Por: Lic. Cecilia Vignau – Lic. en Administración Agropecuaria

En la mañana del 27 de noviembre de 2021 el país se estremeció ante la noticia del crimen de Lucio, ocurrido en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa. El niño de 5 años había sido brutalmente golpeado en su hogar, su cuerpo presentaba varios traumatismos y hemorragia interna. Su madre de 24 años lo había llevado en brazos hasta una comisaría cuando ya no había mucho que hacer, mintiendo varias veces a los médicos sobre lo ocurrido. La autopsia reveló que el pequeño sufría un calvario de mordeduras, quemaduras de cigarrillo y golpes frecuentes con objetos contundentes desde hacía por lo menos un año. Lucio murió por los maltratos que recibió de parte de su mamá y de otra mujer que era su conviviente. Parece ser que el nene les molestaba pero nadie entiende porqué no lo dejaron ir a vivir con su papá que estaba pidiendo la tenencia hacia bastante tiempo.

El 23 de febrero de 2003, una joven jujeña de 19 años llamada Romina Tejerina apuñalaría con una aguja de tejer a la bebe que acababa de parir en el baño de su casa, luego de ocultar el embarazo producto de una violación que nunca fue probada. Otro caso que conmocionó al país y que abrió diversas discusiones respecto del aborto. En el juicio, que el embarazo fuera no deseado se planteó como un atenuante. Pero porqué?

El 27 de noviembre de 2021 mi hija no planeada cumplió 25 años. Era demasiado joven cuando la tuve? Si. Hubo momentos en que molestó mis planes? Si, un montón. Tenía hacia su padre cierto de grado de resentimiento? Totalmente. Se me cruzó por la cabeza alguna vez ponerla en una situación de violencia que pudiera desencadenar en su muerte? No, jamás.

Por qué una madre puede cometer un acto de odio irracional y criminal contra su propia descendencia?

No dicen los libros que el instinto maternal aparecerá inmediatamente después del nacimiento del bebé y la madre experimentará sentimientos que la llevarán a actuar únicamente en pro del bienestar del niño? Y no se supone además que aparecerá incluso después de la adopción descartando que la cuestión sea puramente hormonal? La ciencia supuso durante siglos que el instinto maternal venía directamente asociado al género femenino y que todas las mujeres, madres o no, lo podíamos experimentar.

“La idea tradicional del sistema patriarcal nos plantea que nacemos programadas para exhibir comportamientos de cuidado, e incluso sabiendo cómo criar a los hijos. Bueno pues parece que no es tan así…”

Maternidad Ilegítima

Se denomina filicidio al asesinato de un hijo cometido por uno de sus progenitores. Cuando la victima es menor de una edad determinada según jurisprudencia de cada país, el crimen recibe el nombre de infanticidio.

Dentro de las estadísticas criminales de la República Argentina publicadas por el Ministerio de Seguridad no se distingue la edad de las víctimas de homicidios dolosos por lo que no podemos precisar cuál es la tasa actual de infanticidios en nuestro país.

En el año 1906 se llevó a cabo el primer censo penitenciario en Argentina con el objetivo de conocer la cantidad y las características de los individuos encarcelados. Los resultados del censo revelaron que el 28% de las mujeres, estuvieron condenadas por matar a sus hijos recién nacidos.

Entendiendo la realidad de quienes vivieron hace más de un siglo pero sin justificarla, estas mujeres eligieron el infanticidio para evitar la maternidad ilegítima. Una elección que estaba íntimamente relacionada con el temor a la deshonra y la exposición a la mirada de los otros, potenciada por habitar entornos rurales y a su vez trabajar como empleadas domésticas. La falta de contención familiar e institucional podrían haberlas acorralado a tomar decisiones que debemos entender dentro del contexto de la época. Hoy nos parece inadmisible que una mujer de a luz en el baño de su casa a la vez que nos parece aberrante que apuñale a su bebe recién nacido. Pero sigue pasando. Qué nos sucede como sociedad que no logramos ofrecerles la contención que necesitan?

En Estados Unidos, los psicólogos calculan que 1 de cada 4 madres han tenido pensamientos de matar a sus bebés. Las mujeres que sufren de depresión postparto experimentan con intensidad y de una forma incontrolada sentimientos de tristeza, desesperanza, inquietud, falta de energía, insomnio, fatiga, pérdida del apetito, inapetencia, desbordamiento, culpabilidad, ansiedad, irritabilidad, lo que la hace sentir también incapacitada para realizar sus tareas de madre. En su justa medida parece bastante normal, a quién no le paso de sentirse un poco así?

Se desconoce el porqué pero a veces este estado alterado se convierte en una patología que sí puede poner en peligro la vida del bebé. Cuán preparados están los servicios de salud para identificar a tiempo este trastorno y diferenciar entre una mama agotada y una asesina en potencia?

Medea

El Síndrome de Medea se refiere a un cuadro de síntomas que caracteriza a la madre que, en respuesta a los conflictos y al estrés que se derivan de la relación con su pareja, descarga todas sus frustraciones con agresividad hacia su descendencia. El término se originó a partir de la tragedia griega de Eurípides que relata la triste historia de la sacerdotisa Medea, esposa y madre que para castigar la traición de su esposo Jason que la abandonó por la hija del Rey de Corinto, sacrificó la vida de sus hijos.

Las mujeres que sufren es éste síndrome utilizan a sus hijos como un instrumento de poder y venganza hacia sus parejas llegando a secuestrarlos y hasta arrebatarles la vida.

Ya sea por odio, venganza o frustración, los hijos dejan de ser amados y se convierten en armas, instrumentos para dañar a otra persona. Muchos de nosotros conocemos alguna madre que interrumpe el vínculo paternal a través de denuncias infundadas o directamente desapareciendo. Mujeres que se mudan de la noche a la mañana para que el padre no los encuentre o que deliberadamente esconden a los niños en un entramado de compromisos y actividades en el que el padre nunca tiene lugar. Satisfacen su deseo de perjudicar al otro sin darse cuenta que los únicos perjudicados son los chicos que ningún tipo de responsabilidad o consciencia tienen de la situación en los que están siendo colocados. Es mucho más común de lo que pensamos…

Pero qué puede impulsar a una madre a matar a su hijo? En qué momento el amor incondicional se olvida para cometer un acto de esa magnitud? Se piensa que algunas mujeres identifican la maternidad con la feminidad, mezclando el ideal de virginidad con el mandato de ser sólo madres. Matando al hijo destruyen el vínculo de unión con su compañero. Si no fuera aberrante sonaría hasta lógico. Después de todo, ese tercero es la único que vincula a dos personas que no tienen lazos genéticos preestablecidos. En estos casos, el deseo de venganza le abre paso a una patología tan severa como compleja que puede ser tratada pero no curada.

Destruyendo el mito del instinto maternal

Existen numerosos ejemplos a lo largo de la historia, y en todo tipo de países y culturas, de madres que descuidan, maltratan, e incluso asesinan a sus hijos. Patologías psiquiátricas, cambios hormonales, trastorno psicológicos… hay bibliografía suficiente para empapelar el obelisco, escrita tratando de justificar un fenómeno que a primera vista nos resulta inexplicable.

“A los que transitamos el campo argentino nos parece aún más extraño este comportamiento de madres asesinas porque la naturaleza nos enseña todo lo contrario

Seleccionamos vacas que tienen “habilidad materna” reconociendo esa característica como algo innato del animal, un rasgo bueno que queremos heredar a su descendencia. Vemos todo el tiempo madres que adoptan terneros de otra que murió y los amamantan y cuidan como propios. Entre las aves incluso hay hembras que empollan huevos que ni siquiera son de su especie y así es como le contamos a nuestros hijos el cuento del patito feo. Cómo entender entonces que una mamá lastime a un hijo al punto de provocarle la muerte? Si bien hay casi un centenar de especies en las que las madres pueden matar a sus crías, sólo lo hacen en escenarios de recursos escasos. Un mecanismo de supervivencia.

La psicología humana aparenta ser mucho más compleja y todo parece indicar que el instinto maternal es solamente un mito.

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!