La revolución del agro de la mano de drones

Microvariabilidad y mapas de rendimientos.

 Por: Ings. Agrs. Andrés Méndez, Juan Pablo Vélez, Diego Villarroel, Fernando Scaramuzza. INTA.

¿Se viene la revolución del agro? Basados en la información de mapas de rendimiento comparados con imágenes multiespectrales montadas sobre drones, éstos nos brindan indicios de un cambio en la variabilidad de los campos y su manejo eficiente.

En la actualidad con la promoción del uso de drones como plataformas para portar cámaras multiespectrales y sacar fotografías de alta resolución, se comienza a observar que la presencia de microvariabilidad de suelos es considerable en muchos lotes, aún en aquellos en los que por métodos tradicionales de relevamiento aparentaban ser homogéneos. Esto gracias a que la tecnología se haya hecho más accesible, permite lograr que se realicen más cantidad de trabajos a menores costos, con mayor tiempo de vuelos y mayor cantidad de análisis.

Si bien el manejo de microvariabilidad aún no es una práctica habitual, se puede empezar a considerar en comparaciones simples para visualizar su importancia a futuro si se desea mejorar el manejo de los campos que tengan presencia de variabilidad. Como ejemplo cabe destacar que un punto de rendimiento puede tener un cuadrado de 11 x 10 metros (si se toman datos cada 3 segundos con el monitor de rendimiento y el cabezal es de 40 pies), mientras que un pixel de una fotografía aérea multiespectral puede estar entre 0,5 x 0,5 metros. Básicamente en vez de contar con un dato del punto de rendimiento hoy se cuentan con 440 datos de microvariabilidad, con lo cual se comienza a visualizar el nacimiento de una nueva agricultura.

Hay que pensar que normalmente se contaba con puntos de rendimiento de los cuales se creía que eran la mínima expresión cuali y cuantitativa de los cultivos, pero hoy contar con 440 datos en vez de uno, nos orienta hacia una agricultura que entra en una nueva tendencia mundial para países avanzados en esta temática.

En algunos lotes relevados se puede observar que hay un valor de microvariabilidad cercana al 50%, donde, si se la maneja correctamente se podría mejorar sustancialmente su resultado tanto económico como en rendimientos físicos de los cultivos. El resultado dependerá de cuáles son las limitantes de dicha variabilidad de suelos y como se pueden modificar para mejorar.

 

Ver PDF

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!