Brechas de Rendimiento y el rol de los Procesos Mecanizados

Los autores: Santiago Tourn, Pedro Platz, Matilde Mur, Víctor Merani, Emiliano Ladreche, Luciano Larrieu, Daniel Ferro, Juan Manuel Vázquez y Facundo Guillino. Hace unos días presentamos MecaTech https://mecatech.com.ar/  una consultora que se basa principalmente en la generación y transferencia del conocimiento de los procesos mecanizados que ocurren en los sistemas de producción actuales. MecaTech está […]
julio 21, 2022

Los autores: Santiago Tourn, Pedro Platz, Matilde Mur, Víctor Merani, Emiliano Ladreche, Luciano Larrieu, Daniel Ferro, Juan Manuel Vázquez y Facundo Guillino.

Hace unos días presentamos MecaTech https://mecatech.com.ar/  una consultora que se basa principalmente en la generación y transferencia del conocimiento de los procesos mecanizados que ocurren en los sistemas de producción actuales. MecaTech está compuesta por profesionales y estudiantes avanzados en constante actualización que dan lo mejor de sí para lograr un objetivo común, mejorar las eficiencias de producción.

Junto con Pedro Platz, Matilde Mur, Víctor Merani, Emiliano Ladreche, Luciano Larrieu, Daniel Ferro, Juan Manuel Vázquez, Facundo Guillino, Heber Raggio, Mariano Williams y Camila Martinez damos forma a MecaTech.

Producir más y mejor

Allá por el 2015, Aramburu, Merlos, Monzón, entre otros, presentaban un análisis muy interesante sobre las brechas de rendimiento que existen en los principales cultivos de grano de Argentina. Esa brecha se compone de la diferencia entre el rendimiento medio actual de los cultivos y el rendimiento alcanzable que sea económicamente viable. Este grupo de investigadores que están en red con pares de otros países, retomó el tema y plantea que esas brechas se pueden cerrar trabajando sobre procesos, adquiriendo y usando correctamente tecnologías y utilizando insumos de manera más eficiente. En la Tabla 1 se muestra un resumen de los resultados publicados por Aramburu Merlos et al., 2015 y Monzón et al., 2022.

Tabla 1. Rendimiento medio de cultivos en Argentina, rendimiento alcanzable y económicamente viable y brecha. (adaptado de Aramburu Merlos et al 2015 y Monzón et al 2022)

Se plantea este paradigma porque está claro que para satisfacer la demanda actual y futura de alimentos, sin expansión masiva del área cultivada, va a requerir de una intensificación sustentable de los sistemas de producción de tal manera, que cada hectárea de tierra cultivada produzca cerca de su potencial, minimizando el impacto ambiental y preservando el recurso base (suelo, agua).

Bien, entonces, ¿qué impacto puede tener trabajar sobre los procesos mecanizados en la disminución de estas brechas?

A continuación se desarrollará sobre 3 temas puntuales: Fertilización, Siembra y Cosecha. No menos importantes, Pulverización, Labranzas, Poscosecha y Conservación, se puntualizarán en otros trabajos.

Fertilizadoras y Fertilización

Juan Pablo Monzón en el Simposio de Fertilidad del 2021 informó que la brecha de rendimiento se está analizando actualmente cómo brechas de nutrientes y analiza los niveles de fertilización actuales y la baja posibilidad de poder cerrar las brechas si no se utilizan más fertilizantes y/u otras estrategias de aporte de nutrientes a sistemas que en muchos casos registran balances minadores.

En un trabajo que presentamos hace un tiempo en esta revista (https://horizonteadigital.com/calidad-de-aplicacion-de-fertilizante-solido/) se caracterizó la calidad de aplicación de fertilizantes sólidos en Argentina. Esta forma de aplicar nutrientes al suelo y cultivos es la que domina y la tecnología de aplicación en un 70% de los caso es la PROYECCIÓN. En este grupo están las máquinas fertilizadoras de discos y neumáticas. ¿Pero qué tiene que ver esto con las brechas de rendimientos y nutrientes?

Mucho!

Desde el 2018 estamos generando información sobre el efecto de la calidad de aplicación de fertilizantes sólidos y el impacto sobre el rendimiento de los cultivos, los trabajos están realizados sobre maíz, trigo y actualmente se está trabajando en papa y arroz. La tendencia es similar independientemente el cultivo…a medida que aumenta el coeficiente de variación de la distribución de la dosis en el ancho de labor de la fertilizadora, el rendimiento CAE.

Para trigo se estimó una pérdida de 45 kg/ha por cada aumento en un punto de coeficiente de variación por encima de 15%. Para maíz la tendencia es similar, aunque con pendiente más negativas (aproximadamente -60 kg/ha) (Tabla 1).

Tabla 2. Rendimiento de Maíz y Trigo con diferentes calidades de aplicación de fertilizante nitrogenado.

Por lo tanto, trabajar en entender que factores afectan a la calidad de aplicación de fertilizantes sólidos y controlar más las máquinas fertilizadoras deberían ser condiciones excluyentes en un plan de cierre de brechas de rendimiento. Es así que el aumento del uso de fertilizantes tiene que ir acompañado si o si de una calidad óptima de aplicación.

Siembra

Hace tiempo que es común escuchar en eventos técnicos y científicos que gran parte del éxito de un cultivo comienza con la correcta realización de la siembra.

Sembrar bien va más allá de colocar la semilla en el surco, se debe generar una óptima dosificación y conducción de la semilla y preparación del suelo mediante las cuchillas de microlabranza para que los abresurcos puedan conformar el espacio de reposo de la semilla a una profundidad determinada e igual en todos los surcos para ser presionadas y finalmente tapadas. Reducir brechas de rendimiento también debe incluir controles de las sembradoras, un conjunto de muchas herramientas que trabajan sincronizadas por un fin común.

En cualquier cultivo una separación similar entre semillas y una profundidad uniforme aumentará las probabilidades de alcanzar el potencial de rendimiento para ese tipo y condición de ambiente y de suelo. Pero, ¿cómo estamos sembrando los principales cultivos en Argentina?

“En un relevamiento que realizamos para gran parte de la zona productiva de maíz y girasol de la Provincia de Buenos Aires, obtuvimos información que permitió poner números a lo que intuíamos”

Figura 1. Singulación (% de semillas aceptablemente sembradas -sin fallos y sin dobles) en Provincia de Buenos Aires.

Figura 2. Coeficiente de Variación del espaciamiento entre semillas (% de semillas aceptablemente sembradas -sin fallos y sin dobles) en Provincia de Buenos Aires.

El arribo de tecnologías de siembra nacionales e internacionales, preferentemente de maíz, está provocando una mejora notable en su calidad de siembra explicado mayormente por mantenimiento de los espaciamientos entre semillas. En maíz, se puede observar en las Figuras 1 y 2 que muestran dos formas de medir calidad de siembra. Singulaciones de más de 94% y coeficientes de variación menores al 22% son los que dominan en el universo de datos recolectados. Esta información a pesar de que muestra un avance en la calidad de siembra de maíz, aun existen situaciones con oportunidad de mejora.

En cambio, en girasol el panorama es un poco menos positivo, ya que se observan valores de calidad de siembra muy variables y con promedios que no se consideran aceptables, aun con la plasticidad que presenta este tipo de cultivo. La información sobre siembra de girasol es muy escasa y necesaria para poder comenzar a cerrar las brechas de rendimiento.

En la Figura 3 se presentan resultados de dos años de ensayos dónde evaluamos la interacción plasticidad del híbrido de maíz y calidad de siembra. Las conclusiones generales están orientadas a que independientemente del año, mejorar la calidad de siembra hará posible que el rendimiento potencial se exprese.

Figura 3. Rendimiento de híbridos de maíz con más y menos estrategias de compensación de disminución o aumenta de la densidad de siembra, en función de diferentes calidades de siembra expresadas como coeficiente de variación de la distancia entre plantas.

Un aspecto muy influyente y que puede colaborar fuertemente a cerrar brechas de rendimiento en los cultivos es el mantenimiento de la profundidad de siembra entre semillas.

Una pérdida de uniformidad de profundidad generará diferencias de desarrollo entre plantas vecinas y eso impactará en la competencia por los recursos y finalmente en el rendimiento”

En este aspecto la tecnología tiene un rol fundamental, ya que los sistemas de tensión del paralelogramo de las sembradoras son generalmente pocos precisos cuando se circula sobre un suelo con coberturas abundantes y/o diferentes condiciones de humedad y resistencia del suelo. Es así que la incorporación de tecnologías que permitan controlar la carga sobre el sistema regulador de profundidad de las sembradoras según la resistencia del suelo puede provocar un salto muy importante en la calidad de siembra y reducir aún mas la brecha de rendimientos. En la Figura 5 se presenta el rendimiento de maíz cuando el control de la profundidad fue correcto y cuándo hubo sobresaltos en el sistema de control de profundidad.

Figura 4. Rendimiento de maíz con diferentes niveles de contacto de las ruedas limitadoras con el suelo.

Cosecha

La eficiencia de cosecha es un punto fundamental de acción para reducir las brechas de rendimiento, la pérdidas que ocurren son directas e irrecuperables. Si es posible disminuirlas y para ello necesitamos tecnología, capacitación y control.

En la Figura 5 se muestran las pérdidas de grano en la cosecha (cola + cabezal de cosechadora) producto de relevamientos realizado por nuestro equipo de trabajo durante los años 2018 a 2022 para la región sur de Buenos Aires. Se puede observar que existen en todos los casos medidos, oportunidades de mejora de la eficiencia de cosecha. Si bien no se muestran, el 60% de los casos de las cosechadoras medidas tuvieron que ajustarse para poder reducir las pérdidas de grano, sobre este porcentaje de máquinas es que se realizó la Figura 5. El restante 40% que presentó valores de pérdidas aceptables tenían un denominador común, tecnología y capacitación.

Figura 5. Pérdidas de cosecha antes y después de ajustes de cosechadoras.

Finalmente, trayendo la pregunta del principio

¿Qué impacto puede tener trabajar sobre los procesos mecanizados en la disminución de estas brechas?

El impacto es grande, existe mucho por hacer y por mejorar. Creemos que la adopción de tecnologías robustas y probadas (de insumos y de productos), la capacitación de todos los actores que intervienen en los procesos mecanizados y el común acuerdo de producir más preservando los recursos naturales son los puntos clave a trabajar desde empresas, instituciones y gobiernos para cerrar brechas productivas y sociales.

Notas relacionadas

UPL lanzó el Gigaton Carbon Goal

UPL lanzó el Gigaton Carbon Goal

La iniciativa busca reducir el dióxido de carbono atmosférico equivalente a 1 gigatonelada para 2040. En Argentina ya hay 27 productores que suman 35.000 hectáreas trabajando por ese objetivo. Estamos ante la mayor concentración de dióxido de carbono (CO2) en el...

Un ibuprofeno para el alma

Un ibuprofeno para el alma

Admito que apenas pensé en un título para este nuevo quincho lo primero que me vino a la cabeza era un meme de Julio Iglesias con un peluquín, pero lejos está la experiencia que vivimos el martes 12 de julio de un meme del cantante preferido de mi madre. Por:...

Tecnologías para maximizar la inversión en nutrición

Tecnologías para maximizar la inversión en nutrición

Nutrien, el proveedor líder de soluciones integradas para el agro, compartió en el Congreso Aapresid 2022 su propuesta de valor diferencial para hacer más eficiente la producción. En el marco del Congreso Aapresid “A Suelo Abierto”, Nutrien Ag Solutions presentó su...

KWS reveló claves de manejo en el Congreso de Aapresid

KWS reveló claves de manejo en el Congreso de Aapresid

La compañía alemana se presentó con stand en el salón comercial y también tuvo sala-taller, “Vos Elegís”. Entre ambos puntos, KWS trató todos los temas: campaña actual y las principales discusiones de la agricultura. El trigésimo Congreso de Aapresid, “Un Congreso a...

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!