Los montes de eucaliptus, los álamos plateados, y el rojizo de los grateux no son solo obra de la naturaleza, es también la mano del hombre que los planta, los cuida y los ve crecer, alegrando su espíritu. A partir de esta sección Horizonte A pretende prender los faros largos para  ver más allá del paisaje. Aquí encontraran tips, consejos, novedades, tendencias, secretos, historias e información.

INVIERNO EN EL JARDIN

 paisajismo 1

Andar por los caminos rurales, apreciando los montes que dejan entrever el atardecer anaranjado en  la llanura de  la pampa chata, entre los  troncos desnudos de la vid en Mendoza, o en el reflejo de los ríos mediterráneos, indica que estamos entrando al invierno.

 

En Junio comienzan los primeros fríos y las tareas en el jardín van disminuyendo, se asoman tiempos de descanso y disfrute.

 

Ya no podemos contemplar las flores, pero podemos observar en detalle la forma de los árboles, las ramas desnudas del sauce llorón (Salix babylonica L), los tonos fuego del liquidámbar (Liquidambar styraciflua), el amarillo del Ginkgo(Ginkgo biloba), los ocres de las gramíneas en movimiento, y otras miles de maravillas.

En invierno el jardín también puede lucirse, pero necesita de nuestra ayuda, al menos un día a la semana es importante dedicarle un ratito para realizar actividades y ayudarlo a prepararse para recibir la estación más radiante, la primavera.

¡Ponte las botas, los guantes y a trabajar!

 Decálogo de tareas

Tareas en el exterior.

 1-     Con los primeros fríos, es importante cubrir las herbáceas y flores poco resistentes a bajas temperaturas. Hay telas anti-heladas que son muy recomendables, pero para salir del paso con un lienzo, lona o plástico estarán bien protegidas.

2-     Proteger las raíces con la técnica de “mulching” es importante: puede ser de chips, de paja, de pasto, de corteza, turba. Su propósito es fomentar el crecimiento de la raíz, ya que aporta calor a la tierra y mantiene la humedad.

3-     Se deben proteger las herbáceas de los fríos más intensos podándolas casi al ras, para que rebroten con fuerza en primavera. También es la época indicada para hacer una poda de formación y rejuvenecimiento de los arbustos, sin contar a aquellos que tienen una floración temprana. Se podan rosas, se la da forma a lavandas, trepadoras caducas y se las ubica en su lugar antes que broten.

¡Atención! No es bueno podar en invierno las plantas que florecen en primavera porque retarda o anula la floración. Se podan a fines de la primavera y principios del verano

4-     Aprovechar para poner tutores a las especies que ves torcidas o débiles.

5-     Se deberán pulverizar las plantas para terminar con los insectos sobrevivientes. Si bien muchos desaparecen con el frío es bueno asegurarse que estarán sanas cuando broten.

6-     Durante el invierno las plantas necesitan menos agua y abono, ya que requieren menos nutrientes para vivir. A la hora de regarlas, se deben aprovechar los momentos más cálidos del día sin mojar la planta. No es bueno realizarlo por la tarde, ya que al bajar la temperatura el agua se escarcha en la planta.

7-     Es el momento ideal para plantar ejemplares a raíz desnuda de árboles, rosales, coníferas y arbustos caducos.  Plántalo un día seco, nunca después de una lluvia, no tapes el tronco, para evitar pudriciones, es justo en la unión de la raíz y el tronco donde se localizan.

8-     Si estas pensando en instalar sistema de riego por aspersión, esta es la época, con el césped en descanso.

9-     Como la mayor parte de las plantas que están dormidas o en reposo, es buena época para hacer trasplantes.

10-  Algunas flores recomendadas para sembrar en invierno: Alhelí, amapolas,
arvejilla de olor, caléndula, claveles y clavelinas, conejitos, crisantemos,
fresias, gerbera, lupinos, pensamientos, prímulas y violetas entre otras!

 Tareas en el interior

 Es momento de abonar las plantas de interior, cambiar la tierra reemplazándola por tierra abonada con humus, turba, resaca o compost, agregándole perlita para un buen drenaje y poniendo leca en el fondo, para no tapar el drenaje.

  1. Al igual que  con los árboles y arbustos, aplica técnica de “mulching”.
  2. No exageres con el riego, pero tampoco te olvides de las especies de flor, ya que necesitan más agua que las otras.
  3. Debes retirar las hojas y flores marchitas para que toda la energía este puesta en la parte subterránea de la planta.
  4. Si las hojas están amarillas puede estar faltando hierro, aplicar fertilizantes es una buena solución.  Ojo, siempre fertiliza al aire libre y en la justa medida ya que puedes quemar las plantas.
  5. Para disminuir el impacto de la calefacción, es bueno pulverizar las hojas con agua para que no sufran, evitando pulverizar las flores porque se marchitan. Lo ideal es mantener una temperatura estable en la casa.
  6. Acercar las plantas a las ventanas para aprovechar las horas de sol. No te olvides de ir girándolas, así no se van en vicio buscando la luz.
  7. Podar los ejemplares con aspecto débil, para mejorar aspecto y fuerza.
  8. Limpiar el polvo de las hojas, que limitan el proceso de fotosíntesis.
  9. No te olvides de descansar!!

 Para podar, siempre usa herramientas bien afiladas. El corte tiene que ser por encima de las yemas y en un ángulo tal que permita que el agua escurra. Si la lastimadura es muy grande, podes  ponerle por encima la cera derretida de una velita, para proteger  la planta de los hongos que puedan formarse en la herida.

Cuando fertilices hacelo siempre afuera, con máscara y lejos de los niños, aplicando la medida justa, ya que puedes matar al ejemplar.

paisajismo 3

 

Mulching o acolchado.

Es el término utilizado en jardinería y agricultura para referirse a la cubierta protectora que se extiende sobre el suelo. Se trata de abrigarlo recurriendo a distintos materiales, orgánicos o inorgánicos, colocando una capa de entre 3 y 7 cm alrededor de la planta, cubriendo el área de las raíces. Protegiéndolo tanto de las heladas en invierno como de la evaporación de agua en verano, pero también del ataque de las malas hierbas. Además, aporta nutrientes a medida que se descompone, con lo cual mejora la calidad del suelo. Esta tarea se hace tanto en otoño como en primavera.

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!