Por Pablo AdreaniConsultor en Agronegocios

Un fuerte cambio en el patron de comercializacion de trigo.

Este año los productores enfrentaron un escenario previo y posterior a la cosecha que tuvo influencia directa en sus decisiones comerciales. Comenzando con el resultado de las PASO de agosto, pasando por el resultado de las elecciones del 27 de octubre y la asunción del nuevo gobierno el 10 de diciembre. El anuncio previo y con mucha anticipación de la suba de retenciones por parte del nuevo gobierno  fue el primer disparador de las decisiones comerciales que a consecuencia tomaron los productores. Al 11 de diciembre – prácticamente al día de la asunción – los productores ya habían vendido trigo por un total de 12,4 millones de toneladas. De este volumen de ventas totales los exportadores compraron 11,6 millones de toneladas, prácticamente todo el saldo exportable y la cosecha todavía no había llegado a su fin. La única defensa que tenían los productores de estar cubiertos contra el  futuro aumento de las retenciones – previamente anunciado por el nuevo gobierno luego del triunfo del 27 de octubre – era vender en forma anticipada su cosecha. Son los negocios conocidos como ventas “Forward” donde el productor pacta con el exportador el volumen de venta, el precio, lugar y periodo de entrega. De esta forma el productor se aseguraba el precio y esquivaba el aumento de las retenciones, que luego se produjo.

Pablo Adreani

Es la primera vez en la historia del comercio de trigo que los exportadores tienen todo el saldo exportable comprado cuando todavia no habia terminado la cosecha.  Esta situación ha tenido una fuerte influencia en el cambio del patron de comercialización de trigo que al día de hoy tiene su influencia en la tendencia actual del mercado.

En primer lugar no es normal que faltando 7 meses para el ingreso de la nueva cosecha 2020-21 los exportadores no tengan necesidad de comprar trigo disponible. Esta situación pone en el centro de la escena a los molinos que hoy es la única demanda por trigo disponible.

Abastecimiento de Trigo y Harina en el mercado interno.

La logística ha complicado la llegada a los centros de consumo tanto de trigo como de harina. Los problemas logisticos que han  generando las trabas a la libre circulación de camiones, que se dedican al transporte de trigo, harina y alimentos en general, pueden agravar aún más el abastecimiento de harina al sector panadero e industrias panificables.

Las trabas al movimiento del  transporte de camiones, que involucran al trigo, los subproductos, harina de Trigo y alimentos en general,  están complicando seriamente  la logística de aprovisionamiento hacia los principales centro  de elaboración, como la llegada del trigo a los molinos  y la harina a las panaderias e industrias de panificación,  que requieren de la materia prima para su posterior elaboración y poder llegar al abastecimiento pleno de los consumidores.

De acuerdo a la empresa Agroentregas S.A., desde el Viernes 20 de marzo, día en que comenzó a regir el aislamiento obligatorio decretado por el gobierno para combatir la pandemia mundial de coronavirus, el ingreso de camiones a los puertos agroexportadores del Gran Rosario se redujo 43%. Según datos de la empresa publicada a través de sus redes sociales, en 11 días entraron a las plantas ubicadas en los puertos del Rio Parana un total de 29,862 camiones , casi 23,000 camiones menos que los 52,658 camiones en igual lapso del año pasado.

En adición a toda la problemática ocasionada por la crisis del Coronavirus, comenzaron las  restricciones en el transporte  por parte de numerosos municipios de prohibir el paso de camiones por las rutas complicando el traslado de mercaderia agropecuaria, incluyendo el trigo, la harina, subproductos y alimentos en general.

Se recuerda que la producción y distribución de alimentos está exceptuada de la cuarentena, y para evitar contactos eventuales las fábricas han tomado algunas medidas como restringir la cantidad de cupos diarios para evitar recibir una excesiva cantidad de transportistas en los puntos de entrega y descarga.

Para clarificar la actual situación comercial del trigo y la harina, en estos momentos los exportadores no tienen trigo disponible y los molinos sí disponen del trigo para su elaboración en harinas. La cadena comercial está cumpliendo sus contratos realizados meses atrás. tanto molinos como exportadores,  para poder cumplir con los embarques comprometidos y recibir la materia prima para poder producir harina y abastecer a las panaderias en el caso de los molinos. Al cumplir los contratos de venta y embarque los exportadores garantizan el flujo de divisas que son muy necesarias en momentos como los actuales.

Analisis de Oferta y Demanda de Trigo argentino

Partimos de una producción récord de 19,5 millones de toneladas. Considerando las ventas declaradas de los Exportadores (información Dimeagro Ministerio de Agricultura) por un total de 12 millones de toneladas y la molienda de trigo estimada en 4,8 millones de toneladas, el balance neto arroja un saldo de existencias finales de 2,7 millones de toneladas. Este saldo sin vender está en poder de los productores principalmente.

Hoy la sensación es que falta trigo, pues el productor está vendiendo lo mínimo posible, conforme pase el tiempo y la situación se normalice, habrá mayor oferta de trigo disponible (estimando la misma a partir del segundo semestre)

Qué podemos esperar para la futura cosecha de Trigo 2020-21

Difícil de proyectar con tanta anticipación lo que puede pasar con los mercados  de aquí a enero del 2021, sería muy irresponsable considerando la gran cantidad de factores internos y externos que sin lugar a dudas van a tener impacto en la tendencia de los precios futuros.

Sí podemos analizar lo que ha sucedido este año y evaluar si es posible que se repitan las mismas condiciones de mercado. Partiendo de la base que es regla en los mercados de commodities que lo sucedido en una campaña es muy difícil que se repita en al campaña inmediata posterior. Pues son muchos los factores de influencia, el clima como el principal, y ahora tenemos que agregar el comportamiento en el  precio del petroleo, la recesión económica que enfrenta el mundo y las tendencias de consumo que todavía no han mostrado una linea definida. Sí sabemos que hasta el momento el precio de los commodities agrícolas no han sufrido la baja que sí se ha producido en el mercado de petroleo y en las acciones de todas las empresas que cotizan en las principales Bolsas del mundo.

Volviendo al análisis de los precios futuros probables, hoy como está mostrando el mercado de futuros en el MATBA-ROFEX, se ve difícil que el precio del trigo Enero 2021 que hoy esta cotizando a 166 u$s/ton pueda repetir los 200 u$s/ton que llegó el trigo en Enero 2020, mientras que el trigo disponible cotiza hoy a 210 u$s/ton sobre Buenos Aires, por la presión de compra de los Molinos y en los puertos de Rosario está muy cerca de los 200 u$s/ton

Sí podemos sugerir a quienes tengan que tomar la decisión de sembrar trigo 2020-21, tomen como referencia para hacer el margen bruto proyectado, el precio actual del trigo Enero 2021, que cotiza a 166 u$s/ton. Con un rinde promedio normal, si el resultado económico es viable, la sugerencia sería “siembren trigo”, y no olviden hacer ventas futuras o forward al menos por el volumen mínimo necesario para poder tener cubiertos los costos de producción. 

SUSCRIBITE!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de HORIZONTE A.

Su suscripción fue exitosa!