo tengo mucha afinidad.

buzzi

 

Eduardo Buzzi en frases:

. “Hemos transitado otro año desperdiciado para los productores”.

. “Fue un 2013 muy activo y que marcó la vigencia de la Mesa de Enlace”

. “Todavía el gobierno no tomó conciencia que el campo es parte de la solución”

. “El gobierno nos coloca en el lugar del enemigo a vencer”

. “Carlos Casamiquela es un ministro a la espera de instrucciones”

. “En la Federación Agraria hay algunos muchachos  que les resulta buen negocio trabajar de opositores”

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!